Prueba: Nueva Hyundai Tucson 2.0 A/T 4×2

Evaluamos al SUV mediano de la marca coreana, recientemente actualizado. Qué ofrece y qué le falta, y de qué forma lo afectan los nuevos impuestos.

nueva-hyundai-tucson-1

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Si buscabas una prueba a fondo de la Nueva Hyundai Tucson 2014 en Argentina, llegaste al lugar indicado.

En primer lugar te brindaremos un video introductorio sobre el actualizado SUV mediano de la marca coreana, donde te contaremos cuáles son sus principales características.

Tené en cuenta que en CarsMagazine.com.ar evaluamos la versión 2.0 Automática 4×2, cuyo precio al momento de esta publicación era de 50.600 dólares (unos $ 405.000 al cambio oficial). Ésta es apenas una de las opciones en una gama de cuatro alternativas, que también comprende variantes 4×4 desde 80.800 dólares (todos los precios y opciones, aquí). En cualquiera de sus versiones, la Nueva Tucson 2014 está afectada por los nuevos impuestos internos que rigen en Argentina.

Luego del video introductorio analizaremos al producto a fondo para identificar sus puntos destacables y mejorables. Además, te ofreceremos el cuadro de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar.

En consecuencia, a continuación encontrarás todo lo que tenés que saber de la Nueva Hyundai Tucson 2014 en Argentina. ¡No te lo pierdas!


Para destacar

  • Prestaciones y consumo
  • Desempeño en ruta
  • Confort de marcha
  • Habitabilidad trasera
  • Auxilio homogéneo
  • Diseño moderno
  • Calidad general

Para mejorar

  • Sólo doble airbag
  • Faltantes de confort
  • Visibilidad posterior
  • Cubre-cárter plástico
  • Precio por impuestos

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 179 km/h (en 5ª a 5.100 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 10,1 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 43,1 metros.
Recuperación 80-120 km/h en Dª: 9,9 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 95 km/h (5%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.

nueva-hyundai-tucson-2

CONSUMOS (*)
A 100 km/h: 7,2 litros/100 km. Régimen: 6ª a 2.250 rpm. Autonomía: 805 km.
A 130 km/h: 10,1 litros/100 km. Régimen: 6ª a 2.900 rpm. Autonomía: 552 km.
Ciclo urbano: 10,5 litros cada 100 km. Autonomía: 522 km.
Combustible: sin plomo y 91 RON como mínimo, según indicación del fabricante.
Tanque: 58 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.

nueva-hyundai-tucson-3

POR FUERA
Lanzada en Argentina en marzo pasado, la Nueva Tucson “Facelift 2014” –tal cual la denomina Hyundai– propone pequeños cambios estéticos, pero en esencia es el mismo vehículo que ya se vendía en nuestro país.

Recordemos que se trata de la segunda generación de Tucson, lanzada a nivel mundial en 2010 como sucesora de aquella primera de formato más “cuadrado”, surgida en 2005, que también se comercializó en Argentina. Fabricada en Corea del Sur, la Nueva Tucson comparte plataforma con el sedán Elantra y el hatchback i30, otros dos modelos de la marca coreana también presentes en el mercado local. En la gama de SUV de Hyundai, la Tucson es el primer escalón de la oferta, por debajo de Santa Fe y Veracruz.

En el frente, donde se mantiene intacto el “family feeling” de Hyundai, la Tucson 2014 propone ahora luces diurnas de LED, que se activan automáticamente al encender el motor. También son novedad las luces de posición de LED, que al encenderse, por defecto apagan las diurnas. Además, se mantienen distintos apliques cromados en la parte superior de la parrilla y el contorno de los faros antiniebla.

En la vista lateral se aprecia el nuevo diseño en 15 rayos (antes eran diez) de las llantas de aleación de 17 pulgadas, ahora en tonalidad gris oscuro. Asimismo, se distinguen las barras de techo, los repetidores de luz de giro en los guardabarros delanteros y las protecciones de plástico negro en los zócalos (anteriormente, también presentes en la parte inferior de las puertas).

Atrás no hay mayores modificaciones y siguen sobresaliendo las grandes ópticas (sin LED en este caso) que parten desde la tapa del baúl y se proyectan hacia el lateral del vehículo. Aquí llama la atención que no haya ningún emblema que identifique a la versión en particular (2.0 Automática 4×2). Apenas se aprecia el nombre Tucson (por la ciudad del estado de Arizona, en Estados Unidos) abajo a la izquierda del portón.

La Tucson “Facelift” 2014 mantiene inalterables las dimensiones: 4,41 metros de largo, 1,82 m de ancho y 1,66 m de alto, con una generosa distancia entre ejes de 2,69 metros. Tampoco hubo modificaciones en el despeje mínimo, de 16,5 cm; en la capacidad de vadeo, de 50 cm; ni en los ángulos de ataque (24°), ventral (17°) y salida (27°). Estas últimas medidas, en especial la del despeje, dejan en claro que no se trata de un vehículo con vocación off road más allá de que la gama incluya versiones de tracción integral (con modo “lock” pero sin reductora).

La unidad que evaluamos en CarsMagazine.com.ar estaba montada sobre neumáticos Yokohama Geolander en medida 225/60 R17. La rueda de auxilio, alojada debajo del piso del baúl, es homogénea (idéntica llanta y neumático).

nueva-hyundai-tucson-4

POR DENTRO
Así como ocurre por fuera, puertas adentro el “Facelift 2014” no propone cambios radicales. De hecho, la disposición y el formato del instrumental, la consola central y todo el conjunto de la plancha de abordo es exactamente el mismo del modelo anterior, que CarsMagazine.com.ar en noviembre de 2010 (ver aquí).

La Tucson propone un interior con materiales rígidos, aunque bien terminados y encastrados. En definitiva, no hay grandes lujos pero se aprecia la reconocida calidad de la marca coreana en todos sus productos, sin distinción de segmento. En general reinan los tonos oscuros con algún aplique en gris titanium.

El instrumental mantiene la combinación de indicadores analógicos y digitales. El velocímetro y el cuentavueltas ofrecen un formato clásico, sin una escala demasiado generosa pero con lectura funcional. Ya en lo digital, incluye medidores de combustible y temperatura del motor junto a un display para visualizar las funciones (básicas, por cierto) de la computadora de abordo, todo en iluminación azulada. Se aprecian también los grandes botones del equipo de audio y en general, de la consola central. Así, todo es muy simple de entender y de operar.

La posición de manejo presenta un punto criticable. Si bien es cómoda, con una butaca de correcta sujeción lateral que se regula generosamente en altura, la columna de dirección no ofrece reglaje en profundidad, lo que complicará a quienes conducen en posición más retrasada. También extrañamos la regulación lumbar para el conductor. Los tapizados son de tela y distintos respecto del modelo anterior.

La visibilidad presenta algunas zonas grises. Si bien es correcta en 3/4 hacia adelante y también a través de los grandes espejos exteriores, es compleja en dirección 3/4 trasera por la ancha base del pilar posterior. Allí se lamenta la falta del sensor de estacionamiento, uno de los principales faltantes en confort, entre otros que analizaremos más adelante. Al menos la luneta es de respetable tamaño, sin gran inclinación, y el quinto apoyacabeza se “esconde” en el lomo del respaldo cuando no se utiliza, lo que despeja el campo visual.

Otra de las novedades que presenta el Facelift 2014 de la Tucson es la posibilidad de reclinar, en dos posiciones, los respaldos de las plazas traseras. De esa forma se puede obtener una posición aún más cómoda para viajes largos. La habitabilidad allí sigue siendo formidable, con mucho espacio no sólo para las piernas sino también en altura. Incluso quien mida más de 1,85 metros no llegará a rozar al techo con su cabeza.

La quinta plaza es asimismo respetable, ya que el piso es bastante plano (se pueden acomodar las piernas allí) y el respaldo no es excesivamente duro (es en realidad un apoyabrazos oculto, con posavasos incluido). Lo que faltaría en las plazas traseras es una salida individual para el aire acondicionado.

La Tucson también propone cantidad y variedad de espacios portaobjetos, junto a un porta-lentes para el conductor. La guantera, en cambio, es de pequeñas dimensiones. Y aunque es algo que poco a poco va quedando en el olvido, el SUV coreano tiene bien presente a los fumadores y propone el clásico combo de encendedor y cenicero.

El baúl mantiene su capacidad de 465 litros, con la posibilidad de ampliar el volumen hasta 1.436 litros rebatiendo por completo los respaldos de los asientos traseros (puede hacerse también en proporción 1/3 o 2/3). El espacio es altamente aprovechable, con un piso bien plano (prolijamente alfombrado), una gaveta portaobjetos en uno de los laterales, ganchos para colocar una red sujetadora de carga, luz interior y toma de 12 volts. El portón es de tradicional apertura vertical y no demanda gran esfuerzo en la operatoria.

nueva-hyundai-tucson-5

AL VOLANTE
Otra de las novedades que presenta la actualización de la Tucson está debajo del capot. La motorización naftera de 2.0 litros, 4 cilindros y 16 válvulas con CVVT (sistema de sincronización variable de válvulas) modificó su configuración y si bien redujo la potencia y el torque, mantiene y hasta mejora sus prestaciones, ahora con menores consumos y emisiones.

En concreto, el motor perdió 12 caballos y ahora entrega 154 CV a 6.200 rpm (antes, 166 CV a 6.000 rpm). Además, el torque se redujo en 29 Nm y ahora es de 191 Nm a 4.700 rpm (antes, 220 Nm a 4.000 rpm). Estos valores llevarían a pensar que las prestaciones son ahora inferiores. Pero nada de eso ocurre en realidad, ya que el impulsor ofrece muy buena respuesta a partir de las 3.000 rpm, siempre en impecable sociedad con la transmisión automática de seis velocidades.

Se trata de una caja convencional (sin modo “sport” ni levas al volante), pero con suaves y rápidos pasajes, que “retiene” la marcha elegida cuando se utiliza en modo manual-secuencial y que presenta un corte automático a 6.000 rpm (con el “Facelift 2014”, otra novedad es que las versiones manuales dejan de lado la caja de 5 marchas e incorporan una de 6 velocidades).

Yendo a las cifras, en mediciones de CarsMagazine.com.ar la aceleración de “0 a 100” demandó 10,1 segundos, mientras que la recuperación de 80 a 120 km/h en Directa demoró prácticamente lo mismo, con 9,9 segundos. Sin duda, dos cifras que demuestran que las prestaciones siguen allí, intactas, incluso con un par de décimas de segundo a favor en aceleración. A la hora de los sobrepasos en la ruta, la repuesta queda entonces más que asegurada. Por su parte, la velocidad máxima que alcanzamos fue de casi 180 km/h (se obtiene en 5ª marcha).

A nivel consumos, los números son también muy razonables, ya que circulando a 130 km/h reales y constantes, demanda a razón de 10,2 litros/100 km (recordemos que en un SUV el coeficiente aerodinámico penaliza frente al de un automóvil), mientras que en circuito urbano (tránsito fluido) el promedio fue de 10,5 litros para la misma distancia. Siempre que se utilice combustible Grado 3, el impulsor naftero 2.0 cumplirá con la norma anticontaminación Euro V (en Argentina aún rige la Euro IV). Otra evolución: el tanque aumentó en dos litros su capacidad, hasta 58 litros. Lo que ya no se ofrece en la gama de la Tucson es la motorización diésel CRDi de 2.0 litros e impecables 184 CV, que probamos en el modelo anterior (ver aquí).

Con dirección eléctrica, de suave funcionamiento en la ciudad pero firme a alta velocidad, la Tucson se siente muy a gusto en autopistas o rutas, entrelazando curvas de media y alta velocidad. En virajes más cerrados o lentos, si se la exige muestra ciertas inclinaciones de la carrocería, producto de un esquema de suspensión que prioriza el confort de marcha, pero sin llegar a ser inestable o insegura. Además, el control de estabilidad (ESP) está listo para actuar al instante ante cualquier imprevisto. La insonorización es otro aspecto muy bien logrado, incluso a velocidad elevada.

nueva-hyundai-tucson-6

EQUIPAMIENTO
En seguridad, la Tucson “Facelift 2014” ofrece, de serie, el mencionado ESP, que actúa en conjunto con el control de tracción (TCS), los frenos ABS con distribución electrónica (EBD) y el control de descenso (DBC). Además, se incluyen faros antiniebla delanteros y traseros, anclajes Isofix para sillas de niños, regulación de altura de faros desde el interior, y apoyacabezas y cinturones inerciales de tres puntos de fijación para las cinco plazas.

Sin embargo, la cantidad de airbags se limita a dos (frontales, para conductor y acompañante); es decir, lo mínimo que por ley se exige hoy en Argentina, por lo que consideramos que resulta escaso en un producto de este precio y posicionamiento. Sin que esto minimice el faltante, hay que aclarar que los airbags laterales y de cortina se ofrecen como equipamiento opcional (ídem para las versiones 4×4, limitadas de serie a dos airbags). Con dotación de seis airbags, la Tucson fue calificada con 5 estrellas en seguridad por EuroNCAP y con el Top Safety Pick en Estados Unidos.

En confort, la novedad es la conectividad Bluetooth para el equipo de audio, un faltante en el modelo anterior. Más allá de eso, dispone de elementos básicos pero carece de varios otros que, nuevamente por su precio, debería incluir de serie, pero que Hyundai Argentina decidió no agregar a la dotación para evitar que el producto ingrese en la escala más alta de los nuevos impuestos internos y de ese modo, resulte aún más costoso.

Entre lo que tiene se destaca el aire acondicionado, dirección eléctrica, computadora de abordo, cierre centralizado a distancia, espejos exteriores eléctricos, alzacristales eléctricos (sólo “one touch” para el conductor en función descendente), apertura interna del tanque y equipo de audio con CD-MP3, USB, Auxiliar y iPod, controles al volante y, como anticipamos, conectividad Bluetooth. Entre lo que falta anotamos el sensor de estacionamiento, control de velocidad crucero, volante regulable en profundidad, climatizador automático, espejo interno electro-crómico, cierre automático en rodaje, tapizados de cuero, navegador satelital, cámara de retroceso o techo corredizo, entre otros.

nueva-hyundai-tucson-7

CONCLUSIÓN
Con la Hyundai Tucson estamos ante otro ejemplo de la enorme distorsión que generaron los nuevos impuestos internos aplicados en Argentina para vehículos a partir de $ 240.000 (precio final al público). Además, recordemos que por tratarse de un vehículo de producción “extrazona” (fuera del bloque Mercosur-México), recibe también una arancel proteccionista del 35 por ciento.

En el caso de las versiones 4×2, el nuevo gravamen del 30% nominal –que se traduce en un 43% efectivo– incrementó el precio en más de 10.000 dólares sobre lo que debería haber sido en condiciones normales. Y peor es el caso de las variantes 4×4, que se encarecieron más de 30.000 dólares de la noche a la mañana, y hoy quedaron posicionadas entre USD 80.800 (M/T) y USD 82.300 (A/T). En ambos casos, pero sobre todo en el segundo, está claro que es un salto producido por un impuesto que distorsiona la realidad, ya que lo que ofrecen las versiones 4×4 sobre las 4×2 no justifica semejante diferencia de valores.

A pesar de que el “impuestazo” hace cada vez más difícil analizar la relación precio-producto en los segmentos afectados, hay dos realidades indiscutibles: en primer lugar, que la Nueva Tucson 2014 es un producto de calidad, que entre otras mejoras, ahora presenta una mecánica más eficiente y rendidora; y en segundo término, que tal como le sucede a varios de sus competidores, las versiones 4×2, en un intento casi desesperado por no ingresar a la franja más elevada del impuesto (50% nominal y 100% efectivo), resignan equipamiento que en condiciones normales deberían incluir de serie.

La pregunta es si cualquiera de estos vehículos –Tucson, CR-V, RAV4, Grand Vitara, Sportage, Outlander Sport o X-Trail, por nombrar sólo a modelos de marcas orientales de un segmento mucho más amplio– realmente valen lo que cuestan tras la distorsión que generó el “impuestazo”.

Las ventas de vehículos de este segmento cayeron hasta un 80 por ciento, según marca y modelo, durante el primer trimestre de 2014 en Argentina.

Allí está la triste y lógica respuesta.

nueva-hyundai-tucson-8

nueva-hyundai-tucson-9

nueva-hyundai-tucson-10

nueva-hyundai-tucson-11

nueva-hyundai-tucson-12

Compartir:

16 comentarios en “Prueba: Nueva Hyundai Tucson 2.0 A/T 4×2

  1. agradeceria informacion para adquirir escape trasero de la tucson naf.2014 . ( recamara). ya q la rompi por mal uso.. graciasssssssss

  2. Coincidiendo con lo que dice Guillermo más arriba , es una locura pagar cerca de 400 mil por un auto vehículo que sacas todo el dia a la calle o lo estacionas en el supermercado.
    Nos gustaba la tucson, pero fuimos por la vento variant porque era a lo que podíamos llegar monetariamente.
    Y es un lujo comparada con la tucson , los detalles, la seguridad , etc. El unico defecto que le encuentro ( para la ciudad ) es el despeje al piso. Entre los baches y los reductores cuesta mas tiempo llegar a algún lugar. Me costó acostumbrarme a eso , pero sin duda la volveria a elegir.

  3. Tengo problema con el bloqueo del aire del exterior.. aunque pongo el bloqueo el aire de fuera ingresa al vehículo. Esto no me ocurría con mi carro anterior. a que se deberá?

    gracias

  4. Sres; espero que no se vayan del pais estas automotrices porque van a quedar cantidades
    de personas en la calle espero que cuando cambien estas autoridades si se las pueden llamar dejen el poder a gente mas sensata gracias

  5. Muy buena prueba!!! La verdad que es notable como mejoraron las marcas coreanas en los últimos 20 años. Este impuesto provoca desfasajes en los precios que son insólitos y realmente complican todo tipo de estimación en cuanto a precios de venta de los 0 km con respecto al precio de venta de los usados. Las ventas cayeron estrepitosamente y la producción cayo un 20%. Teóricamente este impuesto tuvo fines recaudatorios y no solamente que no lograron ese objetivo sino que reventaron la venta e industria automotriz, afectando a muchísimas personas.

  6. Excelente informe como siempre, muchas gracias! Soy un admirador de las marcas orientales, tanto de autos como de motos y los coreanos realmente asombran con la calidad de los productos que ofrecen.
    Lamentablemente, coincidiendo con Guillermo, los precios obscenos hacen que cualquiera baraje otras opciones, pues es una locura pagar eso por un vehículo 4×2. Una verdadera pena que estos SUV muy interesantes y que encajan en el uso familiar de mucha gente deban ser artículos de lujo, que no lo son.
    Muy bonita la Tucson (también la Sportage) Pôr calidad, estética y tecnología hacen que la Eco, Tracker y Duster larguen desde los boxes…

  7. me gusto la pagina, muy buenas las pruebas y los videos, todo re bien explicadoooo!! quisiera pedirles un test compelto del hyundai i10 automatico comparado con los competidores. Podrían hacerlo por favor? Graciassss!!

  8. Me parece un muy buen producto, como acostumbran los coreanos, ya sea Hyundai o Kia, que recordemos son los mismos autos con distinto logo y diseño de carrocería. Es una lastima que no traigan más la version turbodiesel que era un autentico caño. Soy usuario de una vieja Tucson que solo me ha dado satisfacciones. La cambiaria por esta nueva pero con los precios que tienen hoy estos modelos, el deseo se convirtio en un sueño. Gracias al Gobierno!!
    Saludos,
    Gas

  9. Muy linda el SUV pero…..Más de U$S 80.000 ???? por esta camioneta??? Dejate de joder… si ya cayo el 80% de la venta, en breve se cae hasta el 100%….
    Que no extrañe que las marcas como Hyundai / Kia / Mitsubishi / Subaru y todas las alemanas de alta gama levanten la comercialización de todos sus productos del país si esta situación no se revierte…. ni repuestos nos van a dejar….

  10. 80.800 dólares es un valor incoherente,en USA la nueva Subaru Forester está entre 24.000 y 28.000 dólares la de 240 hp.

    • Luis, pareciera que no estás al tanto que en Argentina rigen nuevos impuestos para los autos de más de $ 240.000 (precio al público) que generaron una terrible distorsión en el mercado automotor. Vivís en Estados Unidos pero… no leés los diarios argentinos desde ahí?
      Informate antes de opinar en el foro, así como si nada…

  11. Buena prueba Martín.
    Al margen de los efectos del impuestazo, si lo comparamos con sus alternativas en 4×2 AT, se me ocurren las siguientes:
    Kia Sportage 2.0 N AT 4×2 (166cv) (L11) $355mil
    Honda CRV 2.4 LX AT 4×2 (185cv) (SIN ESP) $382mil
    La Kia es hermana casi gemela de la Tucson, faltaría evaluar las diferencias de equipamiento.
    LA CRV tiene un motor más potente pero carece de ESP y en general es bastante amarreta en equipamiento. Pero le saca mucha ventaja en el baúl, un ítem muy importante a mi entender en este tipo de vehículo, que en definitiva es para uso familiar y utilitario. Lo mismo considero que pasa con la RAV-4, al igual que la CR-V están un paso arriba en tamaño y baúl, pero esta se fue muy arriba en precio

    Igualmente, como vos decís, ninguna vale lo que cuesta. Solo podría considerarse en versión 4×2 MT la Grand Vitara, que quedó (si hay stock) en $240mil.

    Personalmente, no me compraría ningún SUV 4×2, aunque tuviera el dinero. Prefiero ir por una Vento Variant (abajo de los $240mil), más equipada en confort y seguridad, y con mejores consumos y prestaciones y el mismo baúl. Y la diferencia me la guardo o la gasto en otro cosa.

    Saludos.

    • Gracias Guillermo una vez más por tus aportes y por expresar tu opinión y visión en cada informe o prueba de CarsMagazine.com.ar
      Un lujo tenerte a diario como lector!
      Saludos,
      M.E.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *