CarsMagazine

Renault: “La exportación es la misión y el futuro de Santa Isabel”

Diego Paulini, nuevo Director Industrial en Córdoba, planteó los objetivos de corto, mediano y largo plazo de FSI. Entrevista exclusiva con CarsMagazine.com.ar.

Por Patricia Osuna Gutiérrez

Diego Paulini, ingeniero industrial, argentino de 45 años de edad (ver más aquí), se convirtió desde el 1º de febrero pasado en el nuevo Director Industrial de Fábrica Santa Isabel (FSI) para Renault Argentina, donde se producen los modelos Alaskan, Logan, Sandero, Stepway y Kangoo, además de Frontier en alianza con Nissan. Aprovechando su flamante designación, CarsMagazine.com.ar lo entrevistó en exclusiva para conocer sus metas de corto, mediano y largo plazo, cómo analiza a la industria automotriz nacional, y qué lugar ocupar la fábrica cordobesa en el contexto regional y global de Renault. La entrevista completa, a continuación…

– ¿Cómo fue tu camino hasta llegar a este nuevo cargo?
– Comencé mi carrera en manufacturing de la industria alimenticia, en el área de ingeniería, y después pasé al área de producción. Luego de eso, desembarqué en la industria automotriz. Fui gerente del área de Montaje en Toyota y allí pasé por diferentes sectores. En 2019, tuve la oportunidad de sumarme a Renault como subdirector de Fabricación y responsable de todos los procesos productivos, desde Embutición, Soldadura, Pintura y Montaje. Y desde el mes pasado, tomé la responsabilidad como Director Industrial de Fábrica Santa Isabel (FSI).

– En lo profesional, ¿qué significa este nombramiento?
– Una gran responsabilidad. FSI es una planta que tiene muchísima historia en nuestro país y por la que han pasado muchos modelos, personas y familias. Mi principal responsabilidad es hacer que la fábrica crezca desde los productos y desde el personal, y que nuestros colaboradores se desarrollen y puedan dejar todo en la “cancha”.

– Según tu visión, ¿cómo se posiciona la industria automotriz argentina en nuestra región?
– Argentina es un polo industrial automotor de los más grandes de Sudamérica, por la cantidad de plantas que tienen las diferentes marcas. Desde la capacidad autopartista y recursos calificados, estamos muy bien posicionados. En calidad y productos que hacemos nosotros, en comparación con otras plantas que fabrican los mismos vehículos, estamos muy satisfechos. La calidad de lo que producimos es mejor que la de muchos países de Latinoamérica.

– Considerando lo que mencionás, ¿hay espacio para la mejora?
– La oportunidad de mejora es a nivel competitividad, más desde una visión de país. Tenemos menor escala respecto de México o Brasil, y eso hace que al momento de comparar costos, la Argentina todavía no tenga el nivel de competitividad que queremos. Esto nos presenta como desafío redoblar los esfuerzos en temas de competitividad, inherentes a los países que tienen grandes escalas. Compensarlos con mejoras en performance y siendo creativos en tener procesos más eficientes para la planta y lograr buenos costos.

– Desde tu nueva función, ¿cuáles son tus grandes desafíos?
– Mejorar permanentemente la calidad de lo que hacemos en la planta. Ese es el principal activo que tiene cualquier producto en la industria. Ser claramente competitivos. Y garantizar la seguridad de todos los colaboradores. Además, quiero enfocarme en lograr que esta planta fabrique productos para la Argentina y otros países. Eso también garantizará la sustentabilidad de la planta.

– ¿Qué importancia tiene la tecnología en este proceso?
– En los últimos años, la planta generó un salto muy grande en tecnología. Evolucionó y tiene distintos robots y medios
. El perfil de las personas que tenemos es de alto nivel de Seniority en materia de robotización y automatismo. La mayor cantidad de robots están en los procesos de soldadura, donde hay técnicos responsables y personal de ingeniería idóneo que garantizan su correcto funcionamiento.

– En la industria automotriz se trabaja sobre el concepto 4.0, enfocado en interconectividad, automatización y datos en tiempo real. ¿Cómo está posicionado hoy Renault Argentina en ese sentido?
– Desde FSI impulsamos fuertemente la industria 4.0. Logramos mejoras en procesos y performance de la planta, focalizadas principalmente en el trabajo de los colaboradores en tareas de valor agregado.
La tecnología facilita el acceso a la información de los supervisores, para que hagan una mejor gestión del piso de planta. Con la plataforma Jefe de Unidad Conectados (JUC) y desde una Tablet, toda la información está online sobre qué está pasando en los procesos que se supervisan. Y si hay una anomalía o algún colaborador tiene un problema, se toman decisiones para que la producción salga bien hecha en la primera vez.

– Este año, FSI proyecta un incremento del 65% en su producción. ¿Habrá cambios o incremento de personal para llegar a esa meta?
– Claramente este incremento de producción tendrá un impacto positivo en todo lo que circunda a FSI.
Tenemos como desafío aumentar la capacidad de producción y eso demandará más fuentes de trabajo, tanto en la planta como en los proveedores, porque tienen que acompañar el crecimiento. Este año, la producción desde Fábrica Santa Isabel representará el 90% de lo que Renault venderá en la Argentina. Entonces, el rol que tiene la planta para el comercio local será muy relevante y vamos a honrar ese compromiso.

– ¿Ya se conoce la cantidad de nuevo personal que debería contratarse?
– No aún, porque dependerá del tipo de modelo que implementemos
. Es una planta con alta flexibilidad, donde fabricamos Sandero, Logan, Stepway, Kangoo y las dos pickups. Según cómo sea el mix de producción, será la cantidad de personas que tendremos que incorporar. Para la primera expansión en 2021 incorporamos 150 personas.

– Hoy por hoy, ¿en cuántos turnos trabaja FSI y cuántas unidades producirá este año?
– Hoy en Fábrica Santa Isabel se trabaja en dos turnos en la línea de Embutición, de Soldadura donde hacemos las pickups y los vehículos de pasajeros, y en la línea de pintura. Luego de eso, se diverge en las dos líneas de montaje (pasajeros por un lado, pickups por otro), donde se trabaja a un turno en cada una. Este año tenemos la perspectiva de producir 80 mil unidades. A nivel mix, será un 70% entre Kangoo y Logan-Sandero-Stepway, y un 30% en pickups.

– Pablo Sibilla, Director General de Renault Argentina, anunció a fines de 2021 que FSI producirá una nueva plataforma para el mercado de exportación y también local (ver aquí). ¿Cómo marcha ese proyecto y qué plazos se manejan?
– No puedo dar información precisa, pero claramente la exportación es la misión y el futuro de esta planta, pensar en un nuevo modelo de exportación. Trabajamos fuertemente para lograr que eso pase de ser una idea a algo concreto. En esa línea de trabajo, buscamos satisfacer todas las necesidades que nos presenta el Grupo Renault para tener un producto así en la Argentina.

– Pasando a otro ámbito de FSI, ¿cómo encaran los desafíos de diversidad e inclusión?
– Dentro del comité de dirección de Renault Argentina, son temáticas que tratamos a diario y tenemos acciones concretas para mejorar y evolucionar. Y está muy sincronizado con la estrategia que tiene el Grupo Renault a nivel mundial. En cada oportunidad que tenemos de contratación, tratamos de incrementar el porcentaje de mujeres, porque tenemos muy buen resultado con la performance del género femenino en tareas de producción y administrativas. Hay personal femenino en todas las áreas de FSI. Y trabajamos el Plan de Sucesión, buscando cómo enriquecernos a nivel gerencial con mayor porcentaje de mujeres dentro del equipo de gerentes. Hay 1.250 empleados en la planta y 250 administrativos, con una representación de mujeres del 10% y de 20 a 25%, respectivamente.

¿Cómo interactúa FSI con el Instituto Renault?
– Esta dentro de nuestro predio y este año cumple 60 años. Es un orgullo y nos da la posibilidad de ayudar a la comunidad desde el punto de vista de formación y económico. Del Instituto Renault egresan 100 personas por año. Actualmente, implementamos las prácticas en la fábrica de los chicos de los últimos años. Ha sido una excelente experiencia, vienen con mucho entusiasmo y avidez por la tecnología, y generan un impacto muy positivo en la fábrica con sus ideas disruptivas, que nos sacan del estándar y desafían aún más a implementar cosas que ellos nos traen.

– Habitualmente, ¿cómo es un día de tu trabajo?
– Arranco muy temprano, entre las 6:30 y 7 de la mañana, porque el ritmo de la fábrica es así. Me gusta pasar un tiempo en el piso de planta y sentir el ritmo de la planta. Tengo vínculos con el comercio, que nos va mostrando las necesidades de los clientes de Renault y la manera de acompañar el ritmo de la demanda con el de la fabricación. Y dedico tiempo al coaching de mi equipo y a la estrategia, al futuro. Hay que pensar en el corto plazo pero también en qué ocurrirá en los años venideros, y prepararse para ello.

– Finalmente, ¿cómo está compuesta tu familia y de qué manera te acompaña en esta nueva etapa?
– Estoy casado y tengo dos hijos, de 9 y 12 años. Me apoyan bien de cerca. Cuando decidimos mudarnos de Buenos Aires a Córdoba porque surgió esta oportunidad, siempre estuvieron muy dispuestos a acompañarme en este proceso. Estamos muy felices de vivir en Córdoba, es una muy linda provincia y mi familia se ha adaptado muy bien. Estoy muy orgulloso de mis compañeros de la vida.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *