CarsMagazine

“Renault fabricará una nueva plataforma en Argentina”

Lo anunció Pablo Sibilla, presidente de la filial local. Aunque no se reveló el modelo, permitirá fortalecer el perfil exportador. Entrevista de CarsMagazine.

Por Patricia Osuna Gutiérrez
Entrevista: Martín Egozcue y P.O.G.

Renault buscará fortalecer su perfil exportador en los próximos años en la Argentina, en el marco de un proyecto que incluye la producción de un nuevo modelo, aún no develado, basado en una flamante plataforma, que implicará una inversión en la fábrica de Santa Isabel, Córdoba. Ese fue el principal mensaje de la marca francesa durante la reunión de concesionarios y periodistas de fin de año, en la que se expusieron los logros de 2021, los proyectos de 2022 y la planificación del futuro cercano. Y en ese marco, Pablo Sibilla, Presidente y CEO de Renault Argentina, brindó una entrevista exclusiva a CarsMagazine.com.ar.

– Durante la presentación, anunciaron que Renault Argentina transitará tres etapas en los próximos años. ¿Qué implica cada una de ellas?
– Sí, vamos a pasar de volumen a valor, y de cantidad a calidad. La primera etapa, de Resurrección, va de 2020 a 2023, con base en la calidad de las ventas, para lograr rentabilidad y la satisfacción del cliente. La segunda, de Renovación, va de 2023 a 2025 e incluye un nuevo line-up de productos y nuevas plataformas. Acá tendrá mucha importancia la planta de Santa Isabel y la reciente visita de nuestro CEO global, Luca de Meo. Ya a partir de 2025, arrancará la etapa de Revolución, en la que brindaremos nuevos servicios de movilidad. Allí es cuando una parte de la compañía se convertirá, más fuertemente, en una empresa tecnológica. Con esto, hablamos de nuevos negocios.

– ¿Qué impacto tuvo la reciente visita de Luca de Meo a Santa Isabel?
– El CEO global de Renault había brindado una directiva muy clara a todos los países: trabajar sobre dos ejes, la satisfacción del cliente y la rentabilidad. En enero de 2020 llegué a la compañía y junto con el equipo de Dirección ya trabajábamos en esto. Nuestras prioridades fueron la satisfacción del cliente y posicionar a la filial local más sólidamente, porque cualquier compañía sin rentabilidad no tiene futuro, no atrae inversiones de su casa matriz. Durante su visita, le mostramos a Luca de Meo resultados de rentabilidad y de satisfacción del cliente muy buenos. Además, al recorrer la fábrica observó los niveles de calidad con que trabajamos, y afirmó que le gustaría que utilicen a la Argentina como un benchmark (punto de referencia) y se compartan esas buenas prácticas con otras fábricas del Grupo Renault. A ese nivel está la planta de Santa Isabel.

– ¿Hablaron de otros temas relacionados con el futuro de Renault Argentina?
– Sí, hablamos de renovación, de buenas prácticas, de nuevos vehículos, de esta identidad de marca. Así, la Argentina fabricará una nueva plataforma de exportación, que pensamos con dos tercios de producción para exportación y un tercio para el mercado local. Este nuevo modelo será un paso muy importante para nosotros y nos ayudará en la estrategia que ya venimos trabajando. Porque en esa línea y por otro lado, con el Kangoo hoy fabricado en Santa Isabel aumentaremos de manera importante las exportaciones a nuestros exigentes mercados de Colombia y México. Y desde 2022, agregaremos otros mercados que no están en el continente americano. Si todo funciona bien, esto ocurrirá en el segundo semestre del próximo año. Para ello estamos cerrando temas de homologaciones, por eso aún no anunciamos esos mercados. La Argentina es un pilar central dentro de la estrategia del Grupo Renault.

– En la oferta de Renault Argentina, por lo pronto en 2022, ¿habrá más productos argentinos que de otros orígenes?
Es algo coyuntural, no es una estrategia de largo plazo. Dentro del contexto actual, tenemos en la Argentina una ventaja respecto de otras marcas: fabricamos seis carrocerías para la marca Renault y una para la marca Nissan. Y eso, en este contexto, nos da como beneficio ofrecer a los clientes muchos productos fabricados en el país. Es algo muy bueno. Y en paralelo, trabajamos en reforzar el proyecto de exportación de largo plazo. No pensamos algo puntual por dos o tres años, sino realmente desarrollar una estrategia de plataforma de exportación desde la Argentina que perdure en el tiempo. Hablamos ya para la etapa desde 2025.

– El proyecto exportador con la nueva plataforma en Santa Isabel, ¿tiene una fecha prevista de inicio?
– La plataforma será una misma para toda América Latina
y de ahí saldrán diferentes productos derivados. Cuando hagamos el anuncio, probablemente será en bloque desde la región, porque habrá más de un producto ligado a esa nueva plataforma, y uno de esos modelos se fabricará en Córdoba. Aún no puedo decir el tipo de carrocería que tendrá ese producto en Santa Isabel. Y acerca de las inversiones, cuando llegue el momento, se harán los anuncios para América Latina.

– En este contexto, ¿se produjeron cambios en Santa Isabel?
– Hoy tenemos la línea de vehículos particulares, con Logan, Sandero, Stepway y Kangoo (versiones furgón y pasajero); y la línea de pickups (para Alaskan y Frontier). En la línea de vehículos particulares, estamos en un turno y medio y pasaríamos a dos si aumentamos exportación de Kangoo. En paralelo, estamos analizando con nuestros socios de Nissan si pasamos a un turno y medio o dos la línea de pickups, porque de las dos marcas se está vendiendo muy bien. En septiembre pasado contratamos 150 personas. Cuando se confirmen las oportunidades de exportación, contrataremos más personal. Estimo que la fecha será hacia mayo próximo. Y si el mercado nacional aumenta, podremos vender más autos acá.

– ¿Hubo problemas de falta de componentes en la fábrica?
– Hay un contexto mundial de falta de componentes, aunque la Argentina se ha preservado bastante. En Santa Isabel quisimos pasar antes al turno y medio y no pudimos hacerlo porque no estaban los componentes. La gente de logística hace milagros. La fábrica en Brasil estuvo cinco semanas detenida y Renault perderá en el mundo las ventas de 300.000 autos. El año 2021 es para administrar lo poco que hay de vehículos disponibles.

– Hoy por hoy, ¿cómo se presenta la balanza comercial de Renault en el país?
– Al haber restricciones para importar producto, uno tiene que elegir cuál traer. Entonces, decidimos temporariamente suspender la comercialización de Kwid. Es una pena porque los clientes lo adoran y el modelo tiene el 50% de su segmento. Lo hacemos porque en la Argentina podemos sustituirlo por el Sandero de producción local, un auto más grande y de mayores prestaciones, con una diferencia de precio de sólo el 2%, que hasta la podemos financiar por plan de ahorro. Esta decisión nos permite liberar cupo de importación para otros modelos de los cuales no tenemos un equivalente de producción nacional, como Duster o Master. Pero cuando tengamos un volumen de exportación mayor, volveremos a retomar la importación, sin ningún problema.

– ¿Cómo cerrará el mercado este año y cómo proyectan 2022?
– En 2021 la industria terminará con un mercado total de 360.000 unidades. Allí, Renault tendrá un market share del 10%, con una producción de 50.000 autos (20.000 para Nissan y 30.000 para Renault). En 2022, el mercado será de 400 a 410 mil unidades, y esperamos una participación de Renault del 11%, con una previsión de fabricar 70.000 autos (20.000 para Nissan y 50.000 para Renault) sin contar ahí aún las nuevas oportunidades de exportación que esperamos.

– Para cerrar, desde su visión de presidente de Renault Argentina, ¿cuáles han sido los principales logros de sus dos años en el cargo?
Sin duda, haber destrabado el lanzamiento de la pickup Alaskan, un proyecto que estaba más muerto que vivo, que hoy cumple un año de comercialización. Ya se vendieron más de 3.500 unidades y el último mes se ubicó en el segundo lugar dentro de Plan Rombo, una unidad de negocio histórica en la Argentina. Otro logro fue haber puesto de pie a la filial en cuanto a rentabilidad, lo que nos conecta con lo que sería el tercer logro: cambiar el perfil de Renault Argentina a una empresa más exportadora. Esta tercera meta nos dará mucho trabajo, pero la reciente visita del CEO global nos demuestra que vamos por el buen camino…

Luca de Meo, CEO global de Renault, visitó Santa Isabel y Pablo Sibilla, presidente de Renault Argentina, le mostró parte de la historia de la marca en el país.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *