Nissan Magnite: el concept que anticipa al “mini Kicks”

Es un SUV o crossover chico. Debutará en la India con un motor 1.0 de 72 o 100 CV, según la versión. Competirá contra los futuros “mini” EcoSport y Renegade.

El Nissan Magnite hizo finalmente su presentación oficial. Tras algunos adelantos por parte de la marca japonesa, se mostró a cara lavada. Es un concept car que próximamente se convertirá en un modelo de producción en serie y que nadie se anima a descartar para el mercado argentino, dada las proyecciones de la industria para este nuevo segmento.

Al hablar de nuevo segmento, nos referimos al de los SUV chicos, aquellos todavía más pequeños que los que hasta ahora conocemos como SUV compactos. Para ser más claros, el Magnite es un SUV o crossover que se posicionará un escalón por debajo del Kicks y, por ende, de Ford EcoSport, Chevrolet Tracker, Jeep Renegade, Honda HR-V y otros.

No será Nissan la primera automotriz en incursionar en esta categoría. Alrededor del mundo existen varios proyectos de SUV urbanos menores a los compactos. Como el de Ford, que planea una “mini EcoSport” (ver aquí); el de Jeep, que prepara un “mini Renegade” (ver aquí); el de Chevrolet, que ya tiene listo el Groove (ver aquí); y el de Kia, que ya presentó el concept Sonet, con probable futuro en el mercado local (ver aquí).

El Magnite mide menos de 4 metros de largo porque se producirá y comercializará inicialmente en la India, país en el que los autos de ese tamaño gozan de beneficios impositivos a fin de reducir la congestión de tránsito diaria. Allí también nacieron los Renault Kwid (3,68 metros de largo) y Toyota Etios (3,77 m el hatchback), entre otros vehículos urbanos.

Su diseño muestra un estilo bastante futurista, con una enorme parrilla frontal de superficie tipo panal de abejas y marcos cromados, luces diurnas de Led en forma de boomerang, faros principales bien afilados (también con tecnología Led), techo tipo flotante, protecciones en toda la zona baja con detalles cromados, barras de techo y unas llantas de 16 pulgadas. Veremos cuánto de todo esto mantiene la versión de producción definitiva…

Nissan comunicó que el interior, del que no hay imágenes, cuenta con cámara de visión 360 grados, conexión a Internet, pantalla táctil de 8 pulgadas en el centro de la consola para el sistema de información y entretenimiento, volante multifunción, climatizador automático y control de velocidad crucero.

La oferta mecánica del prototipo, que fue desarrollado a partir de la plataforma CMF-A+ (es la del Renault Kwid, pero alargada), se compone de dos opciones: un motor naftero 1.0 litros de tres cilindros y 72 CV con caja manual, y un turbo-naftero 1.0 litros de tres cilindros y 100 CV, en este caso con transmisión CVT. La tracción es delantera en todos los casos.

Es temprano para confirmar su llegada a Sudamérica. Lo temprano, sin embargo, no quita lo posible. Si tenemos en cuenta que Nissan en Brasil se dedicará a fabricar autos compactos, el Magnite podría tener futuro en la región. El tiempo y los análisis de mercado que realice la marca japonesa lo dirán.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *