El Salón de San Pablo, en crisis: las 11 marcas que no irán

Gigantes como Chevrolet y Toyota ya confirmaron que no se presentarán al auto show más importante de Sudamérica. Ford y Renault analizan su decisión.

La organización del Salón de San Pablo está desarrollando por estas horas un plan estratégico para atraer a las automotrices y salvar la muestra que está pautada para este año, dado que grandes fabricantes ya confirmaron su ausencia. El auto show, como nadie imaginaba, está realmente en peligro para 2020.

Si bien varias empresas ya habían confirmado su ausencia, el cimbronazo más fuerte lo dio esta semana General Motors: el consorcio al que pertenece Chevrolet anunció que no montará un stand en San Pablo porque la relación del consumidor con la marca “está demostrando ser cada vez más digital”, según un comunicado oficial.

Chevrolet es la marca más vendida de Brasil. En 2019, consiguió 475.270 patentamientos allí. Su participación fue cercana al 18 por ciento. Y 2020 lo arrancó también con el pie derecho: la nueva generación del Onix se posicionó al tope de la categoría Automóviles con 16.434 ventas de la variante hatchback y 8.363 de la sedán (Onix Plus).

“Nuestra estrategia de ventas y marketing se basa en la experiencia del cliente. Chevrolet quiere ser relevante para el cliente en todo momento y a través de todos los canales elegidos por él. Aproximadamente el 32 por ciento de nuestras ventas minoristas comienzan en el entorno digital”, justificó Chevrolet su decisión.

La marca del moño dorado no será la única ausente entre las más populares de Brasil. Toyota, Peugeot y Citroën, tres firmas que fabrican en el país vecino, tampoco estarán. Y se confirmaron también faltazos por parte de Lexus, BMW, Mini, Jaguar, Land Rover, JAC y Volvo. Según medios especializados paulistas, Ford y Renault analizan seguir los pasos de las mencionadas empresas, aunque todavía no se pronunciaron oficialmente al respecto.

El de San Pablo no es el único Salón Internacional del Automóvil en jaque. De hecho, el de Buenos Aires se suspendió en 2019 porque, fruto de la fuerte crisis que derrumbó al mercado, las empresas prefirieron destinar sus inversiones a otro tipo de campañas de marketing y comunicación, con el foco puesto en el universo digital.

Del otro lado del Atlántico también sobrevuela el fantasma de la desaparición de los Auto Shows. A tal punto que el Salón de Frankfurt 2019 (es, tal vez, la muestra más importante del mundo) sufrió las ausencias de Renault, Mazda, Nissan, Kia, Toyota, Lexus y las marcas del Grupo Fiat-Chrysler Automobiles. Y al Salón de París 2018 faltaron Abarth, Alfa Romeo, Fiat, Jeep, Nissan, Volkswagen, Volvo, Opel, Mazda, Mitsubishi, Subaru, Ford, Lamborghini y DS.

Así las cosas, la tradicional muestra paulista está todavía en veremos. Es posible que en las próximas semanas la organización comunique una decisión. Y si deciden hacerlo, nadie se anima a descartar que se trate del último Salón de San Pablo de la historia

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *