Sigue la cuarentena: ¿qué cuidados tomar en el auto que no se usa?

Desde Michelin difundieron recomendaciones para que los vehículos estén en condiciones óptimas al momento de volver a la rutina. Para leer y compartir.

Debido a la pandemia de coronavirus, la gran mayoría de la población debe permanecer en sus hogares y sólo en algunas pocas provincias y municipios se flexibilizan las actividades. Es por eso que Michelin recomienda tener en cuenta una serie de recomendaciones básicas a quienes estén en cuarentena, a fin de que sus automóviles se encuentren en las condiciones adecuadas al momento de volver a la rutina;

  • Encender el motor una vez cada cinco o seis días durante, al menos, 15 minutos. Si bien todas las partes del vehículo son importantes, la batería es una de las piezas que más sufre la inactividad ya que se descarga fácilmente si no se activa (en promedio, en 15 días). Al encenderlo, es importante hacerlo en un lugar abierto para evitar la acumulación de humo/combustión en los espacios cerrados.
  • Revisar algunos componentes, ya que pueden afectarse por el desuso como es el caso de mangueras o juntas resecadas, así como los discos de freno o el escape que podrían presentar óxido (en este último caso, si se percibe cualquier sonido diferente, conviene revisarlo en un taller especializado). Por otro lado, si el freno de mano está puesto hay que asegurarse de que no se haya destensado o quedado bloqueado.
  • Comprobar el estado de los fluidos: la inactividad prolongada del vehículo contribuye a la pérdida de líquidos, producto de la evaporación o fuga de algún circuito. Comprobar el nivel del líquido de freno, del refrigerante, del aceite y del líquido del limpiaparabrisas es fundamental al momento de volver a la normalidad. Además, el aceite puede perder cualidades por la falta de uso y acumulación de humedad.
  • Cubrir el vehículo si está al aire libre: si el auto está a la intemperie, es recomendable proteger la pintura del sol y de elementos corrosivos; por ello, lo mejor es cubrirlo con una lona, que se pueda limpiar regularmente para asegurar que la pintura siga intacta.
  • Revisión de neumáticos: se recomienda evitar que las cubiertas se deformen y esto se logra moviendo el auto unos centímetros para que su peso no recaiga todo el tiempo en la misma zona. Por el otro lado, si bien es normal que los neumáticos pierdan presión por causas naturales -normalmente alrededor de 1 psi por mes-, es fundamental chequear las presiones de inflado para verificar que no hayan perdido aire, ya que la baja presión contribuye a la deformación del neumático. La presión de inflado la brinda el fabricante del vehículo y se puede encontrar en algunos de los parantes de las puertas delanteras, en el lado interno de tapa de depósito de combustible o en el manual de uso, dependiendo del fabricante y modelo. Si se detecta que la presión está por debajo de lo recomendado, se sugiere inflarlos en frío con algún compresor (algunos vehículos lo incorporan).
  • Limpieza e higiene dentro del vehículo: siempre a la vanguardia de las necesidades de los consumidores y más aún en este contexto, Michelin cuenta con el Desinfectante para Ambientes y Superficies Michelin que elimina el 99,99% de las bacterias, virus y hongos* del auto. Disponible en los centros de servicios de todo el país, debe aplicarse con el vehículo en marcha y la ventilación encendida en frío (no el aire acondicionado). Luego de agitar y presionar el botón, se debe colocar en el piso del acompañante y cerrar el auto, dejándolo actuar entre 10 y 15 minutos hasta que se consuma complemente todo el contenido.

Cómo conservar en condiciones neumáticos que no están montados en el vehículo:

En el caso de haber comprado neumáticos y que no se hayan llegado a montar en el auto (no es lo recomendable; se sugiere hacerlo en el momento de la compra), es necesario tener ciertas consideraciones para que no pierdan sus atributos.

Los neumáticos están compuestos por diferentes tipos de materiales y mezclas de goma, cuyas propiedades son esenciales para su buen funcionamiento.

 –  Modalidad de almacenamiento: deben guardarse en lugares sin luz solar y ambientes frescos (entre los 15ºC y 25ºC), espacios sin hidrocarburos y lejos de fuentes de generación eléctrica. Es importante también evitar en todo momento dejarlos a la intemperie ya que el sol, el calor, el frío y las lluvias afectan los compuestos y, además, pueden acumular agua, factor que contribuye a la propagación de nidos de mosquitos que transmiten el dengue, Zika y Chikungunya.

 –  Mantenerlos limpios y sin contacto con vapores de solventes, combustibles y otros hidrocarburos. Se sugiere también que se guarden envueltos o embolsados en polietileno negro, ya que reducirá la evaporación de componentes protectores del caucho.

 – Almacenarlos en posición vertical y sin estar montados en sus llantas. En caso de neumáticos montados en su llanta, idealmente mantenerlos de forma horizontal e inflados con un mínimo de 15 libras.

Estos tips les permitirán a los usuarios mantener las condiciones y cualidades de los neumáticos y, gracias a esto, los términos de la garantía Michelin.

De todas formas, una vez finalizado el confinamiento, la compañía recomienda acudir a uno de sus centros de servicios, donde será atendido por un equipo de profesionales y maquinaria adecuada para poner el auto a punto y tener una conducción segura.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *