FPT
CarsMagazine

Ford Aspen: “El 2018 será extremadamente competitivo y nos preocupa la rentabilidad”

Desde el concesionario de Campana pronostican una gran rivalidad en la industria automotriz para el nuevo año. Además: alertan por la pérdida de rentabilidad.

Aspen Motors, el concesionario Ford de Campana, cerró un 2017 con mayor nivel de ventas que en el año anterior, aunque –como sostienen en el sector en general– con menos márgenes de rentabilidad. Además, el concesionario oficial del óvalo para el corredor que también incluye a Zárate y Escobar (para contactos, click aquí) pronostica un 2018 de extrema rivalidad y competencia entre las marcas, producto de la gran cantidad de lanzamientos previstos y de la “guerra” de descuentos que ello genera. En la siguiente entrevista, la visión de Gustavo Colombano, Gerente General de Aspen Motors…

– En líneas generales, ¿cómo fue el 2017 a nivel mercado para los concesionarios y en particular para Aspen Motors?
– En el último trimestre del año el mercado se cayó. Fue una caída que atribuyo a distintos factores, porque nunca es uno solo… El principal fue la información que buena parte del público no llegó a interpretar correctamente sobre la reducción del impuesto automotor. Mucha gente pensó que los autos económicos iban a bajar de precio, que un Ka o un Fiesta iba a ser más barato desde enero de 2018, cuando en realidad los que iban a reducir su valor eran los de gama media, como un Mondeo. Por lo tanto, a 90 días del cierre del año las ventas se frenaron bastante. El cliente se dijo a sí mismo: “No sólo espero a que bajen los precios sino que además, lo patento como 2018”. Y así fue como ocurrió, aunque mucha gente pensó equivocadamente…

– Mencionaste que el mercado se “cayó” al final del año pero que hubo “distintos factores”. Ya hablaste de lo que ocurrió con el impuesto. ¿A qué otros “factores” te referías?
– Sin duda, no fue el único factor el tema del impuesto. Debo ser sincero y admitir que este año, la competencia fue mucho más aguerrida; aparecieron más marcas, con más productos. La competencia se intensificó muchísimo. Por otro lado, se apreció un freno general al consumo, sobre todo en aquellas instancias en las que se habló de ajuste de tarifas. En este caso particular, las ventas que se enfrían son las financiadas, no tanto las del cliente de contado. Eso también hizo que el mercado se desacelerara en la parte final del año, pese a lo cual terminó siendo un buen año en el volumen general, el segundo mejor de la historia con 900.000 unidades.

– En concreto, ¿qué cifras de ventas registró Aspen Motors en 2017 y cómo resultó respecto del año anterior?
– En 2016 vendimos 1.084 unidades. Y en 2017 llegamos a 1.308 vehículos. Crecimos un 20 por ciento de un año al otro. Pero es un crecimiento que de alguna forma fue imperceptible, porque en 2016 la rentabilidad fue una y en 2017, incluso con un volumen mayor, fue mucho menor… Esto se debe a la oferta y la demanda, a los descuentos que hay que ofrecer y aplicar para cerrar ciertas operaciones. Aspen es un concesionario con 85 empleados, que invierte en forma permanente en tecnología, en servicios, en postventa, y es necesaria la rentabilidad para sostener ese nivel de crecimiento e inversión. Por ejemplo, teníamos previsto comprar un predio nuevo para logística, y tuvimos que demorarlo…

– ¿Cómo imaginás al 2018 para el mercado automotor argentino?
– Lo imagino extremadamente competitivo y eso mantiene aún más encendida la alarma sobre la rentabilidad del sector. La industria automotriz volvió a alcanzar números récord en 2017 y entiendo que este año será igual. Pero estamos ante un negocio que cambió muchísimo, que se hizo cada vez más financiero y donde –insisto– la rentabilidad disminuyó notoriamente…

– ¿Cómo fue la primera semana de ventas de enero? ¿Cuál fue el termómetro inicial?
– En estos primeros días de enero, aparecieron clientes que estaban esperando la baja del impuesto. Y se reactivaron las ventas de Kuga, Mondeo y S-Max. Sólo en la primera semana del mes, en Aspen vendimos diez unidades entre esos tres modelos de la gama alta de Ford. Eran operaciones que los clientes esperaban concretar una vez oficializada la quita del impuesto. Con Mondeo y Kuga, Ford quedó muy competitivo a nivel de precios. Por ejemplo, en el caso de Mondeo, el precio bajó de 690.000 a 633.000 pesos en la versión SEL; y de 834.000 a 764.000 pesos en la Titanium. Es importante la reducción.

– Por último, ¿qué novedades de producto esperan de Ford Argentina para 2018?
– La verdad, mucho no sabemos… La terminal no nos anticipó demasiado hasta el momento. Tal vez en marzo, en una reunión habitual que se realiza con toda la red de concesionarios, nos adelanten algo. Lo que sabemos, porque lo dijeron en el Salón de Buenos Aires del año pasado, es que llegará el Mondeo Híbrido. Después, si me preguntás, yo sueño con lo que Ford mostró en los salones de Buenos Aires de 2015 y 2017, en cuanto a pickups o SUVs que hoy no se venden en el mercado local. Lógico, hablo de productos importados…

Aspen dispone de stock de toda la gama de Ford. Está en el Km 73,2 de la Ruta 9.

Fiesta y EcoSport, las últimas novedades del óvalo, en el showroom de Campana.

Compartir:
Newsletter
CarsMagazine
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *