Así es el nuevo Renault Captur que llegará a la Argentina

El rediseño del SUV compacto se develó en Rusia. Además del diseño, renueva la plataforma, la configuración de la suspensión, la dirección y la motorización.

Renault presentó el rediseño del Captur en Rusia, donde se denomina Kaptur, y así tenemos el adelanto de la versión regional, que será muy similar. El SUV compacto se sometió a retoques estéticos, mecánicos y de equipamiento para mantenerse vigente en un segmento cada vez más popular.

El nuevo Renault Captur (Kaptur, en realidad) está desarrollado a partir de una versión actualizada de la plataforma B0. Es la misma arquitectura que utilizaba hasta acá (se basó originalmente en la Duster), pero aparentemente es más rígida. No hay más detalles sobre las diferencias entre la vieja y la renovada B0.

A partir de este restyling, el modelo en cuestión tendrá cierta familiaridad con el Arkana (ver aquí), un SUV con forma de coupé que tiene chances de llegar a la Argentina para posicionarse entre el Captur y el Koleos.

Con el Arkana, de hecho, el nuevo Captur compartirá el motor turbo-naftero 1.3 litros de 150 CV desarrollado junto a Mercedes-Benz. En este caso, se combinará con una transmisión automática CVT X-Tronic y ofrecerá tracción delantera o integral, según la versión. El detalle: el par se distribuirá mediante un embrague multidisco de la firma GKN, como en el SUV coupé.

De esta manera, se retirará definitivamente de la oferta del Captur ruso el viejo motor naftero 2.0 litros de 143 CV que hoy por hoy ofrece en Sudamérica. Es probable que el modelo regional presente el mismo cambio. El que seguirá es el naftero 1.6 litros de 110 CV para las versiones más accesibles.

El SUV ruso tiene 20,5 cm de altura libre del suelo y ángulos de entrada y salida de 23 y 31 grados, respectivamente. Es uno de los modelos con mejores capacidades off-road del segmento. De hecho, la versión 4×4 puede bloquear la distribución del par en un 50 por ciento para cada eje a velocidades de hasta 80 km/h. En modo automático, reparte la fuerza según la situación.

Para su uso en asfalto, Renault promete un aumento de confort gracias a la incorporación de un nuevo bastidor y de amortiguadores recalibrados. Además, ahora viene con dirección eléctrica en lugar de electrohidráulica y con un sistema progresivo. La marca dice que su respuesta es más rápida que en el modelo anterior (el actual, para la Argentina).

En términos de equipamiento, suma a partir de ahora dirección ajustable en altura y profundidad, calefacción para todos los asientos y el volante, acabados con mejores materiales, cámara de visión 360, sistema de sonido Bose, doble entrada USB en las plazas traseras, monitor de punto ciego y pantalla táctil central de 8 pulgadas con navegador satelital y central multimedia Easy Link.

La seguridad no fue mejorada y mantiene los cuatro airbags que ofrecía hasta ahora, a diferencia del Arkana y del Captur europeo, que ofrecen seis bolsas de aire. Renault considera que recibirá cuatro estrellas en los crash test de ARCAP, la división rusa de Global NCAP.

Medios de Brasil aseguran que el nuevo Renault Captur comenzará a producirse en São José dos Pinhais (Paraná) en el transcurso del primer semestre de 2021. Así las cosas, no sería descabellado imaginar que en algún momento del próximo año, segundo semestre tal vez, llegará a los concesionarios locales.

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *