CarsMagazine

Prueba: Fiat Bravo 1.4 MultiAir Dynamic

Fiat Bravo Argentina
Exigido, el Bravo exhibe su dinámica orientada a la deportividad.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar

Como te prometimos días atrás (ver aquí), llegó el momento de analizar al Fiat Bravo, el hatchback mediano que la marca italiana lanzó en Argentina sobre fines de 2012 para pelear en la franja más alta del segmento, frente a rivales como Peugeot 308, Citroën C4, Chevrolet Cruze, Ford Focus y Renault Mégane, entre otros.

Luego de probarlo durante una semana y de recorrer cerca de 900 kilómetros entre ciudad, autopista y ruta, CarsMagazine descubrió los puntos a favor y también mejorables del producto, y a continuación te contaremos todo lo que tenés que saber sobre el Fiat Bravo en Argentina…

Sucesor del Stilo, el Bravo se lanzó en Europa en 2007, pero recién un lustro después comenzó a venderse en Argentina, en octubre de 2012. Tras varios análisis, Fiat decidió comercializar la versión fabricada en Italia, en la planta de Cassino, en lugar del modelo de origen brasileño, que se produce en Betim. La intención, al parecer, fue asegurarse que el Bravo llegara al país en condiciones de pelear en lo más alto del segmento en que compite.

fiat-bravo-prueba-2
De “0 a 100” en 9,5 segundos, según nuestro infalible GTechPro.

La gama del Bravo en Argentina comprende dos versiones. La naftera 1.4 MultiAir de 140 caballos, que fue la probada por CarsMagazine, y la diesel 1.6 MultiJet de 120 CV. En ambos casos, la transmisión es manual de 6 velocidades y el único nivel de equipamiento disponible de serie es el denominado Dynamic.

Además, Fiat Auto Argentina propone una serie de opcionales individuales y hasta un paquete Sport para que cada cliente configure su unidad casi en forma personalizada, aunque esto último implica también una mayor demora en la entrega.

fiat-bravo-prueba-3
Si perdemos la trayectoria, el ESP se encargará de corregirnos…

La versión 1.4 MultiAir tiene un precio base, vigente a abril de 2013, de $ 155.000, mientras que el 1.6 MultiJet se posiciona a $ 162.000. La unidad que evaluamos disponía de dos opcionales –llantas de 17 pulgadas y conectividad Blue&Me–, que elevaban su valor final a $ 160.300.

La garantía que respalda al Fiat Bravo en Argentina es de 3 años o 100.000 kilómetros. Las opciones de colores son nueve y la unidad que probamos correspondía al llamado “Azul Soñado”.

fiat-bravo-prueba-4
¿Punto? ¿Línea? El “family feeling” de Fiat, plasmado en el Bravo.

POR FUERA
El diseño del Bravo es, a nuestro juicio, uno de sus grandes atractivos. Con su ADN italiano fuertemente plasmado, propone una atractiva combinación de deportividad, modernidad y hasta elegancia. Todo ello, sin apartarse del ya conocido “family feeling” de Fiat, que lo “hermana” con cualquier otro modelo de la marca.

“Se parece a un Punto pero más grande…”, nos dijeron varios de quienes se acercaron a apreciar el Bravo durante la semana en que lo probamos. “De frente tiene la ‘cara’ del Línea”, observaron otros. “Las ópticas traseras tienen un aire a Alfa Romeo”, señaló uno con el ojo más entrenado. Así, diseñado por el Centro Stile Fiat, el Bravo es sin duda uno de los hatchback más atractivos que hoy integran el segmento mediano en Argentina.

fiat-bravo-prueba-5
Nos gustó la parte trasera. Ópticas redondas, al estilo Alfa Romeo.

En dimensiones, el Bravo acusa 4,34 metros de largo, 1,79 m de ancho y 1,50 m de alto, con una distancia entre ejes de 2,60 metros. De serie se ofrece con llantas de 16 pulgadas, pero como apuntamos, nuestra unidad de prueba disponía del opcional de 17”, con neumáticos Continental en medida 225/45 R17.

La rueda de auxilio, de la misma marca, se presenta en 205/55 R16 y en llanta de chapa. Es decir, de la medida en que se ofrecen de serie las cuatro montadas. Si bien queda en disonancia con el rodado de 17” (ante un pinchazo, utilizarlo el menor tiempo posible), el auxilio no es de esos odiados temporales que en algunos casos parecen de motocicleta.

POR DENTRO
Los materiales y las terminaciones del Bravo denotan que se trata de un producto europeo. Desde luego, no estamos ante un Premium ni mucho menos. Pero ciertos acabados en materiales “soft touch”, como en la parte central de la plancha de abordo, y de agradable sensación como en la parte superior de las contrapuertas, marcan la pauta de aquello.

El instrumental es mayormente analógico, claro en su lectura y de cierto estilo deportivo. Los comandos están en general al alcance del conductor, aunque llama la atención la posición de las teclas de luces antiniebla, sobre la derecha del equipo de audio.

Con doble regulación de la columna de dirección (altura y profundidad) y de la butaca en altura, la posición al volante se encuentra fácilmente. La visibilidad es bastante compleja en visión de 3/4 hacia atrás, dado que el pilar C (el trasero) es extremadamente ancho en su base. El sensor de estacionamiento es importante a la hora de maniobras ajustadas.

fiat-bravo-prueba-6
El Fiat Bravo que llega a la Argentina se fabrica en Cassino, Italia.

En las plazas traseras hay aceptable espacio para dos adultos. La altura del techo allí no es tan reducida como en algunos de sus rivales. Quien mida hasta 1,78 metros viajará cómodo en ese sentido y no tendrá problemas para acomodar las piernas, siempre que el conductor sea de una estatura similar. En la plaza trasera central, que dispone de cinturón inercial de tres puntos y su respectivo apoyacabeza, sólo podrá viajar un niño por el escaso espacio en anchura y para las piernas.

El baúl del Bravo ofrece 400 litros, una capacidad más que razonable para un hatchback mediano, que puede ampliarse hasta 1.175 litros rebatiendo los asientos traseros (permite hacerlo en proporción 1/3 – 2/3).

fiat-bravo-prueba-7
El 1.4 MultiAir de 140 CV, un motor elástico, eficiente y económico.

AL VOLANTE
“Motor 2 litros, ¿verdad?”, nos preguntó más de uno entre quienes se acercaron a curiosear el Bravo en estaciones de servicio, garajes y lavaderos durante la semana que lo tuvimos a cargo. “¿Tan chico y tan potente?”, respondían cuando les advertíamos que se trataba de un impulsor MultiAir que con sólo 1.4 litros entregaba nada menos que 140 caballos.

El secreto bajo el capot está en la tecnología MultiAir, una gran evolución para impulsores nafteros que desarrolló la división Fiat Powertrain Technologies. Para explicarlo con simpleza, se trata de un sistema electro-hidráulico de control de válvulas de admisión que permite incrementar la potencia (10%) y el torque (15%) respecto de un motor tradicional de la misma cilindrada; y que además, posibilita una reducción del consumo y las emisiones en torno al 10%, siempre frente a un impulsor del mismo tamaño.

Dicho de otra forma, el MultiAir de 1.4 litros empuja como un motor de 2.0 litros, y acoplado a la caja manual de 6 velocidades del Bravo entrega prestaciones muy respetables, con más de 200 km/h de velocidad máxima, menos de 10 segundos para el “0 a 100” y muy rápidas recuperaciones (ver valores completos más abajo, en “Prestaciones”). Recordemos que se trata de un motor con turbo de geometría variable, intercooler e inyección electrónica multipunto.

Otra de las claves del MultiAir es su generoso torque, de 230 Nm, disponible desde apenas 1.750 rpm. Así se explica por qué el Bravo sale casi disparado cuando se lo “pisa” en 2ª o incluso en 3ª marcha, con un funcionamiento muy elástico y al mismo tiempo, silencioso.

fiat-bravo-prueba-8
Con agradables materiales, se nota que está fabricado en Europa.

Cumplidor de la norma anticontaminación Euro V (en Argentina aún rige la Euro IV), el 1.4 MultiAir demanda nafta de Grado 3 (es decir, Premium), de acuerdo a la advertencia del fabricante. Con el sistema “Start & Stop”, que detiene el motor en los semáforos (se enciende al presionar el embrague y si el conductor lo desea, puede desactivarse), el Bravo MultiAir gasta menos combustible que un motor estándar de 2 litros (ver “Consumos”) y ofrece gran autonomía gracias a su tanque de 58 litros.

En la ciudad, el Bravo muestra un aceptable confort de marcha a pesar de los neumáticos de perfil “45” de la unidad que probamos. Pero hay que tener cuidado en lomos y cunetas, ya que toca con facilidad debajo la trompa (su voladizo delantero es grande). A su vez, ese perfil bajo del rodado, sumado a un esquema de suspensión orientado a la deportividad, le confiere al Bravo gran aplomo en ruta a elevada velocidad y muy buena tenida en curvas de media y baja marcha. Pocos rolidos (inclinaciones de carrocería), una tendencia bastante neutra y el ESP listo para actuar ante cualquier exceso del conductor.

La dirección con asistencia eléctrica “Dual Drive” es un placer porque propone un modo de utilización, denominado “City”, que la hace bien blanda para el tránsito intenso y las maniobras de estacionamiento. Según Fiat, es 60% más suave que una dirección hidráulica convencional. La diferencia se nota, sin duda. Para activar y desactivar esa función sólo hay que presionar un botón en la consola central.

Por último, otro punto sobresaliente del Bravo es su insonorización, muy bien lograda tanto en filtración del ruido del motor como del viento y del rodamiento de los neumáticos.

fiat-bravo-prueba-9
Llantas de 17” (opcional); sólo admite combustible de 97 octanos.

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 204 km/h (dato de fábrica)
Aceleración 0-100 km/h: 9,5 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 38,3 metros.
Recuperación 80-120 km/h en 4ª: 9,1 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 5ª: 11,4 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 6ª: 14,6 segundos.
Error de velocímetro: a 130 km/h reales, marca 123 km/h (diferencia: 5,4%).
(*) Mediciones de CarsMagazine con instrumental GtechPro.

fiat-bravo-prueba-10
Correcta posición de manejo y con butaca de agradable diseño.

CONSUMOS (*)
A 100 km/h: 6,3 litros/100 km. Régimen: 6ª a 2.250 rpm. Autonomía: 920 km.
A 130 km/h: 8,4 litros/100 km. Régimen: 6ª a 2.900 rpm. Autonomía: 690 km.
Ciclo urbano: de 9,5 a 10,5 litros cada 100 km. Autonomía: de 552 a 610 km.
Combustible: 97 RON como mínimo, según recomendación del fabricante.
Tanque: 58 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.

fiat-bravo-prueba-11
Conectividad Blue&Me, otro opcional que incluía “nuestro” Bravo.

SEGURIDAD
La dotación de serie consiste en frenos ABS con repartidor electrónico (EBD) y discos en las cuatro ruedas; doble airbag frontal, programa electrónico de estabilidad (ESP) y anclajes Isofix para sillas infantiles. También dispone de asistente al arranque en pendiente (Hill Holder) y de faros antiniebla delanteros con función “cornering”, que se encienden al doblar en curvas cerradas. Desde luego, contempla 5 apoyacabezas y 5 cinturones inerciales de tres puntos.

Como opcionales, el Bravo ofrece la posibilidad de dotarlo con airbags laterales, a cambio de $ 1.200. No es una cifra exagerada y desde CarsMagazine recomendamos incorporar dicho equipamiento, aunque creemos que por el precio base del producto ya debería estar incluído como dotación de serie.

El listado de opcionales también contempla airbag de rodilla para el conductor ($ 1.500) y faros de Xenón con lavafaros ($ 6.500).

fiat-bravo-prueba-12
Atrás hay espacio para dos adultos, aunque sin son muy altos…

CONFORT
Lo más sobresaliente, siempre de serie, es el climatizador bizona, la dirección con asistencia eléctrica, control de velocidad crucero, sensor de estacionamiento trasero y computadora de abordo, entre otros.

El equipo de audio reproduce CD-MP3 y se opera desde controles en el volante. Pero no ofrece conectividad Bluetooth ni puerto USB, para lo cual hay que agregarle el mencionado paquete Blue&Me y abonar $ 2.600 adicionales. También aquí consideramos que se trata de dos elementos que deberían incluirse ya de serie (modelos de segmentos inferiores los ofrecen en sus versiones más básicas).

Otros opcionales de confort son el techo solar junto a los sensores de lluvia y luz ($ 8.800) y el tapizado de cuero ($ 6.500).

Si alguien decidiera equipar al Bravo con todos los opcionales libres que propone Fiat Auto Argentina, el precio total de la unidad ascendería a… ¡$ 184.800!

A todo esto, existe otro paquete, denominado Sport, que incluye detalles exteriores e interiores diferenciales y un esquema de suspensión deportiva, por $ 12.000. Y si además se agregan faros de Xenón y tapizados de cuero, el valor del “pack” asciende a $ 25.000.

fiat-bravo-prueba-13
Baúl de 400 litros, correcta capacidad para un hatchback mediano.

CONCLUSIONES
El Fiat Bravo es el mejor producto que la marca italiana ofrece hoy en Argentina. Al tratarse de un vehículo fabricado en Europa, naturalmente se posiciona en la parte alta de su segmento al medirse frente a rivales de producción regional. Con un diseño atractivo, motorizaciones eficientes y prestaciones muy respetables, el Bravo no muestra grandes falencias en el balance final (ver “Para destacar” y “Para mejorar”).

Se sabe que a Fiat le cuesta vender en Argentina automóviles de segmento mediano. Exitosa en modelos pequeños, compactos y populares, la marca no obtiene aún el reconocimiento de varios de sus rivales en productos más costosos o de gama superior. Pero quien pueda despojarse de ese prejuicio, seguramente confirmará que el Bravo es un ejemplo concreto de hasta dónde Fiat es capaz de llegar.

Para destacar
Diseño
Motorización
Prestaciones
Dinámica
Insonorización
Autonomía
Garantía

Para mejorar
Precio con opcionales
Faltantes de confort
Visibilidad trasera
Despeje delantero

Compartir:
CarsMagazine

13 comentarios en “Prueba: Fiat Bravo 1.4 MultiAir Dynamic

  1. Hola a todos, yo debo reconocer tenía cierto prejuicio con respecto a Fiat, fundado principalmente en comentarios que oía, en el 2009 estaba por comprar un VW Bora y justo fue el lanzamiento del Fiat Línea, lo probé me encantó por confort, diseño, etc, me compré un Essence 1.9, hoy tiene 110000 km, de los cuales varios son hechos en camino de ripio, la verdad un auto excelente, le faltaría una caja de 6ta, no se ha aflojado nada, solo ha sido mantenimiento el que le he realizado. Ahora lo voy a cambiar por un Bravo 1.4 pack sport, azul, que Dios mediante me entregan proximamente, a todos los que lo critican sin conocerlo, les digo que lo prueben, yo fui y probé todos los que pueden competir con el; Megane lll, Cruze, 308 y la verdad que los supera a todos, además la relación precio/prestaciones lo pone en muy buen lugar al Bravo, aun con el pack sport, que lo deja como un auto muy completo para el segmento.
    Saludos

  2. Hola a todos, no es mi intención discutir ni ofender a nadie, pero quien diga que cualquier fiat es poco gastador y tiene un buen andar y buena calidad de materiales, es porque seguramente, no ha podido probar un coche de otra marca!

  3. Estimados

    en Chile fiat a dado un salto sorprendente, en nuestra empresa tenemos las Strada 1.4 que son espectaculares y nos rinden 15 km/L en carretera y la Adventure doble cabina que es genial y esa claro esta solo la uso yo. el Bravo esta genial y tiene algo que al resto le falta “Robustes” y elegancia.

    Saludos desde Chile.

  4. hola gente!!!!
    muy bueno el informe, acabo de cambiar un multijet 1.3 (autazo) por un bravo 1.4 y estos comentarios me ponen ancioso, ojala me de el mismo resultado del punto. saludos,
    ricardo

  5. Francamente, FIAT me ha sorprendido, tengo un tío mecánico especializado en distintas marcas… siempre fue fana de FIAT y me decía tenés que tener uno, después me contás. Sin embargo, tenía el prejuicio de la mayores de 40… que es tallerista, que es blando, y demás…
    Hacé dos años compré un Idea Essence Top, con el motor Etorque 1.6, no puedo estar mas conforme. Comodísimo y firme, compensa la altura con menos despeje y buenas cubiertas. Fiel.
    Ahora lo voy a cambiar por el Línea Absolute Dualogic, por un par de razones, somos cinco y quiero mas motor (es el mismo pero 1.8), pero sobre todo baúl. Tiene un motorazo y viene muy bien equipado .
    Respecto al Bravo… lo probé, no me quería bajar, italianíssimo!

  6. Tengo un Idea Adventure y se me va la descripción en elogios: confort, robustez, diseño, espacio interior, motor potente y muy veloz, abs y estabilizador de frenado de serie, terminaciones y materiales de alta calidad, relación precio/calidad excelente, etc, etc. Tuve peugeot y vivía en el taller.
    Este Bravo en particular ofrece mejores prestaciones y diseño que cualquier competidor de su segmento.

  7. La marca Fiat me a dado muy buenos resultados.tengo un palio de 5 puertas essence. Excelente,me saco el sombrero.ha mejorado mucho la marca, no le hago publicidad con este comentario,son hechos reales.

  8. tenés razón Fercho,Fiat es una marca que está mucho más arriba de Renault y Peugeot,sus autos ofrecen más calidad,tecnología,confort que las otras marcas,y creo que este Bravo puede estar arriba del Megane 3 y del Peugeot 308.La gente que critica tanto es nada más gente que no se ocupa de lo que hace en su vida,no te hagás problemas,hay que hacerles ver la realidad de lo que es hoy en el mundo.Y hablando de que si fuera la mejor opción en su segmento,yo creo que también,es un caño este autaso,es lindo como el Punto pero un poco más grande,y lo mejor para este país al fin llegar.Saludos

  9. Fiat..no vende en la argentina (pero esta 5º y en pick up mediana lidera..) por una Mala fama INFUNDADA..
    EL 90 % de los que te digan que no te compres un Fiat,no han tenido uno en su vida y no saben de lo que están hablando..
    paso ej.. en brasil es líder, en uruguay 3º, en europa 4º y en el “mundo” 10ª por arriba de renault y peugeot..
    Aparte de ser una de las compañías que mas creció y mas premios tiene en motorización, car of the year, economía,ecología e innovación del mundo.
    FiatGroup le pertenece 100% de los alfa, el 100% de los lancia, el 100% de maserati, el 90% de las ferrari y el 60% de chrysler..(salvataje de la crisis de EEUU)..je
    En fin, este Btavo es un caño!!..las contras son insignificantes comparado con los de su segmento..lejos la mejor opción..!

  10. Niko,
    Gracias por tu comentario, por el elogio y también por la crítica.
    Tomaremos en cuenta tu pedido a la hora de elaborar los próximos test drive de CarsMagazine.
    Saludos!
    M.E.

  11. excelete test tal como nos acostumbra este sitio… muy buenas fotos y espectacular que ahora midan prestaciones con equipamiento para mayor precision. como critica, quisiera el detalle de las versiones de cruze, focus, 308 etc que compiten bien directo con este bravo porque son amplias las gamas de esos modelos
    por lo demas el auto me gusta mucho y lo consideraria para una compra de ese segmento aunque hoy mis necesidades son de mayor espacio, por eso estoy mas para una qubo me parece
    saludos desde sante fe capital
    niko

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *