CarsMagazine

Chevrolet Joy suma ESP de serie en Argentina desde 2022

Todas las versiones del compacto que se vendan a partir de enero tendrán control de estabilidad. Lo mismo ocurrirá con el Joy Plus, la versión sedán.

General Motors Argentina anunció que los Chevrolet Joy y Joy Plus incorporarán control de estabilidad (ESP) de serie en la Argentina a partir de enero de 2022, a fin de adaptarse a la nueva normativa que entrará en vigencia el próximo año. Así, se podrán seguir vendiendo en los concesionarios con normalidad.

El comunicado de la compañía aclara que los precios de la gama con ESP se darán a conocer el 1º de enero en www.chevrolet.com.ar. Allí también se detallará “la lista total de equipamiento”, explica GM. Seguirán a la venta los niveles Base y Black Edition para las dos carrocerías, hatchback y sedán.

El motor de ambos modelos seguirá siendo el naftero 1.4 litros de 97 CV y 126 Nm de par máximo, que se combina con una caja manual de cinco velocidades en todas las versiones. Tampoco tendrá novedades importantes en términos de diseño, por lo que conservará el estilo que muestran desde que sus nombres eran Onix (ahora Joy) y Prisma (Joy Plus).

Con la introducción del ESP, Chevrolet se asegura la continuidad de dos modelos de alto volumen de patentamientos en los concesionarios, principalmente el Joy. Por su bajo precio y su confiabilidad mecánica, es una opción muy elegida por quienes buscan un vehículo 0 kilómetro sin grandes pretensiones.

La marca americana se adelantó a otras automotrices que todavía no informaron qué harán con los modelos que todavía venden sin ESP en la Argentina. Una de ellas es Volkswagen, que debería comunicar en las próximas horas una decisión con respecto del Gol (no tiene control de estabilidad), uno de sus caballitos de batalla en los salones de venta.

Otros modelos que deben introducir este equipamiento de seguridad son: Honda WR-V, Chery QQ, Kia Picanto, Baic Senova, Renault Duster Oroch, las versiones base de Tiggo 2, 3 y 5; la Volkswagen Saveiro (excepto Cross), las versiones Comfort y Luxury del Haval H1. Se espera que los Citroën Berlingo, Peugeot Partner, Renault Sandero, Logan y Stepway manuales; Fiat Mobi, Fiat Fiorino y Peugeot 2008 (hoy sólo lo ofrece en versión Sport) lo sumen también a partir de 2022.

La obligatoriedad del ESP debió entrar en vigencia en realidad en enero de 2020, pero en 2018 se postergó para 2022 en Brasil y la Argentina siguió sus pasos, dado que, en aquel entonces, había una buena cantidad de modelos a la venta en el país que llegaban importados del vecino.

El año pasado, con la crisis económica por la pandemia como excusa, Brasil volvió a postergar el ESP obligatorio, esta vez para 2024, pero la medida siguió firme en la Argentina.

De acuerdo al medio Motor1 (ver aquí), el Gobierno de la Nación autorizó a las automotrices a liquidar el stock de autos sin control de estabilidad (ESP) de serie más allá del 1º de enero de 2022.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *