Baic

Opinión: Haval H2 en Argentina

Me convenció por su nivel de calidad –sí, siendo chino– y el completo equipamiento, aunque esperaba más del turbo. Pero ahora el dilema es el dólar…

Por Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar
Fotos: Martín Lübel
@mlubelphoto

¡Qué rápido lo están haciendo! Cuando los autos chinos llegaron a la Argentina, lo primero que se les criticó fue la pobre calidad general. El equipamiento y las prestaciones tampoco se lucían, pero aquello era la principal falencia que mostraban. Diez años más tarde, cuando las marcas chinas ya son más de diez en el mercado local, la evolución de sus productos ha sido notoria. En al menos tres de los últimos vehículos chinos que probé, el nivel de calidad general me parece que ya es un tema resuelto. Por lo pronto, ya no parecen inferiores a los fabricados en el Mercosur dentro del mismo segmento. Es cierto también que mis últimas evaluaciones no fueron con los modelos chinos más accesibles en precio. Pero incluso así, el avance de la industria automotriz del gigante asiático es una realidad irrefutable. Y en ese contexto, Haval –la más reciente marca china en lanzarse en Argentina– no hace más que confirmar dicha tendencia. El H2 se destaca precisamente por su nivel de calidad. Con esto me refiero a la percepción general, a los materiales, las terminaciones y los encastres. Además, la dotación de equipamiento del H2 superó mis expectativas. Porque tiene de todo y hasta incluso ítems inéditos dentro del segmento de los SUV compactos. A nivel mecánico, cuando en la ficha técnica leí que tenía un turbo 1.5 de 141 CV y 210 Nm (desde apenas 2.200 rpm), pensé en un SUV “picante”, que rozara los 10 segundos en el “0 a 100”. Pero aquí el sabor fue agridulce: a bajo régimen, el turbo tarda en responder, como si estuviese “dormido”. Y recién por encima de las 3.000 rpm lo sentí “despertarse”. Por eso es muy buena la elasticidad de “80 a 120”, aunque discreta la aceleración con partida detenida. Pero en definitiva, la principal reflexión que me dejó la prueba del Haval H2 es que el gran dilema con los autos chinos ya deja de ser la calidad. Hoy el tema pasa por el precio. Al estar dolarizados (por más que algunas marcas los expresen en pesos), los valores de los chinos se sacudieron tan abruptamente como fue la devaluación del último mes. El H2 Luxury cotiza a 29.990 dólares, que son $865.000 al cambio del 15/06/18. El Nissan Kicks más caro hoy está en $660.000; y una Ford EcoSport tope de gama, en $670.000. Los dos últimos son precios que todavía deben acomodarse a los recientes saltos del dólar, pero así y todo hoy están $200.000 por debajo del H2. En definitiva, uno siempre termina evaluando una relación precio-producto, donde en el caso del H2 y otros chinos similares, la duda ahora está en la cifra a pagar y ya no en la calidad del vehículo. Y eso, al final de cuentas, no sólo habla bien de Haval en particular, sino en general de lo que en términos de producto están ofreciendo los nuevos autos chinos en Argentina.

> QUÉ ME GUSTÓ <
+ Percepción de calidad (materiales y terminaciones)
+ ESP de serie en ambas versiones (Comfort y Luxury)
+ Seis airbags (sólo en nivel Luxury)
+ Diseño exterior y llantas de 18 pulgadas (de serie)
+ Consumos contenidos (ciudad y ruta)
+ Elasticidad a medio régimen (sobrepaso de 80 a 120 km/h)
+ Desempeño de la caja automática (6 marchas, convertidor de par)
+ Suspensión trasera multibrazo (en otros mercados hay versiones 4×4)
+ Frenos traseros a discos (ambas versiones)
+ Confort de marcha urbano
+ Control de descenso en pendientes
+ Cámara de “punto ciego” en espejo derecho (sólo hasta 15 km/h)
+ Función Auto Hold (en versión AT)
+ Freno de estacionamiento eléctrico
+ Ajustes eléctricos en butaca del conductor, incluido lumbar
+ Monitoreo de presión de neumáticos
+ Seguridad completa en la quinta plaza
+ Habitabilidad en plazas traseras

> QUÉ LE RECLAMO <
– Un precio más accesible (aprox. $850.000, por efecto devaluación)
– Más reacción a bajo régimen (el turbo “demora” en responder)
– Mejor insonorización a alta velocidad (más de 120 km/h)
– Menor rolido (inclinación de carrocería) en exigencia dinámica
– Más firmeza en la dirección a alta velocidad
– Diseño más moderno en la consola central (botones y comandos)
– Navegador satelital (GPS) en la pantalla multimedia
– Mirror Link para “espejar” aplicaciones del smartphone
– Mejor calidad de audio y recepción de radios FM
– Auxilio homogéneo (es temporal, tipo “galleta”)
– Mayor capacidad de baúl (300 litros, menos que varios rivales)
– “One touch” en las cuatro ventanillas (disponible sólo conductor)

> PRESTACIONES <
(*) mediciones con instrumental GtechPro

Velocidad máxima alcanzada: 174 km/h (en 5ª a 4.700 rpm)
Aceleración 0-100 km/h: 11,3 segundos
Elasticidad 80-120 km/h en Dª: 8,1 segundos

> CONSUMOS <
(*) velocidades reales con GtechPro

Urbano:
10,2 litros/100 km
Velocidad promedio:
26 km/h
Autonomía:
539 km

A 100 km/h
6,5 litros/100 km
Régimen:
Dª a 2.100 rpm
Autonomía:
846 km

A 130 km/h:
8,7 litros/100 km
Régimen:
Dª a 2.700 rpm
Autonomía:
632 km

Capacidad del tanque:
55 litros

Combustible indicado:
93 RON o superior

Neumáticos montados:
Kumho Solus 235/55 R18

Rueda de auxilio:
Chao Yang 155/85 R18 (temporal; máxima 80 km/h)

> VERSIONES Y PRECIOS <
Comfort 1.5 141 CV AT6 4×2: USD 25.500
Luxury 1.5 141 CV AT6 4×2: USD 29.990 (*)
(*) versión probada

> GARANTÍA <
3 años o 100.000 km

> POSIBLES RIVALES <
BAIC X35
Chery Tiggo 3
Chevrolet Tracker
Citroën C4 Cactus
Fiat 500X
Ford EcoSport
Geely Emgrand X3 (llega en septiembre)
Honda HR-V
Hyundai Creta
Jeep Renegade
Lifan X70 (llega en julio)
Nissan Kicks
Peugeot 2008
Renault Captur
Renault Duster
Suzuki Vitara

> FICHA TÉCNICA <
Para descargar, click aquí.

Sin ser inestable, presenta un notorio rolido en exigencia dinámica.

A contramano, se luce con el ESP de serie y en las dos versiones.

Llantas de 18 pulgadas, también de serie en ambos niveles del H2.

Suspensión trasera multibrazo. En otros mercados hay versión 4×4.

Mide 4,33 metros de largo. Rivales: HR-V, Kicks, EcoSport & Cía.

Atractivo diseño frontal, con luces de posición y diurnas en LED.

No es “facha” la doble salida de escape: se divide en dos secciones.

Motor naftero turbo 1.5 de 141 CV y 210 Nm entre 2.200 y 4.500 rpm.

De “0 a 100” en 11,3 seg. Por potencia y torque, no es una gran cifra.

Inyectados “soft” en la plancha de abordo y las ¡cuatro contrapuertas!

No muy moderno, pero completo y funcional. Debe velocímetro digital.

Pantalla sin GPS ni Mirror Link. Car One ya trabaja para ofrecerlos.

Caja AT6 de buen desempeño. Función Auto Hold y freno eléctrico.

Revestido en cuero, de doble regulación, con control crucero.

Botón de “Sistema Visual de Punto Ciego” (ayuda para estacionar).

Consiste en una cámara gran angular en el espejo exterior derecho.

Enfoca hacia abajo y adelante; y sólo funciona hasta llegar a 15 km/h.

Butacas revestidas en cuero, uno de los diferenciales del nivel Luxury.

Con regulaciones eléctricas, incluso lumbar. Inédito en el segmento.

Techo solar eléctrico, también exclusivo de esta versión Luxury.

Amplia habitabilidad y seguridad completa para la quinta plaza.

Baúl de 300 litros. Varios de los rivales ofrecen mayor capacidad.

Rebatiendo los asientos (60/40), se obtienen 890 litros de volumen.

Auxilio temporal: una lástima, allí cabe una rueda 100% homogénea.

Haval H2: sorprende por calidad y equipamiento, pero a precio elevado.

Compartir:
Newsletter

10 comentarios en “Opinión: Haval H2 en Argentina

  1. Muy buena prueba Martín, no la había leído todavía.
    Sin duda Haval tiene los SUV para competir en lo alto del seg. B (H2) y C (H6).
    El tema como siempre es ver como responden los productos a mediano plazo y sobre todo la post-venta, provisión de repuestos, etc. Recordemos que los importadores de autos chinos son empresas independientes, no son filiales locales de las casas matrices (Socma, CarOne, etc).
    Saludos.

    • Gracias Guillermo! Sin duda, los chinos están avanzando rapidísimo en materia de producto. Queda por ver cómo responde la postventa, como vos mencionás. Pero este Haval H2 realmente demuestra que las marcas chinas en general están mejorando a pasos muy veloces.
      Saludos!
      Martín Egozcue

  2. Hola soy de Chile y tengo un Haval h2 hace un año, y hasta ahora puras satisfacciones. Lo q pasa allá es el problema político. Yo compre el h2 en Chile nuevo a 10100000 pesos chilenos. Esto yo llevo a dolares es de 15.600 dolares aprox. Casi la mitad q ud lo venden allá. Los impuestos q uds pagan son demaciados.

    • Gracias Felipe por compartir tu visión desde el otro lado de la Cordillera. En efecto, acá en Argentina los impuestos son altísimos y ya superan el 50% del valor final del vehículo al público. Un tema a revisar urgente.
      Saludos!
      Martín Egozcue

  3. Daniel Angel Velazquez 14/07/2018 a las 22:21 - Responder

    Debe velocimetro digital? Estas loco! 4 agujas es lo que tiene que ser.. Eso no lo deberia cambiar nadie!

    • Daniel, no me refiero a que incluya velocímetro digital eliminando el analógico por aguja; lo que digo es que bien podría sumar un indicador digital de velocidad en el display central del instrumental, pero desde luego manteniendo el velocímetro analógico. Cuando uno circula en ruta o autopista, se lee mucho más rápido un buen display digital central que la aguja tradiconal.
      Saludos!
      Martín Egozcue

    • Coincido con Martín. Tuve un Chevrolet Cobalt con el famoso “instrumental de moto” y ahí me di cuenta que la rapidez y claridad de dectura del velocímetro digital sobre el analógico es abismal. Ahora tengo un Vento y uso el indicador digital del display, el analógico podría no existir si por mi fuera. Hace poco alquilé un Alfa Romeo Giulieta que no tenía el repetidor y me costó muchísimo adaptarme, o mejor dicho, no me adapté.
      Saludos.

      • Gracias Guillermo! El display digital para velocímetro es un camino de ida. Me gusta también tener el analógico, pero el digital es, tal como coincidimos, más fácil y rápido de leer, casi instantáneo.
        Saludos!
        Martín Egozcue

  4. Es mucha diferencia de valor para hacer una “patriada”. Pienso que por mas que lleven a los periodistas a China y hablen maravillas de la marca, el publico en general por ese valor se va a inclinar a lo ya conocido. Mas aun, llegado el momento del cambio, el valor de reventa es en el caso de Chery, bajisimo al punto que hay agencias que ni siquiera las toman. Y las agencias oficiales tampoco las toman a un buen valor si uno se lleva un 0km de la marca.

  5. Atilio Rastriguez 18/06/2018 a las 14:45 - Responder

    A esos valores van a vender poco y nada; lo peor es que se van a terminar yendo, y dejando el tendal a los pobre -y pocos- clientes que cautiven. El contexto no ayuda, y por más esfuerzo que hagan en cuanto al respaldo, logística y demás sarasa, lo cierto es que siguen siendo chinos. No pueden llegar y ser Ford -por ejemplo- por más mala que sea una Ecosport. Son más de 100 años en el país, y eso cotiza a la hora de comprar. Si me venís a decir que sos chino pero bueno, y que el producto vale cada centavo que cobras, te contesto que el mercado no está para aventuras de ese tipo. Se verá…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *