Ford vs. Volkswagen, el día después: futuro de las pickups

Cómo quedaron paradas industrial y comercialmente ambas empresas tras la cancelación del proyecto en conjunto para las nuevas Ranger y Amarok.

La noticia circula desde el viernes 3 de abril en distintos medios nacionales y regionales, tras la primicia de Ambito.com: se canceló el proyecto de fabricación conjunta de las nuevas generaciones de Volkswagen Amarok y Ford Ranger en la Argentina. Eso no significa necesariamente que las futuras pickups no llegarán al mercado local, pero el desacuerdo expuso una historia de egos e intereses que comenzó mucho tiempo atrás.

Viajemos en el tiempo para contar la historia desde el principio y entender el futuro: en enero de 2019, en el marco del Salón de Detroit, Volkswagen y Ford anunciaron un acuerdo de colaboración histórico para desarrollar en conjunto tecnologías de conducción autónoma, vehículos comerciales tipo vans y las nuevas generaciones de Amarok y Ranger, sus pickups medianas.

Desde aquel entonces, los comunicados de Ford afirmaban que dicha empresa se encargaría de desarrollar, fabricar y distribuir las próximas generaciones de las pickups; es decir, Ford estaría a cargo de las futuras Amarok y Ranger. Volkswagen, en consecuencia, se encargaría únicamente de comercializar su propio modelo en los concesionarios, sin intervención industrial.

Aquí nació el gran cortocircuito: los altos mandos latinoamericanos del Grupo Volkswagen no estuvieron nunca de acuerdo en que Ford, hasta ahora rival directo en la lucha por el segundo lugar del podio en ventas, se ocupar de fabricar la nueva Amarok para la Argentina, Brasil y otros mercados de la región.

Ocurre que la Amarok fue desde su concepción un “capricho” de Volkswagen a nivel regional. Capricho que, afortunadamente, fue un éxito total para la marca alemana, al punto de que llegó a fabricarse en Alemania para diversos mercados internacionales y en la Argentina se ganó un lugar entre modelos con varias décadas de historia.

La división regional de Volkswagen hizo todo lo posible para no perder la producción en Pacheco de la Amarok, “su” Amarok. Fue un trabajo sigiloso, de hormiga, que recién la semana pasada obtuvo la aprobación de la casa matriz en Alemania y fue posteriormente comunicado a sus pares de Ford.

¿Por qué Volkswagen tardó más de un año en informarle a Ford que no cedería la producción de la Amarok en la Argentina? Porque estuvo esperando hasta último momento una inversión adicional en Pacheco que no llegó ni llegará. En la planta bonaerense, hoy por hoy, el único proyecto de producción confirmado es el Tarek (inversión: 650 millones de dólares), un SUV mediano que, al menos inicialmente, no dará un gran volumen. Entonces, ya sin la Suran, si Volkswagen Argentina pierde la Amarok, quedaría produciendo únicamente el Tarek (arrancará este año). Eso significaría que la capacidad ociosa de Pacheco crecería y, en consecuencia, el trabajo para sus operarios bajaría.

Del otro lado del alambrado en Pacheco ocurre algo similar: tras la retirada del Focus, la planta de Ford quedó produciendo sólo la Ranger. La incorporación de la nueva Amarok hubiera significado pasar de 50 a 90 mil unidades anuales, según estimaciones oficiales, y una bocanada de aire para los operarios de la planta, en un contexto de caída en la producción mundial que pone en vilo a toda la industria.

“Los planes de Ford para la Ranger en Sudamérica no han cambiado”, responden inmediatamente y al unísono los voceros de la marca del óvalo ni bien CarsMagazine.com.ar consulta al respecto, a la vez que aclaran: “Sobre el negocio de otras empresas no hacemos comentarios”. Las respuestas son cortas, precisas y elocuentes: pese a que fabricará igualmente la futura Ranger (fotos filtradas más abajo) en Pacheco, la firma del óvalo es la gran perdedora del desacuerdo. Y también su red de proveedores, a quienes ya les había confirmado la producción de ambos modelos.

El futuro de la Amarok no está tan claro como el de la Ranger. Para el resto del mundo, Volkswagen ya mostró un boceto (foto principal de esta nota) que adelanta el diseño de la nueva generación. Otras regiones no se opusieron a “cederle” la Amarok a Ford porque la firma del óvalo es internacionalmente más reconocida que la alemana en producción de pickups, gracias a la vasta historia de la Ranger y, principalmente, a la famosa Serie F.

Pese a lo comentado hasta aquí, ante la consulta de CarsMagazine.com.ar voceros de la firma de Wolfsburgo sostienen aún que “no hay cambios en los planes actuales de Volkswagen Argentina” y que siguen “trabajando en la ambiciosa colaboración global entre Ford y Volkswagen”.

Volkswagen tendrá tres caminos de ahora en adelante. El primero será estirar la vida útil de la generación actual de Amarok en Pacheco todo lo que sea posible, con actualizaciones estéticas y de equipamiento que la mantengan competitiva en un mercado feroz, lleno de rivales fuertes. Así conservaría más tiempo las fuentes de trabajo locales.

La segunda opción es importar la futura generación de la Amarok una vez que comience a producirse en otro continente. Eso sí: habrá que ver si podría traerla en un volumen considerable para seguir disputando un lugar en el podio. Y sería una solución extraña, dado que igualmente sería producida por Ford. En otro país, pero por Ford a fin de cuentas.

El tercero y último, y el más difícil por ahora, será desembolsar varios millones de dólares para que la nueva Amarok se fabrique en Pacheco, pero del lado de Volkswagen. Si así fuera, la división argentina lograría conservar el volumen de producción actual (o lo superaría, si sumásemos el Proyecto Tarek) y, a su vez, lanzar al mercado una pickup totalmente renovada.

Evidentemente, la historia recién empieza…

Compartir:
Newsletter

2 comentarios en “Ford vs. Volkswagen, el día después: futuro de las pickups

  1. Ojo que el 35÷ de arancel lo paga igual pese a ser utilitario, si es que llega de extra zona. Eso ya le pasa a la L200, Ranger Raptor, F150, etc.
    Lo que no paga siendo utilitario es impuestos internos.
    Vw deberá mejorar la Amarok actual, incorporando airbags de cortina por ejemplo, y/o reemplazando todas las versiones 2.0 bi turbo por V6, y/o incorporando en el v6 caja manual y reductora, etc.
    Saludos.

    • Correcto, Guillermo, es como decís. Ya está modificado en la nota. Siendo utilitario, si viene de extrazona, igualmente paga el 35 por ciento de arancel.
      Saludos!
      Martín Egozcue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *