Volkswagen presentó los nuevos Golf 8 GTI, GTD y GTE

El GTI tiene un motor turbo-naftero de 245 CV. El GTD, un turbo-diésel de 200 CV. Y el GTE, un conjunto híbrido de 245 CV. Sus chances de llegar a la Argentina.

En la antesala del Salón de Ginebra, donde serán exhibidos por primera vez, Volkswagen reveló las primeras imágenes y características de los nuevos Golf GTI, GTD y GTE. Son las versiones más deportivas y eficientes, respectivamente, de la octava generación del mítico hatchback alemán, cuyas opciones “convencionales” se conocen desde el año pasado.

El nuevo Volkswagen Golf GTI está equipado con un motor turbo-naftero 2.0 litros de inyección directa. Denominado internamente EA888 evo4, entrega una potencia máxima de 245 CV y un par de 370 Nm. Se puede combinar con una caja manual de seis marchas o una automática DSG de doble embrague y siete relaciones. Acelera hasta los 250 km/h.

El tren de rodaje cuenta con una puesta a punto especifica. Lleva suspensión tipo McPherson en el eje delantero y multibrazo en el trasero. Además, trae un nuevo sistema de gestión de la dinámica de la marcha que permite controlar la suspensión (puede ser adaptativa opcionalmente), el bloqueo electrónico diferencial y el control de estabilidad.

Se distingue del resto de las versiones por la línea roja de la parrilla, los faros antiniebla en forma de X, el paragolpes con superficie tipo panal de abeja, la entrada de aire, los faldones laterales, el alerón, el difusor, las dos salidas de escape y las llantas de aleación de diseño Richmond y 17 pulgadas, que opcionalmente pueden ser de 18 o 19.

El nuevo Volkswagen Golf GTD, por su parte, incluye un motor turbo-diésel 2.0 TDI de cuatro cilindros (EA288 evo). Desarrolla 200 CV de potencia y 400 Nm de par máximo, y trabaja exclusivamente junto a una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades, sin opción manual. Llega hasta los 244 km/h.

Al igual que el GTI, el GTD viene de serie con el Innovision Cockpit, un puesto de conducción que combina el instrumental de 10,25 pulgadas (Digital Cockpit) con una pantalla táctil central de 10 pulgadas para el sistema de información y entretenimiento, además de un sistema de iluminación ambiental configurable en 30 colores.

El Golf turbo-diésel comparte suspensión con el GTI, pero se diferencia por los dos catalizadores SCR que suministran una doble inyección AdBlue para que las emisiones de óxidos nítricos se reduzcan “claramente en comparación con su antecesor”, asegura la marca alemana a través de un comunicado.

El nuevo Volkswagen Golf GTE, en tanto, equipa una motorización híbrida compuesta por un turbo-naftero 1.4 litros TSI de 150 CV y un eléctrico de 113 CV, que en conjunto desarrollan 245 CV y 400 Nm de par. La transmisión es automática DSG de seis relaciones. La autonomía en modo eléctrico llega a 60 km a velocidades de hasta 130 km/h.

La llegada de los nuevos Golf GTI, GTD y GTE a la Argentina estará atada a la de las versiones convencionales. “El Golf 8 es un producto que estamos analizando para tener a futuro, pero no va a ser un lanzamiento a corto plazo, donde mantendremos la oferta actual, incluso evaluando tener una versión adicional a futuro”, dijo en noviembre del año pasado el gerente general de Volkswagen Argentina, Martín Massimino.

A diferencia de la generación anterior, el Golf 8 se produce sólo en Alemania. Eso significa que, de llegar al país, debería pagar el arancel de importación extrazona. Las versiones GTI y GTD estarían castigadas con un 35 por ciento. La GTE, por su condición de híbrida, con un 5 por ciento.

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *