CarsMagazine

Opinión: Nuevo Renault Duster 4×4

Tras analizar la 4×2, ahora probé a fondo la 4×4. Cómo se comporta el motor turbo con la transmisión manual. Prestaciones y consumos. ¡Y unas tremendas fotos!

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar
Fotos: Claudio Arena – Instagram: @arena.ph

> QUÉ PROBÉ <
Luego de evaluar la versión 4×2 (ver aquí), ahora me subí al Nuevo Duster de doble tracción. Se trata de la versión Iconic 4×4, con motorización turbo-naftera 1.3 litros de 155 CV y transmisión manual de seis velocidades. El Nuevo Duster es la segunda generación del SUV compacto (segmento B) de Renault, que basado en la plataforma B0 Plus (una evolución de la B0 del modelo anterior), presenta novedades en diseño, mecánica y equipamiento sobre el Duster originalmente lanzado en 2011 y actualizado en 2015.

> QUÉ ME GUSTÓ <
+ Sistema de tracción 4×4, de comprobado rendimiento, simple y fácil de utilizar. Junto a los neumáticos adecuados, un buen despeje, generosos ángulos, y ahora con control de descenso, el Nuevo Duster ofrece una de las mejores relaciones entre precio y rendimiento off road. Es cierto que puntualmente en su segmento (SUV B), casi no quedan exponentes 4×4 (ver debajo en “Posibles Rivales”). Pero sin duda, Duster se la banca más que varios SUVs más grandes (segmento C, por ejemplo) de tracción integral.
+ Motorización turbo: a mi entender es la principal evolución, entre varias otras, que propone el Nuevo Duster. Un impulsor reconocido de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, que también utiliza Daimler y que en la Argentina ofrece el Mercedes-Benz Clase A. Eficiencia, gran torque a bajas revoluciones y prestaciones antes impensadas para Duster.
+ Aceleración de “0 a 100” en 9,4 segundos, un registro que mejora considerablemente los 11 segundos (aprox.) que demandaba el Duster anterior, con el motor aspirado 2.0 litros de 143 CV. El nuevo impulsor turbo 1.3 de 155 CV se combina eficientemente con la transmisión manual de seis velocidades, aunque junto a la automática CVT X-Tronic el “0 a 100” se logra incluso por debajo de ese registro, en 8,7 segundos (ver prueba aquí).
+ Ahora con ESP: tarde pero seguro, saldó su gran deuda pendiente, y de serie en toda la gama. Bien por Renault, que lo incorporó cuando el Programa Electrónico de Estabilidad aún no es obligatorio por ley en la Argentina (lo cual desde luego ya debería haber ocurrido).
+ Rediseño estructural, con modificaciones en casi toda la carrocería: capot, portón trasero, puertas, parrilla, ópticas, paragolpes, llantas y barras de techo. Además, se modificó la inclinación del pilar A de la carrocería, lo que generó tres beneficios: mejor aerodinámica, mayor visión para el conductor y un diseño más moderno.
+ Mejora en calidad percibida: más allá del rediseño, se aprecia un avance en la calidad de los materiales y terminaciones. Se renovó la plancha de abordo, el volante, el instrumental, las butacas (de sujeción superior, más envolventes), los tapizados (combinan tela y símil cuero), el climatizador y la central multimedia.
+ Ahora con dirección eléctrica (antes, hidráulica), lo que cambia por completo la sensación de conducción (literalmente, se percibe como otro vehículo). Además, el volante sumó regulación en profundidad (antes no tenía).
+ Pantalla táctil más moderna y en posición más elevada (es más fácil verla, sin tener que bajar tanto la vista). De 8 pulgadas (antes, 7”), presenta una interfaz más moderna, rápida e intuitiva. De serie, con Android Auto y Apple CarPlay.
+ Sistema Keyless que permite abrir y cerrar el vehículo con sólo acercarse; es decir, no sólo no hay que sacar la “tarjeta-llave” del bolsillo, sino que tampoco es necesario tocar un botón en la manija de la puerta. Una comodidad absoluta.
+ Habitabilidad trasera: con amplios 2,67 metros entre ejes, el espacio atrás es el mejor entre sus rivales, y se coloca incluso a la par de varios SUV de segmento C (mediano). Todo esto, conservando una buena capacidad de baúl (400 litros en la versión 4×4, que crecen a 475 litros en la 4×2 por la diferencia en el esquema de suspensión trasera).
+ Despeje superior a 21 centímetros y buenos ángulos de ataque y salida. Incluso a la hora de la utilización en ámbito urbano, son atributos que también sirven para sortear una cuneta, un lomo de burro o en alguna necesidad puntual.
+ Apertura de capot con amortiguadores: un detalle de calidad percibida no habitual en este segmento. Antes era uno y ahora son dos los amortiguadores que sostienen el capot, que además conserva un panel textil para insonorización. Hay muchos vehículos de segmentos superiores que deberían aprender de Duster en ese aspecto.

> QUÉ LE RECLAMO <
Opción de transmisión automática junto a la tracción 4×4, algo que, según anticipó Renault, posiblemente se sume a la gama en un futuro. Entiendo que habría una demanda interesante para una configuración de ese tipo, considerando la aceptación creciente de las cajas automáticas. ¡Ojalá llegue pronto!
Mayor cantidad de airbags: sigue ofreciendo sólo doble frontal, lo mínimo exigido por ley. Llama la atención porque en modelos más económicos, como el Kwid, Renault propone cuatro airbags de serie. Creo que es el punto más flojo de la renovación de Duster, que ameritaba seis airbags, al menos en el tope de gama.
Seguridad con ADAS: sí, ya sé, no evolucionó más allá del doble airbag y le estoy exigiendo asistencias a la conducción. Pero la vara se está elevando y el segmento de los SUV compactos de producción regional ya está ofreciendo ADAS en varios modelos (Tracker, Kicks, Nivus, por ejemplo).
Mejor nivel de insonorización: si bien hay una mejora (la nueva inclinación del parabrisas y otros cambios estructurales colaboran ahí), aún se percibe mejorable en condiciones de ruta o autopista, circulando a las velocidades máximas permitidas.
Faro antiniebla trasero, un olvido habitual en vehículos de producción regional, que no debería faltar en el equipamiento básico de serie (además, si tiene los delanteros, ¿por qué razón no debería tener los traseros también?).

> PRESTACIONES <
Velocidad máxima:
190 km/h (en 6ª a 4.000 rpm)
Aceleración 0-100 km/h: 9,4 segundos
Elasticidad 80-120 km/h en 4ª: 6,8 segundos
Elasticidad 80-120 km/h en 5ª: 8,9 segundos
Elasticidad 80-120 km/h en 6ª: 14,1 segundos
Frenada 100-0 km/h: 38,5 metros
(*) Velocidad, aceleración y elasticidad medidas con instrumental GtechPro
(*) Distancia de frenado medida a 100 km/h reales, en calle de pruebas
(*) Mediciones sólo con conductor abordo y tanque lleno de combustible

> CONSUMOS <
Urbano:
10,9 litros/100 km
Velocidad promedio: 20 km/h
Autonomía: 458 km

A 100 km/h: 5,9 litros/100 km
Régimen: 6ª a 2.100 rpm
Autonomía: 847 km

A 130 km/h: 8,9 litros/100 km
Régimen: 6ª a 2.750 rpm
Autonomía: 561 km

Capacidad del tanque: 50 litros
Combustible indicado: Renault remarca que puede funcionar con nafta Grado 2 (95 RON e incluso de menor octanaje), aunque con nafta Grado 3 (98 RON) se obtendrá el mayor rendimiento.
(*) Consumos a velocidades reales con instrumental GtechPro
(*) Mediciones de consumo con climatizador encendido

> FECHA DE LANZAMIENTO <
Julio 2021

> ORIGEN <
Colombia

> MECÁNICA <
Motor turbo-naftero TCe de 1.3 litros, 4 cilindros y 16 válvulas, con 155 CV de potencia (régimen no informado) y 250 Nm de torque desde 1.800 rpm. Transmisión manual de seis velocidades. Tracción integral, con modos 4×2 (sólo delantera), 4×4 de reparto automático (según demanda) y 4×4 con modo bloqueo (reparto al 50:50 hasta 80 km/h). Dirección con asistencia eléctrica. Frenos delanteros a disco y traseros a tambor. Suspensión trasera con sistema multibrazo.

> DIMENSIONES Y PESOS <
Largo:
4,34 metros
Ancho: 1,83 metros
Alto: 1,69 metros
Entre ejes: 2,67 metros
Despeje mínimo: 21 centímetros
Ángulo de entrada: 30,5º
Ángulo de salida: 32,5º
Baúl: 400 litros
Peso: 1.362 kg (en orden de marcha)

> RODADO Y AUXILIO <
Neumáticos:
Continental Cross Contact ATR 215/60 R17
Auxilio: BF Goodrich G-Grip 215/65 R16 en llanta de chapa (clasifica como homogénea)

> VERSIONES Y PRECIOS <
Zen 1.6 115 CV MT5 4×2: $2.521.400
Intens 1.6 115 CV CVT 4×2: $2.802.800
Outsider 1.3 Turbo 155 CV CVT 4×2: $2.831.000
Iconic 1.3 Turbo 155 CV MT6 4×4: $2.831.000 (*)
* Versión evaluada; precios vigentes a agosto 2021 según www.renault.com.ar

> GARANTÍA <
3 años o 100.000 km

> POSIBLES RIVALES <
Por tratarse de la versión 4×4, no existe un rival directo en el mercado argentino, ya que ningún SUV de segmento B (compacto) de marcas generalistas ofrece hoy tracción integral a excepción del Jeep Renegade Trailhawk, que cuesta casi el doble y cuyo stock actual es casi simbólico. Sin considerar el aspecto técnico de la tracción, el Nuevo Duster, que sumó motorización turbo, podría competir en primera instancia contra modelos también turboalimentados como Volkswagen T-Cross, Volkswagen Nivus, Chevrolet Tracker, Peugeot 2008 y Citroën C4 Cactus. Y desde luego, ampliando el abanico a modelos de motorización aspirada (Duster también ofrece versiones con esa mecánica), otros posibles rivales son el Jeep Renegade, Nissan Kicks, Honda HR-V, Renault Captur, Ford EcoSport, Kia Seltos y Hyundai Creta, entre otros.

> FICHA TÉCNICA + EQUIPAMIENTO <
Para descargar, click aquí.

> EN INSTAGRAM DE @CarsMagazineArg <

 > GALERÍA DE FOTOS <

A fondo y bien lejos del asfalto. Así arranqué la prueba con el Nuevo Renault Duster, en la versión Iconic 4×4, que de lista cotiza a $2.831.000 (sí, sí, “de lista”).

El sistema 4×4 es el de siempre. Simple, confiable y eficiente. Con los neumáticos adecuados, Duster es capaz de dejar en ridículo a SUVs más grandes y caros.

No hay rivales directos para el Nuevo Duster 4×4. Apenas Jeep con el Renegade Trailhawk ofrece otro B SUV de tracción integral. Pero no serían comparables…

Si hacés foco, verás que la trasera derecha está colgada, en el aire. De todas formas, el comportamiento es muy bueno. No sabés cómo castigué a este Duster…

Más barro, un terreno donde Duster se siente como pez en el agua. Nota mental: si te vas a meter al barro, revisá que tengas líquido de sapito. Yo me olvidé, claro…

Nuevo Duster llega a la Argentina desde Colombia, como ya ocurría en el último tiempo con el modelo anterior. Un SUV que está cumpliendo diez años de vida.

Claro, también lo probé en el asfalto. Y lo exigí como difícilmente lo haga un usuario común. Pero de eso se trata, de buscar el límite y contarte hasta dónde llega…

La maniobra terminó bien, claro está. Fijate que la trasera derecha, que venía volando, ya está por aterrizar. El ESP, tarde pero seguro, por fin llegó a Duster.

Pero lamentablemente, Duster sigue ofreciendo sólo dos airbags y creo que es el principal punto criticable. ¡Vamos, Renault, si hasta el Kwid tiene cuatro de serie!

Bueno, chau asfalto. Volvamos a la tierra, para de alguna forma hacerle honor al nombre del modelo. El gran Claudio Arena se despachó con tremendas imágenes.

Por ejemplo, con postales como ésta. Realmente disfruté mucho de esta prueba. ¿Viste cuando todo se conjuga, en el momento y el lugar adecuados? Así ocurrió.

OK, está bien, freno un toque y te muestro en detalle el nuevo diseño de Duster. Ojo, no es un simple restyling. Hay cambios estructurales bastante profundos.

No hay panel (puertas, capot, portón) que no haya sido modificado. El cambio es más radical de lo que parece a simple vista y justifica hablar de nueva generación.

El frontal me gusta. Se parece a la pickup Alaskan, que también resulta agradable. Por suerte, la 4×4 evita el kit Outsider de la 4×2 (que en mi opinión, no me agrada).

Sí, ya sé, las ópticas se parecen a las del Renegade. Esto es como en la música: un artista inspira a otro, éste reformula y al final sale algo “parecido pero distinto”, ¿no?

Neumáticos de uso mixto, los adecuados para la versión 4×4. Bien planteado, porque yendo a otros segmentos (pickups mid size), no siempre ocurre así…

Una gran razón para comprar el Nuevo Duster: el motor turbo de 1.3 litros y 155 CV, con 250 Nm de torque. Un impulsor que, por ejemplo, usa el Clase A de Mercedes.

De “0 a 100” en 9,4 segundos. Mucho menos que los 11 segundos que tardaba con el viejo aspirado 2.0. Ojo: la versión 4×2 con la caja CVT lo hace en 8,7 segundos.

Casi sin diferencias en la distancia de frenado. Con la 4×2 medí 39 metros y con la 4×4, 38,5 metros. Pensé que por los neumáticos mixtos se podía estirar, pero no…

Aprendan: no uno, sino dos amortiguadores para sostener el capot, y con aislante acústico. Hay vehículos de segmentos superiores que deberían copiar al Duster.

Suspensión trasera multibrazo para la versión 4×4, indispensable para aprovechar el sistema de tracción integral y llevar al máximo la capacidad de avance de Duster.

Baúl de 400 litros en la 4×4. Al tener suspensión multibrazo, el auxilio se guarda debajo del piso del baúl. En cambio, en la 4×2 va por fuera y el baúl tiene 475 litros.

El auxilio tiene llanta de chapa, pero con dimensiones casi iguales a los montados, lo que permite clasificarlo como homogéneo (no hay indicación de máxima 80 km/h).

El rediseño no sólo se aprecia por fuera, sino también por dentro. El cambio es radical a nivel visual y también en la percepción de los materiales y terminaciones.

Transmisión manual de seis marchas, la única opción combinable con la tracción 4×4. Renault deslizó que a futuro podría haber una 4×4 AT. Yo creo que se impone.

Comando para el sistema de tracción, con modos 4×2 (delantera), 4×4 Auto (reparto automático) y Lock (bloquea 50:50 adelante/atrás hasta una máxima de 80 km/h).

Control de descenso, una herramienta útil en el off road que el Nuevo Duster incorpora en esta segunda generación (el ESP permite sumar también estas cosas).

Volante de renovado diseño, agradable desde mi opinión, y ahora con doble regulación (antes le faltaba profundidad). Sí, te muestro en detalle esos botones…

¡Enhorabuena! Ahora todos los comandos del control crucero (incluso el que lo enciende y apaga) están ubicados en el volante. Otra mejora esperada. Bien ahí.

Pero… no me digas que sigue con ese comando de audio y telefonía. Te dije, ¡no me lo digas! No creo que no sirva, pero ¿no sería hora de renovarlo y reubicarlo?

Instrumental simple, que mantiene cuadrantes analógicos, aunque con velocímetro digital, que facilita muchísimo la lectura a la hora de la conducción en ruta/autopista.

La 4×4 incorpora alerta de punto ciego (la luz se enciende en el espejo retrovisor exterior). No entiendo por qué este ítem sólo está acá y no en la 4×2 Outsider.

Nueva pantalla multimedia, más grande, mejor ubicada (más arriba), de interfaz más moderna y respuesta más veloz. Era necesaria una actualización en ese aspecto.

Tiene conectividad con Android Auto y Apple CarPlay para espejar aplicaciones. Se realiza vía cable. Dato: ya hay modelos de este segmento que se enlazan sin cable.

Climatizador automático, equipamiento inédito en el modelo anterior de Duster. Una muestra de que el producto, si bien mantiene su esencia, se volvió más refinado.

También se renovaron las butacas, pero no sólo en los tapizados. Son de verdad completamente nuevas y ofrecen una posición de conducción más envolvente.

Distintas texturas, incluso con algún material suave al tacto. La contrapuerta del Nuevo Duster confirma que hay una evolución notoria en calidad percibida.

Con 2,67 metros, la distancia entre ejes del Duster está más cerca de un segmento C (mediano). Por eso es también uno de los más amplios en las plazas traseras.

Me sobra bastante espacio para las rodillas y también en altura al techo. Además, los cojines de los asientos están elevados y es relativamente fácil subir y bajar.

Bueno, volvamos a la acción. Me quedé con ganas de más derrapes y más barro. En mi análisis, Duster ofrece la mejor relación entre precio y desempeño off road.

Un SUV robusto, ideal para quien necesita transitar por caminos rurales o de montaña. Y con el plus de un sistema de tracción 4×4 que funciona bien en serio.

Con Duster, Renault compitió varios años en el Dakar. ¡Cómo volaba en la arena, era tremendo! Yo no llegué a tanto, pero al menos dos ruedas hice despegar acá…

Renault celebrará en octubre el 10º aniversario de Duster. Claro, con muchos “dusteros” invitados. El rombo vendió 13.000 unidades de Duster en Argentina.

Se iba terminando la tarde y yo no quería bajarme del Duster. Es realmente divertido manejar la 4×4 fuera del asfalto. Y el Sr. Arena que pedía “una foto más, una más”.

Allá vengo, en las últimas pasadas, disfrutando del torque del motor turbo 1.3, que próximamente también ofrecerán Captur y otros modelos de Renault en la región.

Aplausos para el Nuevo Duster, que se bancó una tremenda paliza. La nueva generación mantiene su esencia y atributos tan valorados, y la vez, mejora en muchos de los aspectos donde debía hacerlo. Me gusta. A vos, ¿qué te parece?

Compartir:
Newsletter

4 comentarios en “Opinión: Nuevo Renault Duster 4×4

  1. Como siempre muy objetiva la nota. Me llama la atención la diferencia de consumo en ruta entre esta versión caja manual de 6 marchas 8.9 l/100 a 130 contra los 12 l/100 de la versión 4×2 con el mismo motor pero caja CVT.

  2. rodrigo gonzalez bunster 20/08/2021 a las 9:23 - Responder

    Muy buena nota. Idem las fotos. Lo único que le critico son esa abundancia de plásticos especialmente esa verruga que tiene al costado en el guardabarros delantero.

    • Rodrigo, gracias por tu lectura y el comentario sobre las fotos. Veo que no te convence ese detalle del diseño exterior. Es polémico, sí…
      Saludos!
      Martín Egozcue

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *