CarsMagazine

Opinión: Nuevo Peugeot 208 en Argentina – Feline 1.6 AT

Qué me gustó y qué le reclamo a la segunda generación, ahora de producción nacional, que probé en su versión “full”, de $1.844.000. Prestaciones y consumos.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar
Fotos: Martín Lübel
@mlubelphoto

> QUÉ PROBÉ <
El Nuevo 208 es la segunda generación del hatchback compacto (segmento B) de Peugeot, que ahora se fabrica en la Argentina (antes, en Brasil) sobre la nueva plataforma CMP, fruto de una inversión de 320 millones de dólares por parte del Grupo PSA. Sobre el modelo lanzado en 2013 y actualizado en 2016 (ver aquí), el Nuevo 208 también evoluciona en diseño, mecánica y equipamiento.

> QUÉ ME GUSTÓ <
+ Diseño exterior e interior (esto es siempre lo más subjetivo, pero creo que hoy es el más lindo del segmento; estilo rupturista, como en su momento lo fue el 206)
+ Ayudas a la conducción (ADAS) inéditas hasta ahora en el segmento B (pero exclusivas del Feline), con frenado automático de emergencia, asistente de mantenimiento de carril, cambio automático de luces altas-bajas, alerta de descanso, lectura de señales de tránsito, etc. (ver detalle completo en ficha técnica)
+ Seis airbags y ESP desde el nivel Allure (y cuatro airbags y ESP desde el Like)
+ Prestaciones más que aceptables, a pesar de que no evolucionó en el motor 1.6 de 115 CV, con 10,5 segundos de “0 a 100”, 8,3s de “80 a 120” y 185 km/h de máxima
+ Instrumental con tecnología 3D, algo inédito en el segmento; diseño sofisticado y posibilidad de personalización de los parámetros visibles a gusto del conductor
+ Nivel de insonorización, incluso a velocidades máximas de autopista (me pareció mejorado sobre el 208 de generación anterior y de los mejores del segmento)
+ Desempeño dinámico, con buena respuesta en la exigencia en curvas de media y baja velocidad; sin dudas, un chasis preparado para recibir mayores potencias
+ Materiales y terminaciones del interior, con un aplique engomado tipo “soft-touch” en la plancha de abordo (desde versión Allure) que realza la percepción de calidad
+ Posición de conducción, pero sólo si te resulta cómodo el i-cockpit (mido 1,70 metros y me “calza” muy bien, pero si medís más de 1,80 m tal vez no sea el caso)
+ Confort de marcha urbano, con mejor capacidad de absorción de irregularidades en el tren trasero frente al 208 de anterior generación (no se lo nota tan “seco”)
+ Asistencia de la dirección eléctrica, con buen equilibrio en función de la condición (muy liviana y cómoda en ciudad, y bien firme a medida que se eleva la velocidad)
+ Poder lumínico LED en altas y bajas (exclusivo Feline) para conducción nocturna
+ Cargador inalámbrico de celular (debe ser compartible; desde la versión Allure)
+ Sistema multimedia con Android Auto y Apple CarPlay en pantalla de 7 pulgadas (disponible desde el nivel Like Pack, el segundo de la gama)
+ Techo panorámico vidriado desde el nivel Active (el tercero de la gama)
+ Toma USB adicional exclusivo para carga de celular (desde nivel Like Pack)
+ Acceso y arranque por botón (desde el nivel Allure)
+ Una gama amplia, con siete versiones ya disponibles y una más por llegar (GT Line, en 2021), que tendrá tres motorizaciones y un rango amplio de posibilidades

> QUÉ LE RECLAMO <
– Un motor más moderno y turbo en la gama de producción regional, aunque Peugeot explicó que no fue posible por costos y sólo lo ofrecerá en la versión francesa GT Line que llegará en 2021, a un precio que hoy es una incógnita
– Precio más accesible (esta versión Feline es más cara que sus rivales directos, aunque también ofrece las ADAS como el gran diferencial dentro del segmento)
– Menor distancia de frenado: con más de 41 metros de “100 a 0”, es un punto a mejorar
– Acceso a las plazas traseras (la puerta es muy pequeña, el pilar C es “invasivo” y hay que encorvarse bastante para el ingreso, al menos más de lo habitual)
– Faros antiniebla (la tendencia es reemplazar los delanteros por un grupo óptico Full LED y la versión Feline los tiene, pero el antiniebla trasero aún es necesario)
– Respaldo trasero bipartido 1/3 – 2/3 (algo que sí ofrecía el 208 anterior y que otorga mayor versatilidad para cargar objetos grandes y que viaje alguien atrás)
– Climatizador automático bizona (el anterior 208 lo ofrecía en la versión Feline)
– Tanque de combustible más grande (ahora tiene 47 litros y antes, 55 litros)
– Rueda de auxilio homogénea (es temporal, tipo motocicleta, y sólo permite circular hasta 80 km/h; no es lo ideal para las distancias que propone nuestro país)

> PRESTACIONES <
Velocidad máxima:
185 km/h (en 5ª a 5.900 rpm)
Aceleración 0-100 km/h: 10,5 segundos
Elasticidad 80-120 km/h en Dª: 8,3 segundos
Frenada 100-0 km/h: 41,2 metros
(*) Velocidad, aceleración y elasticidad medidas con instrumental GtechPro
(*) Distancia de frenado medida a 100 km/h reales, también con GtechPro
(*) Mediciones sólo con conductor abordo y tanque lleno de combustible

> CONSUMOS <
Urbano:
10,8 litros/100 km
Velocidad promedio: 21 km/h
Autonomía: 435 km

A 100 km/h: 5,8 litros/100 km
Régimen: 6ª a 2.500 rpm
Autonomía: 810 km

A 130 km/h: 8,2 litros/100 km
Régimen: 6ª a 3.250 rpm
Autonomía: 573 km

Capacidad del tanque: 47 litros
Combustible indicado: nafta Grado 2
(*) Consumos a velocidades reales con instrumental GtechPro
(*) Mediciones de consumo con climatizador apagado (función A/C Off)

> FECHA DE LANZAMIENTO <
Agosto 2020

> ORIGEN <
Argentina

> MECÁNICA <
Motor naftero aspirado de 1.6 litros, 4 cilindros y 16 válvulas, con 115 CV de potencia a 6.000 rpm y 150 Nm de torque a 4.000 rpm. Distribución por correa dentada. Transmisión automática de seis velocidades (convertidor de par), con opción de pasaje secuencial desde el selector. Tracción delantera. Dirección con asistencia eléctrica. Frenos delanteros a disco y traseros a tambor. Suspensión trasera semi-independiente, con eje de torsión.

> DIMENSIONES Y PESOS <
Largo:
4,05 metros
Ancho: 1,73 metros (1,96 metros con espejos)
Alto: 1,45 metros
Entre ejes: 2,53 metros
Baúl: 311 litros
Peso: 1.252 kg (en orden de marcha)

> RODADO Y AUXILIO <
Neumáticos:
Pirelli Cinturato P7 195/55 R16
Auxilio: Fate 125/80 R15, de uso temporal (hasta 80 km/h)

> VERSIONES Y PRECIOS <
Like 1.2 82 CV MT5: $1.210.300
Like Pack 1.6 115 CV MT5: $1.309.000
Active 1.6 115 CV MT5: $1.417.000
Active 1.6 115 CV AT6 Tiptronic: $1.527.000
Allure 1.6 115 CV MT5: $1.597.000
Allure 1.6 115 CV AT6 Tiptronic: $1.707.000
Feline 1.6 115 CV AT6 Tiptronic: $1.844.000 (*)
GT Line 1.2 Turbo 130 CV AT6 Tiptronic: sin precio (**)
(*) Versión evaluada; precios vigentes a agosto 2020
(**) Lanzamiento previsto en el primer trimestre de 2021

> GARANTÍA <
3 años o 100.000 kilómetros

> POSIBLES RIVALES <
Chevrolet Onix
Volkswagen Polo
Toyota Yaris
Fiat Argo
Kia Rio
Ford Ka
Renault Sandero
Citroën C3
Honda Fit
Nissan Note

> FICHA TÉCNICA + EQUIPAMIENTO <
Para descargar, click aquí.

> EN INSTAGRAM DE @CarsMagazineArg <

> GALERÍA DE FOTOS <

El desempeño dinámico es un atributo del Nuevo 208. Y sí, merecería más potencia.

Pero también mejoró en el confort de marcha, sobre todo en la suspensión trasera.

La insonorización es otra evolución fácilmente apreciable. Linda la vista lateral, ¿no?

Pero donde más me gusta (me encanta, la verdad) es de frente. Irresistible, para mí.

De atrás es lindo, aunque no me hipnotiza. Algo no me cierra y no sé bien qué es…

Probé la versión Feline, tope de gama, que en agosto 2020 cotizaba a $1.844.000.

El Nuevo 208 ahora se fabrica en Argentina, en la nueva plataforma CMP de PSA.

Colmillos en LED, el rasgo distintivo y felino por excelencia del Nuevo Peugeot 208.

Las luces traseras, en cambio, son halógenas. ¿Faltaría un “Feline” a la derecha?

Para la polémica: muchos (me incluyo) esperaban una evolución en motorización, pero sigue el 1.6 de 115 CV del 208 anterior. Ojo: las prestaciones son correctas.

Vamos a las cifras: 10,5s de “0 a 100”, 8,3s de “80 a 120” y 185 km/h de máxima. Sí, ya sé, hay rivales con motores turbo que aceleran más (ya hablaremos de eso).

¿Y qué tal frena? Ahí me decepcionó, con más de 41 metros de “100 a 0”. Sí, acá también hay rivales que frenan mejor (de nuevo, hablaremos muy pronto de eso).

El interior es moderno y “envolvente”, con material “soft-touch” en la plancha de abordo que realza la calidad. En este punto se destaca sobre otros competidores.

Volante pequeño, elemento clave del i-cockpit que propone Peugeot. Una posición de conducción que es “blanco o negro”, sin “grises” en términos de aceptación.

Instrumental sobre el volante, ahora con tecnología 3D. Es el “chiche” tecnológico.

El Feline incorpora las ayudas a la conducción (ADAS), como mantenimiento de carril, pero también frenado autónomo y alerta de colisión. Muy bien ahí, Peugeot.

Pará, pará… ¿sigue este comando para el control crucero? ¿No era hora de colocarlo en el volante, más a la vista y fácil de operar? Sí, ya era hora, Peugeot.

Caja automática de seis marchas, de convertidor de par y correcto funcionamiento.

Como un avión: teclas para balizas, climatización y cierre centralizado, entre otros.

Cargador inalámbrico de celular. Y ojo: ya está incluido desde la versión Allure.

Techo panorámico (no se abre, pero es atractivo), disponible desde el nivel Active.

Multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas y claro, Android Auto y Apple CarPlay.

Podés escuchar tu música favorita en Spotify replicando la aplicación en la pantalla.

También espejar tu navegador de preferencia, tanto Google Maps como Waze.

Cuando quieras sintonizar la radio desde la pantalla, toda la operación es digital.

Lo mismo ocurre al configurar en detalle la climatización deseada (ya no es bizona).

Muy buena la doble cámara: vista trasera pero también con el perímetro completo.

Me gustó la butaca y la posición de conducción. Yo mido 1,70 metros y el i-cockpit me “cierra”. Si sos más alto (de 1,80 m para arriba), tal vez no te sientas a gusto.

Las plazas traseras no son generosas, pero tampoco son una miniatura. El gran problema está en el acceso, por el tamaño pequeño de la puerta y la forma del pilar.

“Tincho” Egozcue detrás de “Tincho” Egozcue viaja cómodo (y me sobra espacio).

Baúl de 311 litros, casi el mismo volumen del 208 anterior (318 litros). Pero dejó de ofrecer respaldo trasero bipartido 1/3 – 2/3. Esto es una involución en modularidad.

Sí, rueda de auxilio temporal. Ya es una costumbre de casi todas las automotrices. Me resisto a la tendencia pero, a esta altura, parece una batalla casi perdida.

Me gustó el Nuevo 208 por su diseño, dinámica, confort, calidad percibida, tecnología y seguridad. Pero merecía también una evolución en motorización.

¡Ups! Esta foto no era de esta nota. Bueno, parece que la historia continuará… 😉

Compartir:
Newsletter

2 comentarios en “Opinión: Nuevo Peugeot 208 en Argentina – Feline 1.6 AT

  1. Buena prueba Martin.
    Espero la comparativa con el Onix que sugiere la ultima foto. Hoy para mi es el unico que ofrece mas por menos.
    Saludos

  2. La rueda temporal no es una batalla perdida. Sería suficiente un fuerte lobby por parte de los potenciales compradores: “Es un excelente auto, me cierra todo, hasta el precio, pero si no me ponen un auxilio homogéneo, no compro”. Así de fácil. Cuando llegue la señal de alarma: “estamos perdiendo centenares de ventas por el tema del auxilio…y es muy preocupante”, recién ahí van a cambiar las cosas. Este efecto multiplicador sería la clave para modificar tendencias en la industria. Después de todo se supone que las empresas deben escuchar a sus clientes y fidelizarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *