CarsMagazine

Los Fiat Argo y Cronos 1.3 tendrán caja automática CVT

Es una transmisión Aisin de siete marchas simuladas que estará disponible a partir de 2022 en la gama de ambos modelos, sólo con este motor.

La gama de los Fiat Argo y Cronos incorporará desde 2022 la posibilidad de combinar el motor naftero aspirado 1.3 litros con una transmisión automática de variador continuo. Lo reveló el portal brasileño Autos Segredos, sin confirmación por parte de la marca italiana, que todavía no se pronunció al respecto.

En base al medio citado, la caja CVT en cuestión será la misma que ofrece el Toyota Yaris. Es una fabricada por Aisin con siete marchas simuladas que estará ligada al actual motor naftero Firefly 1.3 litros de 99 CV a 6.000 rpm y 127 Nm a 4.000 rpm. Hoy por hoy, se asocia únicamente a una transmisión manual de cinco velocidades.

Las primeras unidades de los Argo CVT y Cronos CVT se comenzarán a fabricar en enero, según Autos Segredos, y probablemente serán presentadas más adelante como Model Year 2023. Y si bien la publicación se refiere en exclusiva al mercado brasileño, es muy posible que estén disponibles también en los concesionarios de la Argentina.

De lo que todavía no hay novedades es de la posible incorporación de una motorización turbo en las versiones más exclusivas, que en la actualidad conservan el conocido motor naftero 1.8 litros Etorq EVO de 130 CV, con caja manual de cinco velocidades o automática de seis (de convertidor de par, con levas al volante), según la versión.

Ocurre que el Grupo FCA, ahora parte de Stellantis (desde la fusión con el Grupo PSA), comenzó a fabricar en Brasil una nueva familia de motores Firefly, también llamada GSE (por Global Small Engine). Esta gama mecánica, presentada a nivel internacional en 2018, se produce en la planta de Betim, Minas Gerais (Brasil).

Los nuevos motores GSE son un turbo-naftero 1.0 litros de tres cilindros, con una potencia de 120 CV y un torque máximo de 190 Nm; y un turbo-naftero 1.3 litros de cuatro cilindros, capaz de entregar 180 CV y 270 Nm de par máximo. No está confirmado cuál de los dos llegará a la gama Argo/Cronos, o si el 1.0 estará destinado a las versiones “convencionales” y el 1.3 se reservará para una posible versión tipo deportiva.

Fiat asegura que estos motores ahorran combustible, reducen la fricción en el cigüeñal y acortan la fase de calentamiento con respecto a los impulsores actuales. Tienen inyección directa con una presión de combustible de 200 bar, colector de escape integrado en la culata y cuatro válvulas por cilindro, con control de apertura y cierre variable. Además, el bloque y la culata están hechos de aluminio, por lo que son más livianos: el 1.0 pesa 91 kg y el 1.3, 110 kg.

Por lo pronto, los Argo y Cronos seguirán vendiéndose en la Argentina tal cual hoy. El hatchback tiene una gama compuesta por cinco versiones, con precios desde $1.874.000 hasta $2.411.600. El sedán tiene siete versiones, cuyos valores rondan entre $1.675.800 y $2.354.500.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *