Qué pienso de la Ford Ranger Raptor en Argentina

Desarrollada por Ford Performance, es una pickup para off road deportivo. La probé en asfalto y tierra. Y te cuento todo, con más de 30 fotos y ficha técnica.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

La Ford Ranger Raptor ya está oficialmente a la venta en la Argentina, por 52.990 dólares. Tras la preventa iniciada en abril (ver aquí), el óvalo la presentó oficialmente desde “La Fortaleza” de Oreste Berta, en Alta Gracia, donde ofreció un test drive sobre asfalto y off road para la prensa especializada. Y allí estuve representando a CarsMagazine.com.ar. La probé a fondo y luego me di un gran lujo: Federico “Coyote” Villagra, uno de los mejores pilotos de rally del país, me llevó (ahí sí, a fondo en serio) a conocer el límite de la Ranger Raptor, una pickup diseñada para un off road deportivo. “Esta camioneta es de carrera. Con mínimas modificaciones, podría correr el Rally Dakar. Y lo estoy pensando…”, me confesó Villagra.

Importada desde Tailandia, la Ranger Raptor no es una versión más dentro de la gama de la pickup mediana del óvalo. Se trata de un desarrollo de Ford Performance, la división deportiva del óvalo, que se tradujo en una camioneta para conducción off road de alta velocidad, con máximo control del vehículo. Además, la Ranger Raptor se banca todo tipo de maniobras extremas, incluso saltos que pickups convencionales (incluida la Ranger común) no podrían realizar (o al menos, no terminarían enteras). Y esto no sólo lo dice Ford: lo viví en primera persona cuando Villagra hizo volar a la Ranger Raptor conmigo arriba en un salto al mejor estilo Dakar. Insisto: con una Ranger normal, o cualquiera de sus rivales convencionales, el resultado sería distinto.

Pero para contarte en detalle cuáles son las características de la Ford Ranger Raptor, mejor voy por partes…

MECÁNICA – CHASIS
La Ranger Raptor monta un motor Panther bi-turbo diésel de 2.0 litros y 4 cilindros, de bajo peso y desarrollado en Inglaterra, que entrega 213 CV a 3.750 rpm y un torque de 500 Nm a 2.000 rpm. Como mencioné, es un motor con dos turbos: uno que sobrealimenta a bajo régimen y otro, para el rango de altas RPM. Además, tiene una calibración específica concebida para la conducción off road.

La transmisión es automática, de convertidor de par, de diez marchas, con levas al volante para el pasaje secuencial. Se trata de la misma caja que utiliza su “hermana” mayor, la F-150 Raptor (llegará al país a fin de año, junto a la F-150 “a secas”). La particularidad de esta transmisión es que opera de forma “inteligente”, al encontrar la relación justa para cada instancia de conducción, y así ofrecer el máximo rendimiento.

El sistema de doble tracción se acopla mediante una caja de transferencia que permite pasar de 4×2 a 4×4 incluso con el vehículo en movimiento, circulando hasta 120 km/h (sistema “Shift on the fly”). Desde luego, incluye modo de tracción en baja (Low), con relación 2,73:1, lo que significa que casi multiplica por tres su fuerza de tracción en ese modo de operación.

La Ranger Raptor tiene un chasis específico, distinto de la Ranger convencional (la que Ford fabrica en la Argentina, en Pacheco). Se trata de una estructura de largueros reforzados, con puntos de anclajes modificados y mayor rigidez torsional. Para lograr esta mayor rigidez, Ford Pefromance hasta modificó hasta el anclaje de la rueda de auxilio (homogénea en llanta y neumático). Además, la Ranger Raptor presenta trochas 1,5 cm más anchas (trocha es la distancia entre ambas ruedas delanteras y entre ambas ruedas traseras), mayor despeje (28 cm, es decir 5 cm más que la Ragner normal) y una suspensión de mayor recorrido.

Desde luego, también son distintos los esquemas de suspensión. Adelante, con una nueva parrilla delantera en aluminio y amortiguadores Fox de 2,5 pulgadas; y atrás, con un esquema multilink específico para Ranger Raptor, también con amortiguadores Fox de la misma medida.

Como muestra de la fortaleza de la Ranger Raptor, Ford destaca que los ganchos de rescate, tanto delanteros como traseros (cuatro en total), soportan hasta 4,5 toneladas de arrastre cada uno.

A la hora de la conducción, todo este chasis diferencial se traduce en un óptimo control de la pickup, incluso en maniobras extremas como saltos largos y elevados. Y en un desempeño dinámico que se asemeja al de un vehículo de rally raid (los que compiten en el Dakar). Otra vez: esto no sólo lo destaca Ford, sino que lo comprobé yo mismo cuando Villagra me llevó derrapando y a los saltos en la pista que Oreste Berta tiene en su “Fortaleza” de Alta Gracia (no saben lo divertido que sería tener algo así en el patio de tu casa…).

Pero no todo termina ahí. La Ranger Raptor ofrece además un programa de conducción con seis modos, según el terreno a transitar. Los modos se denominan Baja, para conducción off road a alta velocidad (no confundir con “Low” o reductora); Sport, para máximo desempeño en asfalto; Weather, para pisos resbaladizos, como hielo, nieve o asfalto mojado; Mud-Sand, para barro o arena; Rock Crawl, para conducción sobre rocas a baja velocidad; y un modo Normal, para el manejo en ciudad que optimiza el consumo.

El sistema de gestión de terrenos modifica los parámetros de respuesta del motor, transmisión, dirección y controles de tracción y estabilidad para ofrecer el mejor desempeño en función del modo de conducción elegido entre las seis opciones disponibles.

La Ranger Raptor dispone además de frenos a disco ventilados adelante y atrás, con sistema ABS y EBD en ambos ejes; y neumáticos del tipo All Terrain (todo terreno), marca BF Goodrich, en medida 285/70 R17, lo que significa que el talón del neumático mide nada menos que 20 centímetros.

EXTERIOR – INTERIOR
En este punto, la Ranger Raptor no sólo se diferencia desde su estética sino también en algunas de sus dimensiones respecto de la Ranger convencional. En largo la medida es la misma, con 5,35 metros de largo; y lo mismo ocurre entre ejes, con 3,22 metros. Sin embargo, la Raptor tiene 2,18 m de ancho (vs. 2,16 m, siempre con espejos) y 1,87 m de alto (vs. 1,81 m, descargada, sin barras portaequipajes).

El ángulo de ataque de la Raptor es de 32,5º (vs. 28º en Ranger común), mientras que el ventral y de salida son de 24 grados en la Raptor (en la Ranger común, 24 y 26 grados, respectivamente). La Ranger Raptor pesa 2.398 kg en orden de marcha, frente a los 2.227 kg de la Ranger normal en versión 3.2 Automática Limited. En capacidad de carga, la Raptor ofrece 758 kg, exactamente 100 kg menos que la versión mencionada de la gama convencional.

Ya entrando en detalles estéticos y funcionales, en el frente la Ranger Raptor se destaca por su parrilla exclusiva, con faros principales de Xenón, y luces diurnas y faros antiniebla de LED. Como se apuntó, el paragolpes específico mejoró el ángulo de ataque, hasta 32,5 grados. Y debajo se destaca el protector en acero de alta resistencia para las partes expuestas del bajo-motor (también hay protecciones para la caja de transferencia y el tanque de combustible).

En el lateral, sobresalen las llantas de 17 pulgadas con los neumáticos del tipo All Terrain ya mencionados, y los estribos reforzados específicos para el off road. Atrás las diferencias están en los ganchos de remolque reforzados. En cuanto a la caja, dispone de protector plástico, una salida de 12 volts y el sistema de apertura y cierre alivianado, que recientemente estrenó la Ranger 2020 de producción nacional.

Puertas adentro, la Ranger Raptor propone butacas delanteras de diseño deportivo, con mayor sujeción lateral, en tapizado que combina cuero y alcántara. El volante también es distinto, deportivo y revestido en cuero, con las levas de cambios en magnesio y costuras azules (como en las butacas y la plancha de abordo). Para completar la estética deportiva, el techo es de color negro y el instrumental también es exclusivo de la Raptor, con dos cuadrantes analógicos y un display digital central.

SEGURIDAD – TECNOLOGÍA
Siempre de serie, en seguridad la Ranger Raptor ofrece sistema de mantenimiento de carril y de monitoreo de presión de neumáticos, además de controles de estabilidad, tracción, antivuelco, de carga adaptativo y de asistencia al arranque en pendiente (hacia adelante y atrás). La dotación se complementa con los mencionados frenos a disco en las cuatro ruedas, seis airbags (frontales, laterales y de cortina), anclajes Isofix, cinco apoyacabezas y cinco cinturones inerciales de tres puntos.

Por su parte, la dotación de tecnología y confort contempla sistema multimedia SYNC 3 en pantalla de 8 pulgadas, con conectividad para Apple CarPlay y Android Auto, sistema de órdenes por vos y un GPS nativo del sistema, con la función “Bread Cumbs” (migas de pan). Esto permite memorizar una trayectoria en un ámbito off road (que no esté dentro del mapa cargado), con grabaciones de puntos de ubicación cada 200 metros, hasta un recorrido de 300 kilómetros. A la hora de regresar al punto de partida, con sólo activar la función “Migas de Pan”, el GPS navegará al conductor en el sentido inverso del trayecto realizado. Ideal para volver atrás en una travesía o si un está perdido en el medio del campo…

Asimismo, la Ranger Raptor equipa dirección eléctrica con reducción de vibraciones y mitigación de deriva; climatizador bizona, butacas delanteras calefaccionadas y eléctricas; encendido automático de luces altas; sensor de lluvia, apertura y encendido “sin llave”; sensores de estacionamiento traseros y cámara de retroceso.

PRECIO – GARANTÍA
Disponible en colores Azul Belice, Blanco Artico y Negro Ebony, la Ranger Raptor mantiene el precio de la preventa, de 52.990 dólares, y ya está disponible en la red de concesionarios de Ford Argentina, con garantía de 5 años o 150.000 kilómetros.

CONCLUSIÓN
La Ford Ranger Raptor es casi una pickup de carrera. Pensada para un off road deportivo en serio. Un producto sin rivales directos en el mercado argentino. Porque la Volkswagen Amarok V6, si bien es más potente (224 CV), es otro concepto de camioneta.

La nueva pickup del óvalo está pensada para correr, para divertirse, para pasear, para trabajar. O para todo eso junto.

Por tu propuesta única, Ranger Raptor, te doy la bienvenida a la Argentina.

> FICHA TÉCNICA <
Para descargar, click aquí.

> EN INSTAGRAM DE @CarsMagazineArg <

 

Ver esta publicación en Instagram

 

😍 No me quería bajar, te confieso… Me encantó manejar la #RangerRaptor que hoy lanzó @fordargentina, a 52.990 dólares. 🏁 Una pickup casi de carrera, para un off road deportivo en serio, que no sólo acelera mucho (2.0 biturbo diésel de 213 CV y 500 Nm), sino que dobla y frena increíble, gracias a su chasis, suspensión y frenos deportivos. La probé a fondo en la Fortaleza de @oreste_berta_sa, en tierra y asfalto. Y antes que me preguntes, no tiene rivales en 🇦🇷 por su concepto de producto. Vos, ¿qué pensás de esta “chata” del óvalo? Te leo acá… 👇 #FordPerformance #FordRanger #Pickup #CarsMagazine #MartínEgozcue cc @rarigane1

Una publicación compartida por Martín Egozcue – CarsMagazine (@carsmagazinearg) el

> GALERÍA DE FOTOS <

Así me hizo volar el “Coyote” Villagra con la Ford Ranger Raptor. Tremendo salto.

Gracias a Villagra conocí el verdadero límite de la Ranger Raptor. Sí, se la banca…

Llega desde Tailandia, en una única versión. Ya está a la venta, por 52.990 dólares.

No tiene rivales directos. La Amarok V6 es más potente, pero esto es otro concepto.

Es una pickup para off road deportivo. Tanto, que Villagra la quiere usar en el Dakar.

Parrilla de diseño diferencial. La Ranger Raptor llega en blanco, azul y negro.

Algunos la usarán para trabajar; otros, divertirse…o para ambas cosas. Todo vale.

Protector en acero de alta resistencia y ángulo de ataque ampliado a 32 grados.

Estribos reforzados y de diseño específico para el off road (nótense los orificios).

Neumáticos todo terreno, de BF Goodrich, en medida 285/70 R17. Talón de 20 cm.

De serie, dos ganchos de remolque adelante y otros dos atrás.

Cada gancho soporta hasta 4,5 toneladas de arrastre.

Frenos traseros a disco, para mayor desempeño deportivo y seguridad.

Amortiguadores Fox de 2,5 pulgadas y parrilla de suspensión delantera en aluminio.

Rueda de auxilio homogénea, con anclaje reforzado al chasis para mayor rigidez.

Esquema de suspensión trasera multilink, también con amortiguadores Fox de 2,5”.

Protector para el tanque de combustible.

Y para la caja de transferencia.

Motor Panther bi-turbo diésel de 2.0 litros y 4 cilindros, desarrollado en Inglaterra.

Con 213 CV a 3.750 rpm y 500 Nm a 2.000 rpm. Respuesta y agilidad aseguradas.

Capacidad de carga de 758 kg. Son 100 kg menos que en Ranger común 3.2 AT.

Interior con detalles de terminación exclusivos, para una ambientación más sport.

Selector de la caja AT de diez marchas. Es la misma que utiliza la F-150 Raptor.

Volante deportivo, con levas de magnesio para los cambios, y costuras en azul.

Instrumental específico, con predominio analógico y display digital central.

Los seis modos de conducción, según el terreno a transitar con la Ranger Raptor.

Butacas específicas con mayor sujeción lateral, calefaccionadas y eléctricas.

Logo Raptor y más costuras en azul, el color que identifica a Ford Performance.

Alfombras exclusivas y otra vez, la firma de Ford Performance. ¿Te quedó claro?

SYNC 3 con pantalla de 8 pulgadas y conectividad Android Auto y Apple CarPlay.

Cámara de retroceso y sensores sonoros traseros. Todo de serie, en única versión.

Techo negro, para profundizar la estética deportiva de la Ranger Raptor.

Seguridad completa en la quinta plaza, incluso con anclajes Isofix.

Ranger Raptor: una pickup casi de carrera, para un off road deportivo de verdad.

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *