Reabren el jueves 14/5 los concesionarios en CABA

A partir de ese día, podrán abrir sus puertas de lunes a viernes de 11 a 21 horas y atender a una persona cada 15 metros cuadrados. Los detalles del protocolo.

Los concesionarios de autos de la Ciudad de Buenos Aires fueron exceptuados del decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio, que seguirá vigente –al menos– hasta el domingo 24 de mayo. Así, a partir del jueves 14 podrán reabrir sus puertas y comenzar a retomar sus actividades, cumpliendo con determinadas normas.

En esta nueva fase de la cuarentena porteña, los concesionarios estarán habilitados para atender al público de manera presencial de lunes a viernes de 11 a 21 horas como máximo. Ese horario fue establecido por el Gobierno de la Ciudad para que no colapse el tránsito en los momentos de mayor desplazamiento de personas.

En esta línea, los concesionarios (y otras grandes empresas de distintos rubros) deberán hacerse cargo del traslado de sus empleados hacia el lugar de trabajo y, al finalizar la jornada laboral, hacia sus casas, a fin de evitar aglomeraciones en el transporte público y combatir la propagación del coronavirus.

La mayoría de los salones de ventas comenzará a trabajar con personal reducido. “Es para ir testeando la reacción del mercado y además, para evitar contagios masivos”, explicaron a CarsMagazine.com.ar desde un concesionario oficial de Toyota. Otro representante consultado por este medio, en este caso de Volkswagen, explicó que habrá dos empleados por concesionario, excepto en la sede central, que habrá tres.

No hay una normativa que los obligue, pero algunos concesionarios optaron por formar dos equipos de empleados que no tengan contacto entre sí y que asistan a su lugar de trabajo de manera alternada. Además, evitarán la rotación entre distintas sucursales. Así, si alguien de un equipo de trabajo da positivo en Covid-19, sus compañeros quedan en cuarentena y el otro equipo asume el total de las operaciones.

Lo que sí deberán respetar es la cantidad de personas que pueden ingresar a los locales según la dimensión de los mismos. En concreto, los concesionarios podrán recibir a una persona cada 15 metros cuadrados a fin de respetar el distanciamiento social, una de las claves para lograr aplanar la curva de contagios.

A su vez, algunos concesionarios ofrecerán baños separados para los clientes y el personal, y propondrán que los test drives se realicen únicamente con el potencial cliente a bordo del vehículo, mientras un vehículo de apoyo lo siga atrás. Y separarán los escritorios en las sucursales a tres metros, además de equipar a los empleados con barbijos o máscaras protectoras, según el caso.

De esta manera, el sector espera aumentar las ventas en relación con abril (fueron 100 por ciento digitales), cuando se patentaron apenas 4.385 unidades. Fue el peor mes de la historia en materia de comercialización de 0 km (ver aquí). La proyección de ACARA para 2020 es de 220.000 patentamientos, muy por debajo de los 459.592 de 2019 y de los 803.040 de 2018. Sin embargo, hay marcas que ya hablan de un un volumen algo superior, de 285.000 unidades (ver aquí).

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *