Toyota mostró la nueva SW4 que se fabricará en Argentina

Mantiene un diseño independiente de la Hilux, aumenta la potencia del motor y agrega equipamiento de seguridad y confort. Se producirá en breve en Zárate.

Toyota presentó el rediseño de la SW4, el SUV mediano de producción nacional. Lo hizo en Tailandia, donde ya se produce y comercializa, a la par de la develación de la nueva Hilux (ver aquí). Al igual que la pickup, aumenta la potencia del motor, renueva la silueta y mejora el equipamiento, con algunos detalles exclusivos.

La nueva Toyota SW4 (en otros mercados se llama Fortuner, como verán en las imágenes) mantiene su diseño independiente de la Hilux, como ocurre con el modelo anterior, si bien está basada en ella y se trata de la versión carrozada de la pickup, así como las Chevrolet S10 y Traiblazer, su rival más directo en el país.

Con este restyling, la SW4 2021 muestra cambios notorios en el sector frontal. La parrilla ahora tiene superficie tipo panal de abeja, lo que se repite en la grilla del paragolpes. Así, forma una trompa que a simple vista parece homogénea, pese a que la atraviesa un aplique del color de la carrocería en la variante Legender.

Otro cambio visual relevante lo protagoniza el conjunto óptico, ahora dividido en tres niveles, una solución muy utilizada por las automotrices en los últimos años. Los faros principales (tienen tecnología Led y distribución interior totalmente nueva) se ubican a la altura de la parrilla superior, abajo están los antiniebla (cambió la máscara en la que se alojan) y todavía más abajo las luces diurnas de Led.

El formato lateral de la carrocería se mantuvo intacto, con el clásico pilar C “invisible” que le otorga al techo una sensación de estar flotando sin apoyo. Techo que, por cierto, en este caso muestra un color negro, distinto al del resto del vehículo. También se actualizaron las llantas, el paragolpes y el dibujo interno de los faros traseros, aunque atrás no presenta grandes cambios.

Como la Hilux, la SW4 aumentó la potencia del motor turbo-diésel 2.8 litros de 177 a 204 CV, y su torque pasó de 450 a 500 Nm entre 1.600 y 2.800 rpm en las versiones con transmisión automática. Toyota asegura que trabajó sobre la mecánica para reducir el ruido y las vibraciones que pasan a la cabina.

La firma japonesa sostiene que ahora el motor 2.8 litros “garantiza mayor economía del combustible”, aunque no precisó cuánto consume. Lo que sí detallo es que redujo el ralentí de 850 a 680 rpm para aumentar la tracción en condiciones de baja adherencia y que ajustó la dirección de dureza variable “para un manejo más preciso y una mayor confianza en la conducción”. Además, introdujo un nuevo modo deportivo para adelantamientos en ruta.

La nueva SW4 presenta ahora un sistema multimedia compatible con Apple CarPlay (Toyota no menciona a Android Auto), una cámara de visión 360 grados con tecnología 3D que aumenta la visibilidad del conductor, sensores de estacionamiento, apertura del portón del baúl con tan sólo pasar el pie por debajo y cargador inalámbrico para dispositivos móviles.

Asimismo, el SUV de la Hilux contará con el paquete de seguridad Toyota Safety Sense, que incluye sistema de frenado autónomo pre-colisión, alerta de salida involuntaria de carril y control de velocidad crucero adaptativo. No presenta novedades en términos de seguridad pasiva.

Sobre su lanzamiento en la Argentina no hay información oficial, pero es probable que entre el cierre de 2020 y el comienzo de 2021 haga su ingreso a la línea de montaje de Zárate, Buenos Aires, para ponerse luego a la venta en el mercado local y exportarse a distintos mercados de la región.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *