CarsMagazine

Hay 30 mil autos en Zárate por las trabas para importar

Están estacionados a la espera de la autorización para ingresar al país. Como los playones del puerto están llenos, en muy pocos días tampoco se podría exportar.

Por Redacción – CarsMagazine.com.ar

En el puerto de Zárate hay cerca de 30 mil vehículos acumulados a la espera de las autorizaciones para ingresar al país, reveló un informe del diario Clarín (ver aquí). Hasta ahora, el equipo económico del Gobierno de la Nación no respondió al pedido de las automotrices y la tensión en el sector crece día tras día.

De acuerdo a Infobae (ver aquí), el flamante secretario de Comercio, Matías Tombolini, se reunió con las automotrices días atrás para pedirles que restrinjan al máximo las importaciones, a fin de equilibrar la balanza comercial. Y avisó que no aprobaría ni una SIMI hasta que cada compañía le acerque una propuesta “con todo el esfuerzo posible”.

“Nos han venido reduciendo importaciones y a cada empresa se nos había establecido una pauta de producción, exportaciones e importaciones. Entonces nos ajustamos a esa pauta y ahora quieren hacer borrón y cuenta nueva, pero no se puede cambiar todo de la noche a la mañana. Acá hay una planificación de producción, de autos que se exportan a otros países y de vehículos que vienen para Argentina”, planteó una fuente de una terminal a Infobae.

Pese a que no se aprueban las SIMI, los barcos siguen llegando llenos de autos al puerto de Zárate. Principalmente vienen de Brasil (es el socio comercial más importante de la Argentina), aunque también de otros destinos. Y quedan ahí, estacionados, a la espera de que la autorización les permita viajar a los concesionarios.

«Esto se hace aún más evidente en el momento actual, considerando que es un problema que está afectando igualmente a todas las plantas automotrices, ya que desde la segunda quincena de julio no ha sido liberado ningún vehículo«, dijo la Terminal Zárate, en una comunicación interna.

Esta situación no sólo complica al mercado interno, sino también a la exportación de las terminales. Clarín dice que “como los playones están abarrotados, ya casi no queda espacio para descargar los vehículos que llegan en sentido contrario, para ser embarcados con destino de exportación”.

«Dadas las condiciones de restricción a los procesos de importación y la falta liberaciones registradas en el último mes, la operación normal de los próximos embarques puede verse afectada/obstaculizada por la demora de buques a la descarga«, dice la nota interna, a la que tuvo acceso Clarín.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *