CarsMagazine

El Gobierno modificó el impuesto automotor y benefició a modelos nacionales

Elevó otro 15% la base no imponible y generó alícuotas diferenciales entre autos de producción local e importados. El tributo ahora arranca en vehículos desde $340.000.

impuesto-automotor

new-mePor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

A través de un decreto presidencial publicado este viernes 3 de julio (ver aquí), el Gobierno elevó un 15% las bases no imponibles del impuesto interno automotor, pero además modificó las alícuotas para no afectar tan marcadamente a los vehículos de producción nacional alcanzados por el polémico tributo, mal llamado “impuesto al lujo”.

Según se oficializó, a partir del 1° de julio y hasta el 31 de diciembre de 2015, el impuesto interno afectará en una primera escala a vehículos con precio al público a partir de $340.000 (antes, desde $275.000). Los de producción nacional pagarán un recargo del 10%, mientras que los importados, del 30%.

Anteriormente, no había distinción para automóviles fabricados en Argentina: todos pagaban el tributo del 30%, que en términos efectivos se traduce en un incremento del precio al público del 42 por ciento.

Por su parte, para aquellos vehículos con precios finales desde $460.000, se mantiene una segunda escala del impuesto. En este caso, los de producción nacional pagarán un recargo del 30%, mientas que los importados, del 50%.

Antes de la modificación del gravamen, en la segunda escala tampoco había diferenciación entre productos nacionales e importados, ya que todos pagan el 50% de recargo, que en términos efectivos (precio final al público) implica un incremento del 100%.

Con estas medidas, el Gobierno buscó eliminar o minimizar el impacto sobre modelos de producción nacional alcanzados por el impuesto, como el Ford Focus, Peugeot 308 y 408, Citroën C4 Lounge, Renault Fluence, Honda HR-V (de inminente lanzamiento) o Toyota SW4. A excepción de este último, los anteriores deberían poder comercializarse en sus versiones más equipadas sin pagar el impuesto. En tanto, el SUV de Toyota mostraría ahora un impacto menor en su precio final al público. En cualquier caso, se espera que en las próximas horas las automotrices comiencen a publicar sus listas de precios actualizadas.

Pero por otro lado, la modificación de las alícuotas del impuesto para vehículos de producción nacional seguramente generará reclamos de aquellas automotrices que fabrican en Argentina pero que también importan productos desde Brasil, los que de este modo perderán competitividad. Algunos ejemplos son el Toyota Corolla (rival del Focus), Jeep Renegade (rival de la HR-V) o Chevrolet Trailblazer (rival de SW4), entre otros. Habrá que ver si se produce un reclamo directo desde el Gobierno del país vecino o si incluso, interviene la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Con el “impuesto al lujo”, el Gobierno originalmente buscó frenar la venta de automóviles importados de alta gama (y así, la “fuga” de divisas), pero el efecto del gravamen terminó alcanzando a vehículos de gama media, e incluso a modelos de producción nacional.

Tras un 2014 sin variaciones en el tributo (se implementó el 1° de enero de ese año), a comienzos de 2015 el Gobierno ya había elevado un 15% las bases no imponibles para el primer semestre de este año. Y ahora volvió al subir el piso otro 15% (admitiendo tácitamente que hay inflación), pero por primera vez, con modificaciones en las alícuotas para modelos nacionales.

Es importante remarcar que, como ocurrió desde el comienzo de la aplicación del impuesto, se mantienen fuera del alcance del tributo los vehículos comerciales; es decir, camiones, buses, utilitarios y pickups.

Compartir:
Newsletter

4 comentarios en “El Gobierno modificó el impuesto automotor y benefició a modelos nacionales

  1. Dejen de quejarse que el movimiento de plata, de autos, de repuestos, de mecánica de publicidad de autos que tenemos hoy no existía hace muuuuuchos años. Impuestos hay que pagar y la noticia publicada por este sitio es muy buena.

  2. Nuestra Sra. presidente, ya que dijo creerse un poco Napoleón, porque no usó su poder para exigir a las automotrices sustituir un poco más las importaciones de autopartes, nuestro pais tiene insumos,mano de obra calificada y cerebros, 15 años en el poder y seguimos la verboragia demagoga, , lean a frondizi sin importar si sos peruca o radicheta, acción yaaaa, cambiemos esta mentalidad.

  3. Todo este embrollo es producto de los problemas estructurales (sociales,económicos y politicos) de este bello pais, politiquería barata, empresarios no comprometidos, falta de programas a largo plazo,etc,etc., comerciantes especuladores, me pregunto porque un pais x ej. Japon es lo que es. Acá spot publicitario politiquero, pura zanata.

  4. Brasil aplica un criterio parecido con el IPI, pero la diferencia es que tiene alícuotas menores para todos los modelos de las Empresas que tienen radicación fabril en ese país. Y de esa forma no afecta a Argentina, ya que todas los autos que se exportan a Brasil son de empresas que entran en el beneficio.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *