CarsMagazine

Opinión: Volkswagen Polo Trend en Argentina

Qué nos gustó y qué le reclamamos al modelo más económico de la marca, reemplazante del Gol y que se vende sólo en plan de ahorro, a $3.377.550.

Por René Villegas
Fotos: Claudio Arena

> QUÉ PROBAMOS <
Con la misión de reemplazar al discontinuado Gol Trend (ver aquí), el Volkswagen Polo Trend es una nueva versión base del hatchback compacto, destinada exclusivamente a plan de ahorro (ver aquí) y sólo para quienes ya estaban suscriptos al Gol. Es decir, se trata del modelo con el que Volkswagen Argentina cumplirá los compromisos asumidos con los clientes que venían pagando el Gol mediante Autoahorro.

> QUÉ NOS GUSTÓ <
+ Solidez general:
con respecto al Gol Trend de vieja concepción, la moderna plataforma MQB-A0 le proporciona al Polo un desempeño y aplomo superiores, debido también a una mayor distancia entre ejes y ancho de trochas.
+ Cuatro airbags: a pesar de contar con algunas reducciones en el equipamiento de confort, no perdió en seguridad y mantuvo los cuatro airbags del resto de la gama Polo. Un gran punto a favor.
+ Respuesta del motor: en las versiones automáticas, el Polo Trend no se luce por las prestaciones, pero con la transmisión manual obtuvimos valores de aceleración muy destacables (10,1 segundos de “0 a 100” según el GtechPro), con una grata percepción de entrega y torque a bajas RPM.
+ Consumo reducido: tanto en ruta como en ciudad, obtuvo promedios favorables (siempre menos de 10 litros/100 km) y más aún para un motor de 1.6 litros. En este caso, con 16 válvulas y alimentación aspirada convencional.
+ Percepción de calidad: aunque no luce como la versión “full” del Polo, mantiene la calidad y algunos detalles de categoría, como la iluminación en las plazas traseras o en ambos parasoles delanteros. Detalles que suman.
+ Equipamiento de confort: a pesar de ser un modelo de entrada de gama, dispone de cuatro alzacristales eléctricos con “one touch”, cierre centralizado a distancia y un instrumental muy completo. Nada mal.
+ Car Connect: lo criticamos en la prueba del Nivus 170 TSI (ver aquí), pero que esté de serie en este modelo de ingreso a la marca es más que bienvenido. Es una multimedia con pantalla de 6,5”, con Android Auto y Apple CarPlay por cable.
+ Dirección eléctrica: suavidad de movimiento y un reducido radio de giro, un punto donde supera al Gol Trend (que tenía dirección hidráulica). Un detalle que se manifiesta en el confort diario de utilización.
+ Selector de transmisión: una costumbre en los Volkswagen con caja manual es la precisión de la selectora, que en este caso no defrauda. Además, la relación final de la 5ª marcha no es tan corta como en otros modelos accesibles.
+ Confort de marcha: en la ciudad se mueve ágilmente y con suspensiones suaves, pero además con un despeje que no compromete los bajos ante cunetas o cordones.
+ Amplitud interior: si bien no tiene el espacio de otros modelos del segmento, está en una situación favorable si se lo compara con el saliente Gol Trend. Con 300 litros, el baúl cumple con las expectativas.

> QUÉ LE RECLAMAMOS <
– Sólo por plan de ahorro:
por su precio atractivo, es una pena que no se venda también mediante venta convencional. Pero como quedó dicho, es una versión pensada sólo para cumplir con los clientes previamente suscriptos al Gol Trend.
– Tenida direccional: probablemente debido a los neumáticos de 15” con mayor talón (65), no exhibe la misma tenida que los otros Polo que habíamos probado (versión Highline, por ejemplo; ver aquí). De todas formas, ofrece ESP de serie (lo que nunca sumó el Gol Trend).
– Volante sin regulación: mientras el resto de las versiones ofrece regulación en altura y también en profundidad, en el Polo Trend no hay ninguna opción de acomodar la columna de dirección. Menos mal que la butaca del conductor se regula generosamente en altura.
– Auxilio más chico: a pesar de montar llantas de 15 pulgadas (en esta versión son de chapa), la rueda de auxilio tiene una pulgada menos (14) y así califica como temporal, con velocidad máxima limitada a 80 km/h.
– Espejos manuales: otra reducción de equipamiento con respecto al Polo MSI es la regulación eléctrica de los espejos que, por otro lado, desde afuera se diferencian por ser de color negro. De todas formas, no es algo grave.
– Apertura de baúl: se abre desde una tecla en el habitáculo (presionándola unos tres segundos) o desde el telecomando de la llave. Pero le faltaría un botón externo en la tapa del baúl.

> PRESTACIONES <
Velocidad máxima:
187 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 10,1 segundos
Elasticidad 80-120 km/h: 9,6 segundos (en 4ª)
(*) Prestaciones cronometradas con instrumental GtechPro
(*) Mediciones sólo con conductor abordo y tanque lleno de combustible


> CONSUMOS <
Urbano:
9,2 litros/100 km
Velocidad promedio: 21 km/h
Autonomía: 543 km

A 100 km/h: 5,6 litros/100 km
Régimen: 2.800 rpm (en 5ª)
Autonomía: 892 km

A 130 km/h: 8,3 litros/100 km
Régimen: 3.600 rpm (en 5ª)
Autonomía: 602 km

Capacidad del tanque: 50 litros
Combustible indicado: nafta Grado 2 de 91 RON como mínimo.
(*) Consumos a velocidades reales con instrumental GtechPro

> FECHA DE LANZAMIENTO <
Enero 2022

> ORIGEN <
Brasil

> MECÁNICA <
Motor naftero aspirado MSI de 1.6 litros, 4 cilindros y 16 válvulas, con 110 CV de potencia a 5.800 rpm y 155 Nm de torque a 4.000 rpm. Doble árbol de levas, con distribución por correa dentada. Transmisión manual de cinco velocidades. Tracción delantera. Dirección con asistencia eléctrica. Frenos delanteros a discos y traseros a tambor. Suspensión delantera McPherson y trasera semi-independiente con eje de torsión.

> DIMENSIONES Y PESOS <
Largo:
4,06 metros
Ancho: 1,75 metros (con espejos, 1,96 m)
Alto: 1,46 metros
Entre ejes: 2,56 metros
Despeje: 16 centímetros
Capacidad de baúl: 300 litros
Peso: 1.084 kg (en orden de marcha)

> RODADO Y AUXILIO <
Neumáticos:
Dunlop Enasave 185/65 R15
Auxilio: Goodyear Efficientgrip 175/70 R14 (máxima 80 km/h)

> VERSIONES Y PRECIOS <
Trend: $3.377.550 (*)
MSI: $3.944.350
MSI Tiptronic: $4.262.650
Highline: $4.292.250
GTS: $6.978.400
(*) Versión evaluada; precios vigentes en agosto de 2022, según Volkswagen Argentina.

> GARANTÍA <
3 años o 100.000 km

> POSIBLES RIVALES <
Chevrolet Onix
Fiat Argo
Peugeot 208
Renault Sandero
Toyota Etios

> FICHA TÉCNICA + EQUIPAMIENTO <
Para descargar, click aquí.

> GALERIA DE FOTOS <

Probamos a fondo la nueva versión Trend del Volkswagen Polo, que llega para cumplir con los clientes de plan de ahorro del discontinuado Gol Trend.

El perfil del Polo denota sobriedad. El hecho de estar despojado de apliques y cromados lo hace lucir algo básico: se trata del VW más barato del mercado.

En ningún lado de la carrocería tiene la inscripción Trend. ¿Cómo lo diferenciamos del MSI? Porque el Trend equipa llantas de chapa y espejos exteriores en negro.

La plataforma MQB-A0 del Polo otorga mayor distancia entre ejes y trochas más anchas, lo que le brinda una habitabilidad superior respecto del Gol Trend.

La vista trasera transmite el estilo conocido de Volkswagen. En esta versión base no encontraremos cámara de marcha atrás ni sensores de estacionamiento.

El motor EA111 (1.6 de 16v) entrega 110 CV y un torque de 155 Nm. A tener en cuenta: el mantenimiento es bastante más costoso que el de 8 válvulas y 101 CV.

En combinación con la transmisión manual de cinco marchas, el Polo Trend logra muy buenos registros de aceleración (10,1 segundos), según nuestro GtechPro.

Los LED diurnos están sobre el paragolpes, y a su lado hay un plástico negro, justo donde en las otras versiones se ubican los faros antiniebla. Bien resuelto.

En este caso, la inscripción MSI es por el motor de 1.6 litros, que comparte con el resto de la gama Polo a excepción del GTS (es el deportivo con el turbo 1.4 TSI).

A diferencia del resto de gama, en el Polo Trend los espejos son de plástico negro, sin replicar el color de la carrocería. Un detalle de auto básico, para ahorrar costo.

Llantas de acero de 15 pulgadas con tazas, y neumáticos marca Dunlop. Con perfil “65”, el Polo Trend entrega un muy buen confort de marcha en ciudad.

Los tonos oscuros predominan en el interior del Polo Trend, que sin embargo no pierde en calidad de ensamble. Pero al no tener cromados, se aprecia más rústico.

Volante con comando satelital de radio y para la computadora de abordo. No cuenta con regulación en altura ni profundidad, otra pérdida con respecto al MSI.

El tablero de instrumentos muestra toda la información que podríamos pedirle. Un clásico de Volkswagen, con cuadrantes analógicos, claros y de buena escala.

El selector de velocidades tiene conexiones súper precisas, con el característico “clac” al colocar cada marcha de la transmisión cordobesa denominada MQ200.

La multimedia cuenta con pantalla táctil de 6,5”, y conexión para Android Auto y Apple CarPlay con cable. El diseño es simple, pero cumple para este modelo.

Aire acondicionado manual, con las funciones básicas. Hace poco, Volkswagen sumó un nuevo climatizador automático pero exclusivo del nivel Highline.

La butaca del conductor cuenta con regulación en altura, algo determinante ante la falta de regulación del volante. Se destacan los airbags laterales (cuatro en total).

A pesar de ser la entrada de gama, no escatima en los espejos: con tapita y luz en ambos parasoles. Sin duda, un detalle que eleva la percepción de esta versión.

A manivela: así son los espejos exteriores, tal y como funcionaban en modelos de antaño. En el equipamiento no figura la alarma, pero la unidad de prueba la tenía.

Los tapizados de tela tal vez no se destaquen por la calidad percibida. Atrás, dos pasajeros de contextura media podrán viajar bien. Para tres ya faltará espacio.

El baúl se abre con esta tecla o desde el telecomando. En ambos casos hay que mantenerlo pulsado por tres segundos (ojo si sufrís de ansiedad, como nosotros).

La capacidad del baúl llega hasta 300 litros, que de todas formas se pueden ampliar al rebatir el asiento trasero (pero sólo de manera enteriza, no por partes).

La rueda de auxilio es de 14 pulgadas, una menos que las titulares. Con el Nivus 170 TSI sucedía lo mismo, pero de 16” a 15”. Sí, otra forma de reducir costos.

René Villegas sostiene que si estabas pagando por un Gol, en el Polo Trend vas a encontrarte con “más auto” en todo sentido. Esa es la buena noticia. Claro, hay también una mala: el precio de lista es más elevado. Bueno, todo no se puede…

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *