Renault – Nissan se reorganizan: el efecto en Sudamérica

La alianza anunció su nuevo modelo cooperativo de negocio y explicó cómo impactará región por región. Qué podría ocurrir en la planta de Córdoba.

Renault, Nissan y Mitsubishi, miembros de una de las alianzas automovilísticas más importantes del mundo, presentaron su nuevo modelo cooperativo de negocio. Basados en él, trabajarán durante los próximos años a fin de aumentar la competitividad y la rentabilidad de cada una de las compañías.

A través de un comunicado de prensa, la Alianza Renault-Nissan anunció que implementará el esquema leader-follower en todos los segmentos en los que participa. Así, calculan una reducción de inversiones de hasta un 40% para 2025, cuando cerca del 50% de los modelos se desarrollarán y producirán bajo este sistema.

El esquema leader-follower al que recurrirá la Alianza se basa en un vehículo mother (líder) y vehículos sisters (seguidores) diseñados por la empresa leader, con el apoyo de los equipos followers y “utilizando la configuración más competitiva, incluida la producción agrupada, cuando corresponda”, explicó la compañía.

Este esquema es utilizado actualmente en las pickups medianas de la Alianza. En esa categoría, el vehículo mother es la Nissan Frontier, que prestó su plataforma, mecánica y diversos componentes a la Renault Alaskan (ver aquí), modelo sister. Otra sister será la próxima generación de la Mitsubishi L200, que también estará basará en la Frontier.

Además, desde ahora cada región tendrá una empresa líder con el objetivo de “estar entre las más competitivas y servir como referencia para mejorar la competitividad de las otras”, dice el comunicado de la Alianza. En Sudamérica, la referencia será Renault (también liderará Europa, Rusia y África del Norte). Nissan lo será en China, Norteamérica y Japón. Y Mitsubishi, en el Sudeste Asiático y Oceanía.

La Alianza anticipó que, en América Latina, se racionalizarán las plataformas de productos del segmento B. En concreto, de las cuatro arquitecturas utilizadas actualmente por modelos compactos de Renault y Nissan quedará sólo una. Y esa plataforma se producirá en dos plantas sudamericanas, cada una de las cuales fabricará para ambas marcas.

Hoy por hoy, hay cuatro centros industriales de Renault-Nissan en funcionamiento en Sudamérica: uno en Colombia, otro en Argentina (Santa Isabel) y dos en Brasil. De esas cuatro, como anticipa el comunicado, sólo dos producirán durante los próximos años modelos del segmento B para el mercado regional.

Entrando en el terreno de las especulaciones, no sería descabellado imaginar que Santa Isabel dejará de fabricar modelos de pasajeros B (Sandero, Logan y Stepway) para centrarse únicamente en la producción del utilitario Kangoo y las pickups medianas Frontier y Alaskan. ¿Se abre así una puerta para una futura Mitsubishi L200 cordobesa?

Si este esquema llegara a concretarse, por cuestiones de volumen la fabricación de modelos de pasajeros B para Sudamérica quedaría centrada en las plantas brasileñas de São José dos Pinhais (allí se producen hoy Kwid, Sandero, Logan, Stepway, Captur y Duster, además de la pickup Duster Oroch) y Resende (March, Versa y Kicks).

Por otra parte, Renault-Nissan asignó liderazgos a las empresas en distintos rubros. En conducción autónoma, por ejemplo, será Nissan. En tecnología del auto conectado, Renault liderará la plataforma basada en Android y Nissan hará lo propio con la tecnología utilizada en China. En el E-body, el sistema central de la arquitectura eléctrica, Renault. En motorizaciones eléctricas, Renault (CMF-A/B ePT) y Nissan (CMF-EV ePT). Y en PHEV para el segmento C/D, Mitsubishi.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *