El primer Jeep civil cumplió 75 años

Con unas 215 mil unidades producidas entre 1945 y 1949, el modelo CJ-2A marcó un antes y un después en la historia de la legendaria marca estadounidense.

El 17 de julio de 1945 nacía el primer vehículo civil de Jeep, el CJ-2A. Si bien apenas se fabricaron 215.000 unidades de este modelo entre los años 1945 y 1949, tiene una importancia histórica para la icónica marca estadounidense. Esto se debe a que dio origen a la familia CJ (abreviatura de Jeep Civil) que continuó hasta la década de 1980 y cuya tradición conservan el Wrangler y Gladiator.

El CJ-2A era muy similar al Willys MB, su predecesor militar. Pero a diferencia de éste, incluia faros más grandes, una puerta trasera que, a su vez, desplazó la rueda de auxilio hacia un lado, una parrilla con siete ranuras en lugar de nueve, y una tapa de combustible externa, entre otros elementos distintivos.

Más información, en el comunicado de prensa a continuación de las imágenes…

COMUNICADO DE PRENSA – FCA Argentina

El primer Jeep civil, CJ- 2A cumple 75 años

  • El modelo también fue pionero en contar con la parrilla de siete ranuras, una característica que se refiere a Jeep® hasta hoy
  • En cuatro años, se produjeron aproximadamente 215 mil unidades
  • Vehículo originó la línea CJ, que tiene más de 1.5 millones de vehículos fabricados entre 1945 y 1985

El 17 de julio de 1945, hace exactamente 75 años, nacía el primer vehículo civil Jeep®, el CJ-2A. Este modelo fue el primero en presentar una parrilla delantera con siete ranuras, una característica distintiva de los vehículos de la marca hasta el día de hoy. Si bien la producción del CJ-2A, tan solo duró 4 años, su importancia histórica marcó un antes y un después, dando origen a la familia CJ (abreviatura de Jeep Civil) que continuó hasta la década 1980 y cuya tradición perdura hoy en el Wrangler y Gladiator.

Con 215,000 unidades fabricadas, el CJ-2A era muy similar al pionero Jeep, el Willys MB. Sin embargo, poseía ciertas características que permitían distinguirlos: la puerta trasera que, a su vez, arrojó la llanta de auxilio hacia un lado, los faros más grandes y la parrilla con siete ranuras, dos menos que en el MB. También tenía una tapa de combustible externa, además de otros elementos no incluidos en el predecesor militar. La transmisión T-90 reemplazó al T-84 del MB, pero se mantuvo el motor “Go-Devil”. Varias características del CJ-2A, como el sistema de propulsión, la caja de transferencia Spicer 18 y los ejes flotantes (Dana 25 en la parte delantera y Dana 23-2 en la parte trasera) se encontraron en modelos Jeep de los años siguientes.

En ese entonces, los anuncios de Willys, promocionaban el modelo como un vehículo de trabajo para agricultores y trabajadores de la construcción. El CJ-2A estaba equipado con asientos adicionales (pasajero delantero y trasero), y otras herramientas. Otras opciones de este fueron: un espejo retrovisor central, capó de lona, ​​cabrestante, elevador hidráulico trasero, limpiaparabrisas, luces traseras dobles, calentador, y escalones laterales.

Cepa CJ

El CJ-2A tiene otro punto culminante en su historia. Dio lugar a la extensa familia CJ, vehículos todo terreno de carrocería compacta, construidos y vendidos por sucesivas generaciones de Jeep durante más de 40 años (de 1945 a 1986). En 1949, se introdujo el segundo miembro del linaje, el CJ-3A, que ahora tiene parabrisas de una pieza y un eje trasero más fuerte, manteniendo el motor original de cuatro cilindros con cabezal en L.

El modelo fue actualizado en 1953, convirtiéndose en el CJ-3B. Tenía una parrilla delantera y un capó más altos que su predecesor militar para acomodar el nuevo motor Hurricane de cuatro cilindros. El CJ-3B permaneció en producción hasta 1968 y se fabricaron un total de 155,494 unidades en los Estados Unidos.

En 1953, Willys-Overland fue vendida a Henry J. Kaiser por $60 millones de dólares. The Kaiser Company inició un extenso programa de investigación y desarrollo que ampliaría la gama de productos Jeep. Dos años más tarde, la compañía presentó el CJ-5, basado en el M-38A1 de 1951, utilizado en la Guerra de Corea. En relación con el CJ-3B, tenía una distancia entre ejes más larga y una longitud total.

Las mejoras en el motor, los ejes, las transmisiones y la comodidad, han convertido al CJ-5 en un vehículo ideal para el creciente interés del público en los vehículos todoterreno. Las líneas de diseño eran más suaves, incluidos los contornos redondeados del cuerpo. Se contaron más de 600 mil unidades hasta el final de la producción en 1983, uno de los mayores éxitos de la marca Jeep.

En los 16 años de propiedad de Kaiser, se han establecido fábricas en 30 países y los vehículos Jeep se han comercializado en más de 150 naciones. En 1965, el nuevo motor V6 Dauntless se introdujo como una opción tanto para el CJ-5 como para el CJ-6. Con 155 hp, casi duplicó la potencia de la hélice estándar de cuatro cilindros. Era la primera vez que un Jeep CJ podía equiparse con un V6.

Tradición que continúa hoy

En 1970, el Kaiser Jeep fue adquirido por American Motors Corporation (AMC). En 1978, la producción total de vehículos Jeep alcanzaría los 600 vehículos por día, más de tres veces la producción al comienzo de la década. A partir de 1973, todos los CJ tenían un motor AMC V8 de 5 litros o 5,9 litros. El CJ-5 y el CJ-6 también recibieron ejes más robustos, frenos más grandes y un calibre más ancho.

El primer cambio importante en el diseño de Jeep en 20 años se produjo en 1976, con el CJ-7. La distancia entre ejes era 25 cm más larga que la CJ-5 para dejar espacio para la transmisión automática. Por primera vez, el CJ-7 ofreció techos de plástico moldeado y puertas de acero como opciones. El CJ-7 con una distancia entre ejes de 2,37 my el CJ-5 de 2,12 m se produjeron hasta 1983, cuando la demanda del modelo más grande dejó a AMC sin otra opción que descontinuar el CJ-5 después de 30 años de producción. .

El Scrambler, presentado en 1981, era similar al CJ-7, pero con una distancia entre ejes más larga. Conocido internacionalmente como CJ-8, estaba disponible en versiones con techo o techo extraíble. Se fabricaron menos de 30,000 Scramblers hasta 1985, haciéndolos extremadamente populares entre los coleccionistas. El Jeep CJ-7 fue reemplazado en 1986 por el Jeep Wrangler, que trajo más tecnología preservando el estilo tradicional, para seguir el mismo camino. El modelo continúa evolucionando en el mercado, estando hoy en la cuarta generación. También, es importante recordar que el CJ-8 tiene una gran heredera desde 2018, la nueva camioneta Gladiator.

En total, se han producido más de 1.5 millones de vehículos CJ, manteniendo no solo el estilo de carrocería básico durante 40 años desde su aparición, sino también la capacidad todoterreno y el espíritu de libertad.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *