Prueba: Chery Tiggo 3 – 1.6 Confort 4×2 Manual

Evaluamos al renovado SUV compacto de la marca china. Al volante de la única versión disponible, descubrimos qué ofrece –y también qué le falta– por $345.000.

prueba-chery-tiggo3-1Con suspensión trasera independiente, la Tiggo 3 dobla firme, incluso así exigida…

new-martinPor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Si buscabas una prueba a fondo de la Chery Tiggo 3 en Argentina, llegaste al lugar indicado. A continuación analizaremos en detalle al renovado SUV compacto de la marca china, identificando sus aspectos destacables y mejorables. Además, te brindaremos el cuadro de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar.

Tené en cuenta que por ahora la Tiggo 3 se ofrece únicamente en versión Confort, con motorización naftera 1.6 de 125 CV, tracción 4×2 y caja manual de 5 velocidades. El lanzamiento se concretó en mayo y el precio vigente a julio de 2016 es de $344.921. Más adelante, la gama se ampliará con versiones automáticas (CVT, de variación continua) y tracción 4×4, siempre con el motor de 1.6 litros. La garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros.

Importada desde China, la Tiggo 3 reemplaza al modelo anterior, llamado “Tiggo” a secas (ver prueba aquí). El renovado SUV conserva la misma plataforma, pero con evoluciones en diseño y conectividad. Con la Tiggo 3, Chery comienza a utilizar en Argentina la flamante nomenclatura que identificará, de aquí en adelante, a todos sus productos a nivel global. Los modelos de Chery se agrupan ahora en dos familias: Tiggo, para los SUV; y Arrizo, para los hatchback y sedanes. Y dentro de esas familias, el posicionamiento del producto estará indicado por la numeración, que por ahora comprende el 1, 3, 5 y 7.

Por precio y origen de marca, el rival más directo de la Tiggo 3 en Argentina es la Lifan X60 (ver prueba aquí), que hoy cotiza a $353.000. Y también, las versiones más accesibles de otros SUV compactos como Ford EcoSport (desde $306.300; ver aquí), Renault Duster (desde $324.900; ver aquí) y Chevrolet Tracker (desde $358.800; ver aquí).

Hecha la introducción, a continuación te brindaremos nuestro análisis con todo lo que tenés que saber de la Chery Tiggo 3 en Argentina

Para destacar

  • Rediseño exterior
  • Confort de marcha
  • Suspensión trasera multibrazo
  • Pantalla táctil multimedia
  • Seguridad en plazas traseras
  • Capacidad del baúl

Para mejorar

  • Sin control de estabilidad
  • Detalles de ensamblado
  • Insonorización en ruta
  • Auxilio temporal

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 165 km/h (en 5ª a 4.700 rpm).
Aceleración 0-100 km/h: 11,8 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 40,3 metros.
Recuperación 80-120 km/h en 4ª: 13,4 segundos.
Recuperación 80-120 km/h en 5ª: 21,9 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 92 km/h (8%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 29 psi, según manual del vehículo.

CONSUMOS (*)
Ciclo urbano: 10,6 litros cada 100 km. Autonomía: 537 km.
A 100 km/h: 6,6 litros/100 km. Régimen: 5ª a 2.850 rpm. Autonomía: 863 km.
A 130 km/h: 9,1 litros/100 km. Régimen: 5ª a 3.700 rpm. Autonomía: 626 km.
Combustible: nafta de 92 RON como mínimo (Grado 2), según indicación del fabricante.
Tanque: 57 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.
(*) Presión de neumáticos: 29 psi, según manual del vehículo.

POR FUERA
La gran novedad de la Tiggo 3 frente al modelo al que reemplaza está en el diseño frontal. Allí se destaca el nuevo formato de los faros, más estilizados y modernos; y también un nuevo diseño de parrilla (con aplique cromado incluido), paragolpes y hasta faros antiniebla (también de contorno cromado). Finalmente, sobre estos últimos se incorporaron luces diurnas de Led.

En la vista lateral se aprecia el nuevo diseño de llantas, ahora de 17 pulgadas (antes, de 16”) en formato de cinco rayos dobles. También son novedad los apliques en la parte baja de las puertas, que buscan incrementar el porte del vehículo. Los espejos ahora incorporan luces de giro (antes, sobre los guardabarros), y las barras de techo recibieron, en su totalidad, el color de la carrocería.

Los cambios continúan atrás, con el rediseño del portón, la luneta, el paragolpes y el interior de las ópticas. Incluso, hasta se modificó el formato del cobertor de la rueda de auxilio. Los faros antiniebla siguen siendo dos, ubicados sobre los extremos del paragolpes. Por último, llama la atención que sólo incluya dos sensores de estacionamiento (lo habitual es cuatro) y que estén ubicados bastante elevados, en el portón en lugar del paragolpes. Así, la cobertura de los sensores resulta algo disminuida en dirección 3/4 trasera.

Con todo esto, la Tiggo 3 modifica levemente sus dimensiones sobre su antecesor. Ahora mide 4,42 metros de largo, 3 centímetros más; y la altura se redujo en 3 cm, hasta 1,67 metros. En cambio, no hubo variaciones en el ancho (1,76 m) y la distancia entre ejes, inalterable en 2,51 metros.

La unidad que probamos estaba calzada sobre neumáticos Giti Confort SUV en medida 215/60 R17. La rueda de auxilio, en llanta de chapa, es del tipo temporal aunque no de aquellas que parecen de motocicleta y que afectan marcadamente el desempeño del vehículo. En este caso, se trata de un rodado 215/65 R16 (en la unidad probada, del fabricante Maxxis).

Al no ser igual que los montados, el auxilio incluye la advertencia de no circular a más de 80 km/h en caso de ser utilizado. Lo interesante aquí es que en el espacio donde se aloja el auxilio entra sin problemas un rodado de igual medida que los montados, en caso de que el usuario deseara cambiarlo por uno homogéneo.

POR DENTRO
La calidad general de la Tiggo 3 replica lo visto en el modelo anterior. Los materiales son rígidos en su totalidad y se aprecian algunos detalles mejorables en el ensamblado. Pero en cualquier caso, se ubica en un nivel similar que las versiones más económicas de Duster o EcoSport. En cuanto al diseño, no hay variantes sobre la Tiggo anterior más allá de la tonalidad de algunos apliques.

El instrumental es también el ya conocido: completo, con cuatro cuadrantes analógicos, de buena escala y lectura simple. Pero con un display central de escasa información, que apenas muestra el consumo instantáneo y el recorrido parcial, sin valores promedio de velocidad ni consumo, o de tiempo de viaje. Es decir, no parece ser una real computadora de abordo.

La posición de conducción es correcta, con una butaca que regula en altura, de adecuada sujeción lateral y naturalmente elevada, como en todo SUV. Sin embargo, el volante sólo puede ajustarse en altura y no así en profundidad. Para conductores más altos que quien suscribe (1,70 m), la posición podría no resultar óptima.

La visibilidad no presenta complejidades debido a que el pilar frontal (A) no tiene gran inclinación, y lo mismo ocurre con el trasero (C). Los espejos tienen un tamaño adecuado y la visión a través de la luneta es correcta. Cuando no se utilizan, los apoyacabezas traseros pueden ocultarse parcialmente sobre el respaldo.

En las plazas traseras la habitabilidad es bien amplia para dos adultos, tanto para las piernas como en altura para la cabeza. El quinto pasajero, en cambio, encontrará limitado el espacio para las piernas por el falso túnel de transmisión. Además, el centro del respaldo es más incómodo porque allí se oculta un apoyabrazos, con posavasos incluido.

Finalmente, el baúl mantiene inalterable su capacidad de 520 litros, superior a la de todos los rivales mencionados más arriba. Estratégicamente, Chery declara la medición hasta el techo (827 litros), pero hasta el cobertor que cubre el equipaje el volumen es el señalado. Debajo del piso del baúl, además, hay un espacio adicional para colocar las balizas y el cricket. Por último, los respaldos traseros pueden rebatirse en fracciones 1/3 o 2/3 para ampliar convenientemente la capacidad de carga.

AL VOLANTE
Debajo del capot, la Tiggo 3 esconde un motor naftero ACTECO. Así se llama la división de impulsores propia de Chery que opera con asesoramiento de la firma austríaca AVL. Se trata de un block de 4 cilindros, 1.6 litros y 16 válvulas, con doble árbol de levas y sistema DVVT, que regula el tiempo de apertura y cierre en admisión y escape. La potencia es de 125 caballos a 6.150 rpm y el torque máximo, de 160 Nm a 3.900 rpm.

Asociado a una transmisión manual de 5 velocidades (con selector de recorridos cortos aunque algo ruidoso en el pasaje), el motor 1.6 ACTECO entrega prestaciones razonables sobre la Tiggo 3: de “0 a 100” en 11,8 segundos y 165 km/h de velocidad máxima, según mediciones de CarsMagazine.com.ar. En la ciudad, la respuesta es adecuada y suficiente, aunque en la ruta, a la hora de un sobrepaso, la reacción es más modesta, ya que le cuesta reaccionar en la franja más alta del cuentavueltas. Así, para recuperar de 80 a 120 km/h en 4ª marcha necesita más de 13 segundos. Pero en cualquier caso, son prestaciones acordes para un viaje en familia y sin apuros.

En términos dinámicos, la Tiggo 3 se muestra estable cuando se la exige en curvas cerradas, y dobla bien apoyada gracias a su esquema de suspensión trasera independiente, presente incluso en las versiones 4×2. Las reacciones son francas y no muestra grandes vicios, aunque aún debe el control de estabilidad (ESP). Con frenos a disco en las cuatro ruedas, la distancia que obtuvimos para el “100 a 0” fue de 40,3 metros. Una cifra promedio, pero incluso mejor que en algunos rivales directos.

Donde no apreciamos evoluciones es en la insonorización. Si bien todas las puertas tienen doble burlete y hay otros paneles aislantes, el resultado sigue siendo muy mejorable. Viajando a más de 120 km/h, el zumbido del viento y el ruido del motor se hacen demasiado presentes en el habitáculo.

De regreso a la ciudad, la Tiggo 3 se destaca por su agradable confort de marcha, en parte gracias a la suspensión trasera independiente, que “copia” mejor las imperfecciones del asfalto y en las calles empedradas. El perfil “60” de los neumáticos no atenta contra el mencionado confort, y el despeje elevado mantiene a la Tiggo 3 a salvo de lomos y cunetas. Pero la dirección sigue siendo hidráulica, y si bien no resulta pesada, a esta altura comienza a quedar anticuada frente a la tendencia de la asistencia eléctrica, cada vez más generalizada en todo el mercado.

EQUIPAMIENTO
En seguridad, la Tiggo 3 incorpora anclajes Isofix para sillas infantiles, cinco cinturones inerciales de tres puntos de fijación y cinco apoyacabezas. Además, faros antiniebla delanteros y traseros, y sistema de frenos con distribución electrónica (EBD). Y desde luego, como es obligatorio desde 2014 en Argentina en todos los vehículos 0 km, la función de antibloqueo de frenos (ABS) y el doble airbag frontal.

En consecuencia, el gran faltante que identificamos es el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), que sí incluyen algunos de sus rivales (la EcoSport, de mitad de gama en adelante; y la Tracker, en versiones 4×4). El ESP es un valiosísimo ítem de seguridad activa que en el último tiempo comenzó a ganar terreno en el mercado regional, y que además será obligatorio en todos los nuevos modelos lanzados en Argentina desde 2018.

En confort, la dotación de la Tiggo 3 contempla, de serie, una nueva pantalla táctil multimedia de 7 pulgadas, provista por la firma Blaupunkt, que incluye navegador satelital, cámara de retroceso, tecnología Mirror Screen (para “espejar” aplicaciones del smartphone) y conectividad Bluetooth. Además, lector de CD-DVD, puerto USB y entrada Auxiliar. Y como mencionamos al comienzo, también incluye sensores sonoros de estacionamiento.

De este modo, como principales faltantes anotamos una real computadora de abordo, control de velocidad crucero, cierre centralizado automático en rodaje, función “one touch” ascendente en los alzacristales (sí está presente al bajarlos, en las cuatro ventanillas); y regulación del volante en profundidad. Por el posicionamiento en precio, estas serían las deudas a saldar en primera instancia.

CONCLUSIÓN
La Tiggo es el modelo con mayor trayectoria y volumen de ventas de Chery en el mercado argentino. Un producto que a esta altura ya es bien conocido y que recibió distintas renovaciones y actualizaciones de su lanzamiento en 2008.

Con esta nueva línea, y ahora bajo la nomenclatura acompañada del “3”, el SUV compacto de Chery se actualiza en diseño y conectividad, aunque aún debe ciertas mejoras en la terminación general, y el ESP en materia de seguridad activa.

En un segmento que amplía constantemente su oferta, Chery quiere ganar terreno y captar la atención de aquellos usuarios que, hoy por hoy, sólo consideran a las marcas generalistas tradicionales. Así, la Tiggo 3 tiene ante sí el desafío de continuar siendo un vector de imagen para Chery, la segunda marca que más automóviles vende hoy en Argentina entre aquellas que no tienen producción a nivel local.

prueba-chery-tiggo3-2Mide 4,42 metros de largo, 3 cm más que el modelo anterior, llamado sólo “Tiggo”.

prueba-chery-tiggo3-3Aunque dobla firme, el ESP es el gran faltante en el equipamiento de seguridad.

prueba-chery-tiggo3-4El principal rediseño está en el frente, ahora más moderno. Llantas de 17 pulgadas.

prueba-chery-tiggo3-5Nuevo diseño de portón, luneta, ópticas y paragolpes, entre los cambios traseros.

prueba-chery-tiggo3-6La calidad interior no es su fuerte, con ciertos detalles mejorables de ensamblado.

prueba-chery-tiggo3-7Pantalla táctil multimedia de 7 pulgadas, otra gran novedad frente al modelo anterior.

prueba-chery-tiggo3-8Motor 1.6 de 125 CV, de prestaciones lógicas y consumos contenidos en la ruta.

prueba-chery-tiggo3-9De 0 a 100 km/h en 11,8 segundos, según el GtechPro de CarsMagazine.com.ar.

prueba-chery-tiggo3-10Y de “100 a 0” en correctos 40 metros, en la “pista” de frenada de CarsMagazine.com.ar.

prueba-chery-tiggo3-11Diseño de volante idéntico al del modelo anterior, pero ahora revestido en cuero.

prueba-chery-tiggo3-12Butaca regulable en altura, de correcta sujeción. Es igual que en la Tiggo anterior.

prueba-chery-tiggo3-13Selector de caja algo ruidoso en el pasaje. Detalle símil cuero en el freno de mano.

prueba-chery-tiggo3-14Tampoco hay cambios en el instrumental, donde falta una computadora de abordo.

prueba-chery-tiggo3-15Bien en seguridad: anclajes Isofix, 5 apoyacabezas y 5 cinturones de tres puntos.

prueba-chery-tiggo3-16Amplio baúl, de 520 litros medidos hasta el cobertor, y 827 litros hasta el techo.

prueba-chery-tiggo3-17Auxilio temporal pero de igual “pisada” (215) que los montados. Máxima: 80 km/h.

prueba-chery-tiggo-3-18Con evoluciones en diseño y conectividad, la Tiggo 3 se reposiciona en el segmento.

Compartir:

5 comentarios en “Prueba: Chery Tiggo 3 – 1.6 Confort 4×2 Manual

  1. La saqué de agencia hace una semana, en total para sacarla hubo que poner $57500.-
    En lo que es la camioneta estoy muy conforme, solo con el detalle de un zumbido muy molesto llegando a los 120km/h casi al unísono con la alarma sonora de ésta fracción del Velocímetro. el Servicio Post Venta deja bastante que desear.

    • hola.. estoy por comprar una tiggo 3 y veo que pagaste 57000 para retirarla.. me dirias que comprende esos 57000. patentamiento, acarreo, que otra cosa… gracias.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *