CarsMagazine

Ya no quedan autos 0 km por menos de $2.000.000

El más barato superó esa barrera este mes. Para comprarlo se requieren más de 64,4 salarios mínimos, el triple de lo que se necesitaba diez años atrás.

Fruto de la imparable inflación y de la suba del dólar, desde enero de 2022 el auto 0 km más “barato” de la Argentina ya cuesta más de 2 millones de pesos, según un relevamiento de TN Autos (ver aquí). Es el Fiat Mobi, cuyo precio de partida en los concesionarios es de $2.058.500, sin contar gastos adicionales.

Como consecuencia, para comprar un auto nuevo en el mercado local se necesitan 64,4 salarios mínimos, teniendo en cuenta que cada uno de ellos es de $31.938. En febrero crecerá a $32.616, pero seguirá igualmente muy lejos de los 0 km. El dato: hace diez años se requerían apenas 22 salarios mínimos para llegar al modelo más accesible.

LOS 10 AUTOS 0 KM MÁS BARATOS DE LA ARGENTINA

1) Fiat Mobi: desde $2.058.800
2) Toyota Etios: desde $2.059.000
3) Chevrolet Joy y Joy Plus: desde $2.124.900
4) Fiat Cronos: desde $2.171.900
5) Renault Logan: desde $2.294.800
6) Renault Sandero: desde $2.303.300
7) Nissan Versa: desde $2.432.600
8) Fiat Argo: desde $2.445.200
9) Chevrolet Onix y Onix Plus: desde $2.462.900
10) Toyota Yaris: desde $2.583.000

Es importante aclarar que los valores del listado de arriba se tomaron de las listas de precios oficiales de cada una de las automotrices. Y que no contempla gastos de flete y patentamiento, como así tampoco los sobreprecios que algunos concesionarios están pidiendo, aprovechándose de la falta de stock y tratando de conservar el capital para la reinversión.

En enero, de esta lista salió el Volkswagen Gol porque se dejó de vender como 0 km en la Argentina (ver aquí), debido a que no incorporó control de estabilidad. Es un elemento de seguridad activa que, desde este mes y por ley, todos los autos nuevos tienen que incluir de serie; es decir, en todas sus versiones. Y el mítico hatchback no lo ofrecía.

También se despidió el Chery QQ, por el mismo motivo. Y los Renault Kwid y Nissan V-Drive: el primero, por las dificultades para ser importado desde Brasil (el Gobierno impuso restricciones a fin de evitar la salida de dólares); y el segundo por haber completado su ciclo de vida proyectado, explicó la marca japonesa. Casualmente, ninguno tenía ESP.

El Fiat Mobi, que por estas horas es el 0 km más accesible (muy cerca del Toyota Etios), fue uno de los tantos modelos que agregó este equipamiento de seguridad a partir de este mes para adaptarse a la nueva normativa y poder seguir vendiéndose con normalidad en los concesionarios. También lo hizo Chevrolet con los Joy y Joy Plus (ver aquí), anteriormente conocidos como Onix y Prisma.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *