CarsMagazine

En tres Citroën 3CV, ocho argentinos cruzarán el Sahara

Replicarán la histórica aventura que André Citroën completó hace cien años con cinco autos de su marca. La palabra de quienes idearon la travesía.

Por Patricia Osuna Gutiérrez

Ocho argentinos cruzarán 5.600 kilómetros por el desierto de Sahara para replicar la mítica travesía que André Citroën comandó en 1922 con cinco autocadenas de su marca (Scarabée d’Or, Croissant d’Argent, Tortue Volante, Bœuf Apis y Chenille Rampante). Lo harán a bordo de tres unidades del Citroën 3CV de producción nacional.

Los aventureros contarán con el apoyo de Citroën Global, que dispuso de un responsable de la marca para acompañarlos durante todo el trayecto; y de Total Energies Argentina, que les proveerá el combustible para el recorrido completo y el servicio de mantenimiento de las tres unidades.

CarsMagazine.com.ar dialogó con José Izquierdo, una de las dos personas que dirigirán esta travesía, para conocer cómo surgió la idea de hacer este viaje y de qué manera se llevará a cabo.

– ¿Cuándo surgió la idea de realizar este viaje?
– Hace muchos años. En el 3CV aprendí a manejar. Este auto ha sido parte de mi historia familiar. Patricia, mi señora, también lo manejaba. Mi familia siempre me apoyó (N. de la R.: tiene una hija y un hijo) y empecé hace 14 años junto con Martín a viajar en Citroën 3CV de fabricación nacional, nuestros vehículos todo terreno ultralivianos. Con el tiempo se fueron sumando amigos e hicimos la Ruta 40. También fuimos desde Tucumán a Cuzco, completamos Perú en 15 días, llegamos al Mato Grosso en Brasil, hicimos toda Bolivia, Paraguay, Uruguay, una proeza. Para el Bicentenario hicimos 1000 km dentro de la provincia de Tucumán. Hace siete años le regalé a Martín el libro con las Travesías de André Citroën y le dije: “Vos, que sos más joven, andá estudiando a ver a dónde podemos ir”. Y ahí nació este proyecto.

– ¿Qué los atrapa del Citroën 3CV?
– Es un auto muy simple y distinto, diseñado por un arquitecto. Por ejemplo, para ventilar, mientras todos los vidrios de las puertas bajan, en este se suben. Tiene un paño fijo, el superior, y otro que se mueve abajo y que se abre. Los vidrios traseros se abren lateralmente para que el aire circule y renueve. La trompa tiene forma de cuña para ser aerodinámico, entre otros detalles. Es un utilitario, ya que se sacan los asientos traseros. Pesa 600 kilos y la capacidad de carga es de otros 600 kg más.

– ¿Cómo desarrollaron el proyecto?
– Martín tiene un slogan: “Las regatas se ganan en tierra”. Estudió francés y consiguió y analizó por dos años un libro original de esta travesía firmado por André Citroën que indica día por día los problemas, la logística, los detalles. Me lo recordó cuando sólo faltaban cinco años para el centenario de esta aventura y luego cuatro. En ese momento pusimos manos a la obra y ahora estamos aquí. Ya falta nada. Somos los únicos en el mundo que rememoraremos tal como fue la travesía original.

– ¿Cómo será el recorrido de la travesía?
– Los autos embarcarán desde Argentina hacia Argelia el 30 de septiembre. Nosotros viajaremos el 10 de diciembre e iniciaremos el recorrido el 17 de diciembre. Son 3.100 kilómetros por Argelia que queremos replicar desde su capital Argel hasta la lejana Tamanrasset, en el desierto Sahara. Pasaremos por la mítica Touggourt, puerta del desierto argelino, El Menia, In Salah, Tamanrasset, Beni Abbes, Oran y volvemos a Argel, para retornar a la Argentina. En total, ida y vuelta son unos 5.600 kilómetros en nuestros tres 3CV de producción argentina. Son unos 100 kilómetros por día, a una velocidad promedio de 70 km/h.

– ¿Qué llevan para el viaje?
– Carpas y bolsas de dormir por si tenemos que acampar, aunque vamos a usar los alojamientos de los pueblos. Llevamos sólo dos cambios de ropa. Y en el auto de apoyo irán las herramientas, repuestos (carburador, partes de motor y de suspensión, tornillería varia) y combustible, Lo esencial para este auto minimalista.

– A siete años de iniciar este proyecto, ¿cómo se sienten al presentarlo a la prensa?
– Es un momento de vértigo luego de una etapa de calma y preparación. Hoy decimos en el grupo «quién nos quita lo esperado». En la primera etapa desde la mente visualizamos el estar allá, fuimos y volvimos unas 80 veces para planificar y ver qué nos podía hacer falta. Lo estamos disfrutando, aún con el pulso acelerado.

– ¿Cómo los acompañan sus familias?
– La familia de cada uno del grupo está de acuerdo en que la travesía sea posible. Gracias a cada uno de sus integrantes. En mi auto tengo una frase de Patricia que dice “todo va a salir bien”. Y así está siendo, como ella vaticinó este proyecto estratosférico.

– ¿Cuál es el objetivo final de este viaje?
– Recordar los 100 años del primer cruce del Sahara en un automóvil marca Citroën de 1922 y unir en nuestros queridos 3CV al pueblo argentino y argelino, dos culturas tan conectadas más allá de la distancia. Como dice Martín, esto no es una locura, es una aventura muy bien preparada para dejar en alto a la Argentina. Para quien quiera ver nuestros 3CV, van a estar exhibidos hasta el sábado 10 de septiembre en la concesionaria Citroën Chambord del Shopping Remeros Plaza (Ruta 27 y Camino de los Remeros, Tigre).

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *