Gama HDi: Citroën explica cómo funciona el filtro de partículas

El FAP está presente en los modelos C-Elysée, C4 Lounge, Berlingo Multispace y Furgón, C4 Picasso, Grand C4 Picasso, SpaceTourer, Jumpy y Jumper.

> LA GAMA HDI <
Citroën vende en Argentina una gama amplia de productos con motorización diésel HDi. Actualmente, son nueve de los doce modelos de la marca francesa los que ofrecen este tipo de mecánicas en el país: C-Elysée, C4 Lounge, Berlingo Multispace, C4 Picasso, Grand C4 Picasso, SpaceTourer, Berlingo Furgón, Jumpy y Jumper. Todos estos vehículos están equipados con el filtro de partículas (Citroën lo denomina FAP) para cumplir con las normas medioambientales modernas.

> QUÉ ES EL FILTRO DE PARTÍCULAS <
El FAP es un elemento que reduce al mínimo los componentes contaminantes de la combustión y los convierte en componentes que se consideran no contaminantes, explican desde la marca francesa.

“El FAP permite capturar las partículas de hollín o humo negro, pero con el paso del tiempo esos elementos tienden a quedar retenidos en ese punto, saturando el filtro, lo que obliga a encontrar una forma de limpieza”, comenta el gerente de Marketing Estratégico de Citroën Argentina, Thomas Burguete.

> QUÉ ES LA REGENERACIÓN DEL FAP <
La regeneración es el método a través del cual se limpia el FAP de las partículas nocivas. En los autos de Citroën “se realiza de forma natural, gracias al aporte de un aditivo (cerina) que, en lugar de la temperatura natural (550 grados), va a realizar el proceso a 450 grados”, sostiene Burguete.

> EL BENEFICIO PARA LOS USUARIOS <
Gracias al aditivo mencionado, el cliente de la gama HDi de Citroën no tiene la necesidad de cumplir con ningún procedimiento que no sea el uso normal de su vehículo. “Casi sin darse cuenta, al utilizar su automóvil comúnmente está regenerando el filtro para así poder seguir funcionando normalmente”, explica Burguete.

> REGENERACIONES INCONCLUSAS <
En caso de no llegar a la regeneración natural por las condiciones de uso, se realiza una regeneración artificial, donde el vehículo le avisará al cliente cuando esté sucediendo, para evitar interrumpirlo. El filtro de partículas logra filtrar un 99,9% tanto en cantidad como en masa de las partículas de carbono, por lo que otorga una pureza de emisiones muy superior”, agrega el ejecutivo de la marca francesa, que asegura: “En los motores que utiliza Citroën, el FAP puede durar entre 180.000 y 200.000 km”.

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *