CarsMagazine

Opinión: Nueva Chevrolet Tracker en Argentina

Qué me gustó y qué le reclamo a la segunda generación del SUV compacto, que probé en su versión tope de gama, de $1.933.900. Prestaciones y consumos.

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar
Fotos: Martín Lübel
@mlubelphoto

> QUÉ PROBÉ <
La Nueva Tracker es la segunda generación del SUV compacto (segmento B) de Chevrolet. Basada en la flamante plataforma GEM (del inglés, por “Mercados Globales Emergentes”), evoluciona en diseño, mecánica y equipamiento sobre el modelo lanzado en 2013 y actualizado en 2017 (ver aquí).

> QUÉ ME GUSTÓ <
+ Rediseño exterior (el mayor cambio está en la parte trasera, mucho más moderna)
+ Prestaciones respetables para un motor 1.2 de 3 cilindros (son casi 1.300 kg)
+ Frenado automático de emergencia como principal ayuda a la conducción (y diferencial vs. rivales), además de alertas de colisión frontal y de punto ciego
+ Seis airbags y ESP en toda la gama, desde la versión más básica del catálogo
+ Distancia de frenado “100 a 0” en sólo 37 metros (mejor que Tracker anterior)
+ Incorporación de dirección eléctrica, muy confortable en ciudad (antes, hidráulica)
+ Instrumental clásico, de buena escala, y display digital de completa información
+ Posición de conducción: butaca de buena sujeción y volante de doble regulación
+ Mejora en la habitabilidad trasera (se nota que amplió 2 cm la distancia entre ejes)
+ Mayor capacidad de baúl, con 393 litros (en la Tracker anterior, apenas 306 litros); y ahora con un doble fondo que permite variar el volumen final de almacenamiento
+ Nuevo sistema multimedia MyLink de 7”, con MyChevrolet App (compatible con smartwatchs), que permite consultar remotamente el estado del vehículo (informaciones de la computadora) e incluso climatizar el habitáculo a distancia
+ Android Auto y Apple CarPlay para espejar apps, y doble conexión Bluetooth
+ Conexión a Internet 4G (provista por Claro) para hasta 7 dispositivos simultáneos
+ Cargador inalámbrico para el celular (el dispositivo debe ser compatible)
+ Doble USB en plazas traseras para cargar dispositivos (Chevrolet entendió todo)
+ Tecnología OnStar (servicios conectados multipropósito de Chevrolet)
+ Asistente de estacionamiento semi-automático, no habitual en este segmento

> QUÉ LE RECLAMO <
– Algún inyectado “soft touch” en plancha de abordo (es todo rígido, ver foto debajo); y en general me parece que la Tracker anterior tenía mejores terminaciones
– Más esmero en la insonorización en autopista a 130 km/h (digamos que no es mala, pero hay competidores que ofrecen mejor aislación frente a la Tracker)
– Frenos a disco traseros, como tenía la Tracker anterior (aunque sólo en la 4×4)
– Auxilio homogéneo (es temporal, de dimensiones reducidas y sirve hasta 80 km/h)
– Modo secuencial convencional para la caja AT (sólo permite operarla en el modo “Lock”, pensado para retener cambios en caminos de montaña, por ejemplo, pero que no funciona como secuencial para pasajes a entera voluntad del conductor)
– Tanque de combustible más grande (sólo ofrece 44 litros y si bien los consumos son contenidos, podría tener mucha más autonomía; antes ofrecía 53 litros)
– La versión 4×4 que sí ofrecía la generación anterior (aunque la demanda sea baja en tracción integral, era un diferencial del SUV de Chevrolet frente a varios rivales)
– Más garantía que 3 años o 100.000 km (este plazo ya es un estándar básico)

> PRESTACIONES <
Velocidad máxima:
171 km/h (en Dª a 4.300 rpm; con viento en contra)
Aceleración 0-100 km/h: 10,2 segundos
Elasticidad 80-120 km/h en Dª: 7,7 segundos
Frenada 100-0 km/h: 37,0 metros
(*) Velocidad, aceleración y elasticidad medidas con instrumental GtechPro
(*) Distancia de frenado medida a 100 km/h reales, en pista de pruebas
(*) Mediciones sólo con conductor abordo y tanque lleno de combustible

> CONSUMOS <
Urbano:
8,9 litros/100 km
Velocidad promedio: 20 km/h
Autonomía: 494 km

A 100 km/h: 6,4 litros/100 km
Régimen: Dª a 1.850 rpm
Autonomía: 687 km

A 130 km/h:
10,4 litros/100 km (con viento en contra)
Régimen: Dª a 2.400 rpm
Autonomía: 423 km

Capacidad del tanque: 44 litros
Combustible indicado: nafta Grado 3
(*) Consumos a velocidades reales con instrumental GtechPro
(*) Mediciones de consumo con climatizador apagado (función A/C Off)

> FECHA DE LANZAMIENTO <
Julio 2020

> ORIGEN <
Brasil

> MECÁNICA <
Motor turbo-naftero Ecotec de 1.2 litros y 3 cilindros, con 132 CV de potencia a 5.500 rpm y 190 Nm de torque a 2.000 rpm. Distribución por correa dentada inmersa en aceite, que según Chevrolet sólo requiere mantenimiento cada 240.000 kilómetros. Transmisión automática de seis velocidades (convertidor de par), con opción de pasaje secuencial desde el selector (únicamente operable en el modo “Lock”, que retiene el cambio para situaciones de conducción como un ascenso o descenso en caminos de montaña, pero que no permite seleccionar la marcha deseada en un modo manual-secuencial convencional). Tracción delantera. Dirección con asistencia eléctrica. Frenos delanteros a disco y traseros a tambor. Suspensión trasera semi-independiente, con eje de torsión.

> DIMENSIONES Y PESOS <
Largo:
4,27 metros
Ancho: 1,79 metros (2,05 metros con espejos)
Alto: 1,62 metros
Entre ejes: 2,57 metros
Baúl: 393 litros (1.278 litros con asientos rebatidos)
Peso: 1.271 kg (en orden de marcha)

> RODADO Y AUXILIO <
Neumáticos:
Goodyear Efficient Grip 215 55/R17
Auxilio: Maxxis 115 70/R16, de uso temporal (hasta 80 km/h)

> VERSIONES Y PRECIOS <
Tracker 1.2 132 CV MT5: $1.453.900
Tracker 1.2 132 CV AT6: $1.602.900
Tracker LTZ 1.2 132 CV AT6: $1.749.900
Tracker Premier 1.2 132 CV AT6: $1.933.900 (*)
(*) Versión evaluada; precios vigentes a agosto 2020; incluyen bonificaciones.

> GARANTÍA <
3 años o 100.000 kilómetros

> POSIBLES RIVALES <
Ford EcoSport
Volkswagen T-Cross
Jeep Renegade
Nissan Kicks
Honda HR-V
Renault Duster/Captur
Citroën C4 Cactus
Peugeot 2008
Fiat 500 X
Hyundai Creta
Kia Seltos
Chery Tiggo 5
JAC S3
Haval H2
Lifan X70
BAIC X35

> FICHA TÉCNICA + EQUIPAMIENTO <
Para descargar, click aquí.

> EN INSTAGRAM DE @CarsMagazineArg <

> GALERÍA DE FOTOS <

Probé la versión tope de gama, de $1.933.900 (precio vigente a agosto 2020).
El desempeño dinámico es correcto para un SUV de su tamaño y segmento.

La Nueva Tracker creció en dimensiones y ganó mucho en personalidad.

El frente está alineado con la nueva identidad visual de la familia Chevrolet.

Atrás se aprecia la gran evolución frente a la Tracker de generación previa.

Antes mexicana, ahora se produce en Brasil. ¿A futuro también en Argentina?

Las llantas son de 17” en las versiones tope de gama (antes, 18 pulgadas).

Motor turbo 1.2 de 3 cilindros y 132 CV. Reemplazó al aspirado 1.8 de 140 CV.

Mejoró más de dos segundos en el “0 a 100”: ahora apenas 10,2 segundos.

También evolucionó en el frenado de “100 a 0”, con destacables 37 metros.

El interior, renovado por completo. Pero los materiales no lucen mejores…

Caja AT de seis marchas, convertidor de par y polémico sistema secuencial.

La versión Premier sumó frenado automático de emergencia, gran diferencial.

A mí me gusta así: analógico, con display central y velocímetro digital. Y listo.

Cargador inalámbrico de celular, ya visto en el Nuevo Onix, que se replica acá.

También es común con Onix el nuevo y mejorado sistema multimedia MyLink.

Incluye conectividad para Android Auto y Apple CarPlay, mediante cable.

Podés espejar Spotify y escuchar Rampants, la mejor banda “británica” de industria argentina (ojo, yo grabé las baterías de ese disco; dale click acá).

Con Android Auto y Apple CarPlay podés espejar el GPS en la pantalla.

La Nueva Tracker también se diferencia por el WiFi incorporado. Se contrata aparte (a Claro) y permite conectar hasta siete dispositivos en simultáneo.

La climatización se comanda desde la pantalla táctil, de buena respuesta.

Cámara de retroceso. Esta versión tiene sensores delanteros y traseros.

Incluye OnStar, el sistema de servicios conectados exclusivo de Chevrolet.

El climatizador es de una sola vía y también tiene sus teclas físicas.

Parece “soft-touch”, con cuero y costuras. No, es un plástico rígido. Posta.

Buena posición de conducción, con volante de doble regulación.

Doble techo panorámico, con la primera mitad de apertura eléctrica.

Creció la habitabilidad trasera, aunque la quinta plaza es algo limitada.

Un “Tincho” Egozcue detrás de otro “Tincho” Egozcue viajará súper cómodo.

Doble puerto USB en las plazas traseras para recargar dispositivos.

Baúl de 393 litros. Era una mejora necesaria: en la anterior, apenas 306 litros.

Regulando el piso del baúl y rebatiendo los asientos, se obtiene este espacio.

Un clásico: auxilio de uso temporal, que sólo permite circular hasta 80 km/h.

Una gran evolución para reposicionarse como un referente del segmento. Pero la competencia también se actualiza y pronto habrá nuevos rivales. ¿Hasta dónde llegará la Nueva Chevrolet Tracker?

Compartir:
Newsletter

3 comentarios en “Opinión: Nueva Chevrolet Tracker en Argentina

  1. Me gusta casi todo, menos dos cosas! (rueda de moto, que la estan por prohibir en brasil!., y el perfil BAJA que traen las mas FULL “No es Compatible, Perfil Bajo, para SUV”)

  2. Buena prueba Martin.
    Yo personalmente elegiria la base caja manual. La full no agrega casi nada en seguridad y nada en mecanica (incluso para mi resta con esa caja at sin paso secuencial manual). Ni siquiera agrega auxilio homogeneo y encima tiene cubiertas de perfil muy bajo.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *