Nuevos Chevrolet Onix y Prisma: antes de fin de año en Argentina

Renovaron su diseño, mejoraron la eficiencia de su motor y agregaron más tecnología, caja manual de seis y dirección eléctrica. Todos los detalles, aquí.

Los Nuevos Chevrolet Onix y Prisma se presentaron en Brasil con novedades mecánicas, tecnológicas, estéticas y de conformación de gama. Ya están a la venta en el país vecino (se producen en la fábrica de Sao Caetano do Sul) y llegarían a la Argentina en el transcurso de los próximos meses para reemplazar a los modelos lanzados en 2013 a nivel local.

El hatchback y el sedán están equipados con un motor de nueva generación. Es el mismo naftero 1.4 litros de 98 CV a 6.000 rpm y 127 Nm a 4.800 rpm, con cuatro cilindros y ocho válvulas, pero recibió retoques y fue rebautizado como SPE/4.

Chevrolet asegura que la motorización está construida con componentes más modernos, que lo hacen más liviano, eficiente y silencioso. También hubo una reconfiguración de los sistemas de enfriamiento (promete menor fricción) y de administración de cargas eléctricas, con la incorporación de un alternador “de alto rendimiento”.

Por otra parte, la caja manual de cinco velocidades fue reemplazada por una de seis, que lleva indicador de cambio de marcha (GSI) y reduce ruidos. La conocida automática de seis relaciones, por su parte, promete ser más lineal y a la vez entregar mayor agilidad. Además, la dirección hidráulica fue sustituida por una eléctrica progresiva inteligente (de serie) y el reglaje de la suspensión fue modificado para ofrecer mayor confort urbano y mejor desempeño dinámico en ruta. La carrocería de los Nuevos Onix y Prisma está 10 mm más cerca del piso.

Otros puntos a destacar son la mejora en la eficiencia de los frenos (al menos, eso promete Chevrolet) y la reducción de peso, que alcanza 32 kilos en el Onix y 33 en el Prisma. Esto se consiguió gracias a la aplicación de acero de alta resistencia en más de 100 componentes de la arquitectura.

Con estos cambios, la firma americana afirma que el Onix es un 18% más eficiente y el Prisma, un 20 por ciento. El hatchback fue homologado con un consumo de combustible de 8 litros/100 km en ciudad y de 6,7 litros/100 km en ruta. El sedán, con 7,8 litros en ciudad y 6,4 litros km en ruta, siempre cada 100 km. En ambos casos, la aceleración de 0 a 100 km/h demanda 10,5 segundos y la velocidad máxima es de 180 km/h.

En cuanto al diseño, se alinearon al “family feeling” global de la firma del moño dorado. Es por eso que lucen una parrilla muy parecida a la de la nueva generación del Cruze (ver prueba aquí), formas aerodinámicas y musculosas en el paragolpes delantero, faros estilizados y un capot más largo y vertical, lo que les regala un look algo más atrevido.

Más allá de esto, las dimensiones no se alteraron: el Onix sigue midiendo 3,93 metros de largo y el Prisma, 4,28 metros. La distancia entre ejes se mantuvo en 2,52 metros para los dos modelos, que tampoco modificaron la capacidad del baúl: 500 litros en el sedán y 280 en el hatchback.

El comunicado oficial de Chevrolet Brasil asegura que, para aminorar las consecuencias de los peatones en caso de impacto, el departamento de ingeniería tuvo injerencia directa en el desarrollo del sector frontal.

El restyling también se hace notar en la parte trasera, que modificó el antiguo formato de luces por unas más prominentes y afiladas. A su vez, lucen un importante replanteo del paragolpes y llevan el emblema “ECO”. Las llantas también son de nuevo diseño.

En el interior no hay grandes cambios a la vista, salvo por los paneles interiores de las puertas (Chevrolet dice que son “más ergonómicos”), el nuevo diseño de los tapizados y la optimización de los comandos del sistema de ventilación. Lo más importante es que incorpora de serie la segunda generación del sistema multimedia MyLink, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, en una pantalla táctil de siete pulgadas que “espeja” ciertas funciones de algunos smartphones.

Además, al menos en Brasil, todas las versiones están equipadas con OnStar, un sistema de asistencia al conductor desde un “call center” que funciona las 24 horas. Para interiorizarse en esta tecnología, se recomienda leer esta nota.

Su configuración para el mercado argentino aún no está definida, pero tanto el Onix como el Prisma incluyen en Brasil, desde las variantes LT, levantavidrios eléctricos delanteros con “one touch” para conductor, sistema multimedia MyLink, columna de dirección regulable en altura, llantas de acero de 15 pulgadas, sensores de estacionamiento traseros, volante multifunción, apertura eléctrica de baúl y toma de 12V. Las opciones LTZ agregan llantas de aleación de 15 pulgadas, levantavidrios eléctricos traseros, espejos retrovisores eléctricos, faros antiniebla, computadora de abordo y luces de posición con tecnología LED.

En el caso del hatchback habrá una nueva versión tope de gama, denominada Onix Activ, que se diferencia por su estética “off-road”. Tiene llantas de aleación oscurecidas, color de carrocería naranja (exclusivo) y acabados internos en dos tonos; paragolpes diferenciados; apliques de plástico en el frontal, el lateral y la parte trasera; tapizados de asientos Activ, barras de techo e inscripciones con el nombre del modelo.

En cualquier caso, como apuntamos, habrá que esperar algunos meses para conocer con exactitud cómo será la propuesta mecánica, de equipamiento y de conformación de gama de los nuevos Chevrolet Onix y Prisma en Argentina.

chevrolet-onix-activ-2017-2

chevrolet-onix-activ-2017-3

chevrolet-onix-activ-2017

Compartir:

4 comentarios en “Nuevos Chevrolet Onix y Prisma: antes de fin de año en Argentina

  1. Tiene defectos de diseño la guantera se abre para arriba mas incomoda imposible, veo las perillas y botones de la pantalla tendrian que estar del lado del conductor asi no hay que estirarse tanto y las manijas de la puerta delantera del interior son mas incomodas para cerrarlas hay que estirarse para afuera. Y por ultimo el baul no se puede abrir si no se detiene el motor, se saca la llave y se baja del auto, todo una molestia al menos el mio es asi. Traten con cariño el motor 1.4 porque vi videos de brasil de como se le rompen las bielas yo lo manejo como una viejita no lo exijo, a mi amigo en el prisma se le rompio el arbol de levas y le arruino unas valvulas. Es un motor medio fragil a mi me da algo de miedo en ruta cuando voy rapido tengo miedo de que me explote algo.

  2. El tema con Chevrolet es que siempre deja de garpe a los clientes, ya paso en 1978 cuando GM cerro y el que compro un chevrolet se quiso matar. O tambien cuelga los modelos de repente y te quedas de un dia para el otro con un auto que no se lo vendes a nadie sin mencionar la falta de repuestos como me paso a mi con el Vectra que tuve. Ejemplo de autos colgados: Vectra, Meriva, Safira, Tigra, Ipanema, Agile, Aveo, Spark, Omega, etc. etc. Despues es un drama venderlos yo tuve que entregar mi Vectra full en una agencia de usados por dos mangos para sacar un Golcete. No tiene mucho respaldo esta marca.

  3. Es un auto con lindo diseño, bien por la caja de 6ta, mal porque no agrega items de seguridad y lo de los nuevos retoques en el motor….me ahogo del humo….ese 8v cumple pero es viejísimo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *