CarsMagazine

Opinión: Chery Tiggo 4 PRO Luxury CVT

Qué nos gustó y qué le reclamamos al crossover compacto, que en su versión full, de USD 31.290, renueva diseño, suma equipamiento e incorpora motor turbo.

Por René Villegas
Fotos: Claudio Arena

> QUÉ PROBAMOS <
La nueva versión del SUV compacto (segmento B), lanzada en la Argentina en agosto de 2022 (ver aquí). Nos subimos a la opción más equipada, la PRO Luxury CVT, que trae un motor turbo-naftero 1.5 litros de 147 CV y caja automática de variador continuo (CVT). El flamante integrante de la familia PRO se sumó a la gama de la Tiggo 4 que se vende desde 2020 (ver aquí) y se actualizó en 2021 (ver aquí). Se destaca por una elevada percepción de calidad y tecnología, que realmente sorprende con respecto a modelos de generación anterior de esta marca china. Con buen equipamiento de confort, pero baja seguridad, compite en un segmento reñido a un precio que no se destaca por ser precisamente económico. Análisis completo, prestaciones reales y las mejores fotos, como siempre en CarsMagazine.com.ar.

> QUÉ NOS GUSTÓ <
+ Diseño moderno: su estilo exterior resulta muy atractivo, con una nueva grilla que aporta un halo de exclusividad en el sector frontal.
+ Motor turbo: el 1.5 litros de 147 CV funciona muy bien. Bajó los 10 segundos en el 0-100 km/h, con una entrega de par contundente desde bajas vueltas.
+ Caja CVT:
no son la mejor alternativa, pero con motores turbo (como es el caso de este vehículo) funcionan de una manera más eficiente y placentera.
+ Calidad percibida: este punto lo convierte en una referencia para su segmento, gracias a la plancha de a bordo de material suave, a los insertos y a la firmeza de las piezas.
+ Detalles tecnológicos: el selector de la caja CVT tipo “joystick”, el freno de mano eléctrico y la caja con función “Hold” le dan jerarquía para su segmento.
+ Luces LED: cuenta con muy buena iluminación gracias a la tecnología LED de sus faros principales. Ojo: no todas sus funciones adoptan esta tecnología.
+ Tablero digital: el instrumental merece ser destacado por ser moderno, completo y legible, aunque es poco preciso y configurable.
+ Sistema multimedia: la pantalla táctil de gran tamaño (10,2 pulgadas) presenta un funcionamiento adecuado, con un entorno moderno.
+ Comportamiento dinámico:
con neumáticos de 18 pulgadas, ostenta una tenida adecuada. El rolido es notorio al doblar exigido, pero está claro que no es un deportivo.
+ Cargador inductivo: para el conductor, está ubicado en una posición muy cómoda sobre la consola central. También es destacable la capacidad del portaobjetos central.
+ Techo corredizo: dispone de un sistema convencional. La apertura eléctrica se efectúa mediante dos teclas, sin one touch.
+ Butaca eléctrica: la del conductor cuenta con reglajes eléctricos. Además, el formato de las delanteras luce esmerado y con impronta deportiva.
+ Espacio interior: no es un punto súper destacado, pero admite que cuatro pasajeros viajen con comodidad. Incluso hay salidas traseras de ventilación.
+ Cámara 360°: tiene muchas funciones, con gran calidad de imagen. Al colocar el giro se proyecta una imagen tres cuartos trasera que carece de utilidad, pero luce muy visual.
+ Manos libres: cuenta con acceso y arranque manos libres, con una llave muy vistosa. Lo malo es que se cierra automáticamente al alejarse un par de metros.

> QUÉ LE RECLAMAMOS <
– Consumo más bajo: el gasto es elevado en ciudad y en ruta. Empeora drásticamente si elevamos la velocidad.
– Mayor confort de marcha: si bien las suspensiones no son duras en exceso, los neumáticos y rodado 18″ juegan una mala pasada. Cualquier bache se siente en el interior.
– Más airbags: trae únicamente dos frontales y dos laterales delanteros. Carece de bolsas extras de cortina o de rodilla. Parece poco.
– Ayudas a la conducción: por segmento y precio debería ya contar con al menos alguna función de este tipo (ADAS).
– Tapizados de mayor calidad: la calidad de los autos chinos mejoró, pero no la textura súper suave de sus tapizados, que por lo general no resultan durables.
– Climatizador automático: no dispone de este sistema. Además, todo se opera a través de un mando táctil eficiente, pero no práctico.
– Auxilio homogéneo: viene con rueda temporal. No es algo tan criticable a estas alturas, pero los neumáticos titulares son de una medida y marca que parecen difíciles de conseguir.

> PRESTACIONES + CONSUMOS <
Velocidad máxima:
180 km/h (dato oficial de fábrica)
Aceleración 0-100 km/h: 9,8 segundos
Elasticidad 80-120 km/h: 7,5 segundos

Consumo urbano: 11,2 litros/100 km
Velocidad promedio: 22 km/h
Autonomía: 455 km

Consumo a 100 km/h: 7,8 litros/100 km
Régimen: 1.900 rpm
Autonomía: 653 km

Consumo a 130 km/h: 10,3 litros/100 km
Régimen: 2.800 rpm
Autonomía: 495 km

Capacidad del tanque: 51 litros
Combustible indicado: Nafta Súper (95 octanos)
(*) Prestaciones y consumos a velocidades reales con instrumental GtechPro.

> FECHA DE LANZAMIENTO <
Agosto 2022

> ORIGEN <
China

> MECÁNICA <
Motor naftero de 1.5 litros, 4 cilindros y 16 válvulas, con 147 CV de potencia a 5.500 rpm y 230 Nm de torque entre 1.750 y 4.000 rpm. Doble árbol de levas con sistema de admisión variable. Distribución por cadena. Transmisión automática de variador continuo CVT. Tracción delantera. Dirección con asistencia eléctrica. Frenos delanteros y traseros a discos. Suspensión delantera independiente McPherson y trasera con eje de torsión.

> DIMENSIONES Y PESOS <
Largo:
4,32 metros
Ancho: 1,83 metros (2,07 metros con espejos)
Alto: 1,68 metros
Entre ejes: 2,61 metros
Despeje: 15,5 centímetros
Capacidad de baúl: 340 litros
Peso: 1.364 kg (en orden de marcha)

> RODADO Y AUXILIO <
Neumáticos:
Giti GitiComfort 520 V1 215/55 R18
Auxilio: Linglong (temporal) 125/80 R17

> VERSIONES Y PRECIOS <
Tiggo 4 PRO Comfort MT: USD 25.290
Tiggo 4 PRO Comfort CVT: USD 28.490
Tiggo 4 PRO Luxury CVT: USD 31.290 (*)
(*) Versión evaluada; precios vigentes a enero de 2023, según Chery Argentina.

> GARANTÍA <
5 años o 100.000 km

> POSIBLES RIVALES <
Haval H2
BAIC X35
JAC S3
FAW T33
Volkswagen T-Cross
Ford EcoSport
Chevrolet Tracker
Nissan Kicks
Honda HR-V
Renault Duster / Captur
Peugeot 2008
Citroën C4 Cactus
Jeep Renegade
Kia Seltos
Hyundai Creta

> FICHA TÉCNICA + EQUIPAMIENTO <
Para descargar, click aquí.

> GALERÍA DE FOTOS <

La nueva Chery Tiggo 4 PRO llega en tres versiones. La que probamos (Luxury) es la única con motor turbo.

Presenta un diseño moderno, con una carrocería de 4,32 metros de largo. Algunos detalles en tono rojo le aportan personalidad.

El diseño de la nueva grilla frontal le da un aspecto futurista. Las luces diurnas de LED se ubican sobre el paragolpes frontal.

Las inclinaciones de la carrocería son marcadas, aunque el control dinámico no presenta fallas. El ESP entra en acción rápidamente.

Llega a la Argentina importada de China, donde se produce. Compite en la poblada categoría de los SUV compactos (segmento B).

Pese a su trabajado diseño, las luces traseras no disponen de tecnología LED. La suspensión trasera es semi-independiente.

Uno de los principales defectos está en el confort de marcha: cualquier pozo repercute en el interior notoriamente.

Los neumáticos de 18″ y con perfil bajo son, en parte, culpables de esto. Las llantas tienen un diseño agradable, en combinación con los cálipers rojos.

La Tiggo 4 PRO utiliza una plataforma del segmento B. Las versiones de entrada disponen del aspirado 1.5 de 113 CV.

El diseño del interior se percibe moderno, con una consola central elevada. Se destacan los detalles en rojo satinado.

El tablero completamente digital arroja información suficiente, aunque no permite otras configuraciones de diseño.

La calidad interior sorprende por sus niveles de terminación. Es buena la elección de materiales y el entorno es agradable.

Las prestaciones del motor turbo son buenas, aunque el consumo resulta elevado. Emplea inyección convencional (no directa).

Se trata de un 1.5 litros con cuatro cilindros, que rinde 147 CV y 230 Nm. El 0-100 km/h lo hizo en 9,8 segundos.

Es cómoda la ubicación para el cargador inductivo, al lado del selector de marchas tipo “joystick” y con función secuencial.

Las butacas, con regulación eléctrica para conductor, son cómodas y de un diseño que roza lo deportivo.

El techo corredizo eléctrico es un detalle que enaltece el equipamiento de confort. La perilla circular es para la luz interior.

Las plazas traseras son cómodas para dos ocupantes de talla media. El respaldo está bastante inclinado, y el mullido es suave.

La calidad del “cuero” en los modelos chinos continúa igual: es muy blando. En días de calor resulta insoportable.

El sistema multimedia dispone de conectividad Android Auto y Apple CarPlay, pero únicamente a través de un cable.

En dicha pantalla se pueden visualizar las múltiples funciones de la cámara 360°. En este caso, cada vez que encendemos el giro.

La cámara frontal puede ser activada mediante una tecla en la consola, lo que resulta muy práctico a la hora de estacionar.

Las salidas traseras de ventilación son aliadas en el confort. Carece, sin embargo, de función automática: sólo funciona como aire acondicionado.

Con 340 litros, la capacidad de baúl es acotada para una familia, pero está en torno a lo que ofrecen sus competidores.

Equipa una rueda de auxilio temporal. Los neumáticos de 18 pulgadas que trae no son fáciles de conseguir.

La Tiggo 4 PRO Luxury CVT se vende a un precio de USD 31.290, que deberían convertirse al valor oficial en pesos.

Compartir:
Newsletter

Un comentario en “Opinión: Chery Tiggo 4 PRO Luxury CVT

  1. El talón de aquiles de este producto y de todos los chinos en general es la carencia de una red de consecionarios a lo largo y ancho del país y también garantizar una adecuada cadena de repuestos que permitan que el potencial afortunado usuario pueda estar tranquilo sabiendo que hay un adecuado respaldo en tiempo y forma en caso de roturas etc.
    Adicionalmente, los precios son elevados y en esto, el socio estado tiene una activa participación ya que se queda con una buena tajada, lo que contribuye sensiblemente a espantar a los potenciales compradores. Aunque hay que decir que esta característica es un lugar común para cualquier auto o producto. El mercado premia o castiga también al estado y no solo al fabricante: si muchos perciben que la carga tributaria que infla el precio de los autos es elevada, simplemente dejarán de comprar. Después de todo, comprar este tipo de bienes no es obligatorio. Cada bolsillo sabrá y decidirá si vale la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *