CarsMagazine

Nueva VW Amarok: ¿habrá versión deportiva de 300 CV?

Un medio alemán reveló que la próxima generación ofrecerá una variante turbo-diésel V6 R con ese caballaje y suspensión calibrada específicamente.

Volkswagen estaría desarrollando una versión deportiva para la futura generación de la Amarok. La pickup mediana podría ofrecer una variante súper prestacional bajo la denominación R, con una mecánica de extrema potencia, estructura optimizada y detalles estéticos diferenciales, reveló la prestigiosa revista alemana AutoBild, que ilustró el informe con la imagen de arriba.

La posible Volkswagen Amarok R contaría con el motor turbo-diésel 3.0 litros que ofrece la versión V6 de 258 CV actual (ver aquí), pero calibrado para aumentar la potencia hasta los 300 CV. A diferencia de la “ve seis” que hoy por hoy se produce en la Argentina, la variante R tendría suspensión específica, ángulos optimizados y capacidad de vadeo ampliada.

De la nueva Amarok se conoce oficialmente sólo un boceto de diseño que anticipa su exterior (imagen debajo) y también se sabe que “a través de diseños e interfaces personalizados”, se diferenciará de la futura Ranger, pickup sobre la cual estará basada a partir de un acuerdo de colaboración entre Volkswagen y Ford (ver aquí).

A la vez, es un hecho que no se fabricará en la Argentina. Volkswagen confirmó que la producción de la nueva generación se concentrará en Sudáfrica, y que desde allí se exportará a los mercados de Europa, Medio Oriente y África. En otras regiones, Volkswagen aceptó sin “peros” que Ford produzca la próxima Amarok, pero en Sudamérica no le quiso ceder su pickup a la firma americana, uno de sus rivales más directos en el mercado.

A través de un comunicado de prensa emitido por la división de Vehículos Comerciales, Volkswagen reconoció que “sin la cooperación no se hubiera producido una Nueva Amarok”. A partir de esto se infiere que, sin Ford, la marca alemana no fabricará la futura Amarok en la Argentina.

Con todo esto, el futuro a mediano plazo de la Amarok en el mercado local es incierto. Analizando el panorama, podríamos decir que Volkswagen tiene dos opciones: estirar la vida útil del modelo argentino actual todo lo que sea posible para mantener la producción local o importar la futura generación desde Sudáfrica. Esta última sería una solución extraña, ya que pagaría arancel extrazona (la mayoría de las mid size que se venden en el país no lo pagan) y, además, sería igualmente producida por Ford. En otra región, pero por Ford a fin de cuentas.

Si Volkswagen elige la primera opción, ¿cuántos años podría sostenerse en un mercado que se renueva constantemente? ¿Podrá competir de igual a igual en este segmento con una Amarok de plataforma vieja ante la futura Ranger y de la próxima generación de la Hilux (llegaría en 2023), entre otros modelos? El tiempo lo dirá…

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *