CarsMagazine

Toyota Corolla

CarsMagazine (Por Martín Egozcue).- Desde abril pasado, Toyota comercializa en la Argentina y el Mercosur la nueva generación de su sedán mediano Corolla, un vehículo que ahora luce más moderno y atractivo, que mejoró su habitabilidad y enriqueció su equipamiento, y que al mismo tiempo, conserva reconocidos atributos como confiabilidad, confort de marcha y funcionalidad. CarsMagazine manejó la versión más alta de la nueva gama, la SE-G, equipada sólo con transmisión manual, que se comercializa a 95.500 pesos.


A simple vista ya se aprecia que la décima generación del Corolla se muestra mucho más seductora, tanto en su diseño exterior como interior. Las nuevas líneas parecen estar ahora en sintonía con las de su hermano mayor, el Camry, un automóvil de segmento más alto, rozando lo Premium. Fabricado en Brasil para la región, el Nuevo Corolla está disponible en seis versiones, aunque en todas monta el mismo impulsor naftero de 1.8 litros y 132 CV.


Con el conocido sistema, típico de los motores japoneses, de variación inteligente del tiempo de apertura de válvulas (VVT-i), la entrega de potencia resulta suave pero constante, con buen torque a bajas revoluciones y lo más “picante” por encima de las 4.500 rpm. Una aceleración de 0 a 100 km/h de poco más de 11 segundos y casi 200 km/h de velocidad máxima serán mucho más que suficiente para satisfacer al usuario de un Corolla, seguramente un padre de familia con hijos ya crecidos, que busca confort y seguridad antes que emociones y deportividad. En el caso de la versión SE-G, de transmisión automática de 4 marchas, el consumo resultó algo elevado en ciudad, de 14 litros cada 100 kilómetros. En ruta, en tanto, la ecuación fue de 12 litros para la misma distancia.


Otras perlitas que son novedad en el Nuevo Corolla –un modelo que nació en 1966 y que ya vendió más de 30 millones de unidades en todo el mundo– son el acelerador electrónico y la dirección con asistencia eléctrica progresiva. El primero permite una respuesta más suave del motor, maximizando la potencia y cuidando el consumo. El segundo dispositivo aliviana la dirección para maniobras de estacionamiento y la endurece progresivamente a medida que se incrementa la velocidad, lo que otorga una sensación de firmeza y seguridad al salir a la ruta.


El Nuevo Corolla fue diseñado bajo un mismo parámetro para todo el mundo, aunque con equipamientos y características específicas para cada región. Pero los cambios no sólo fueron estéticos, sino también en dimensiones. En efecto, creció 55 mm en ancho y es 15 mm más bajo, lo que lo muestra mejor plantado. El habitáculo se extendió 60 mm hacia adelante, y así creció en 20 mm su ancho, en 35 mm el espacio para las piernas y en 25 mm la altura del techo. Esto se tradujo en mejor habitabilidad, pero también en un mayor espacio de carga: el baúl aumentó su capacidad en 37 litros, hasta 470, lo que lo ubica más en sintonía con lo que ofrecen sus rivales.


Por tratarse de la versión “full” de la gama, el SE-G trae de todo. O mejor dicho, casi todo. Sumó elementos muy valiosos en materia de seguridad como los airbag laterales y los faros de Xenón, cuya altura se regula automáticamente, y hasta tienen lavafaros. Pero en un rubro tan importante como el de la seguridad, ni la versión más equipada ofrece, ni de serie ni como opcional, anclajes ISOFIX para sillas de niños. Como se apuntó, por su perfil, el dueño de un Corolla posiblemente no tenga hijos pequeños, pero… ¿y los nietos que pronto podrían llegar? Otro elemento, que bien podría incluirse y lo posicionaría mejor ante sus rivales, es el control de estabilidad (ESP). Pasando al rubro confort, no se entiende que, tampoco ni como opcional, no ofrezca techo corredizo eléctrico.


Al margen de aquello, el Nuevo Corolla transmite una buena solidez estructural y promete una comprobada resistencia en caso de choques, tras haber superado con éxito rigurosas pruebas en la materia. Los frenos con ABS y distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD) están incluidos en cinco de las seis versiones de la gama, al igual que los airbag laterales y los faros antiniebla delanteros (el trasero brilla por su ausencia en todos los casos).

La vida a bordo del Nuevo Corolla es placentera. Con regulación en altura y profundidad de la columna de dirección, y regulación eléctrica de la butaca, encontrar la posición ideal de manejo es tarea sencilla. La textura de los materiales y su terminación, con detalles cromados y en madera, genera la sensación de estar en un auto de categoría superior. El sistema de audio, con cargador de 6 CD’s, reproduce discos en MP3, ofrece un satisfactorio sonido y además, cuenta con nivelador automático de volumen en función de la velocidad. El climatizador automático responde con eficiencia, los cuatro alzacristales disponen de sistema “one touch” tanto para bajar como para subir (algo que no siempre se encuentra), y el sensor de estacionamiento hace la vida más fácil si el espacio es reducido.


A la hora del balance, el Nuevo Corolla evidencia un salto de calidad en diseño, equipamiento y habitabilidad, necesario para enfrentar a su más encumbrado rival, el New Civic, de gran aceptación en el mercado. Pero no es el único contrincante con el que debe medirse en un cada vez más reñido segmento C, el de los medianos. Un punto en el que siempre se distingue Toyota es en la garantía extendida a 3 años o 100.000 kilómetros, algo que pocas automotrices ofrecen. Lo demás, está abierto al debate.

EQUIPAMIENTO DESTACADO
– ABS con distribución electrónica de frenado (EBD)
– Airbag doble frontal (conductor y pasajero) y laterales
– Aire acondicionado con climatizador automático digital
– Alzacristales eléctricos “one touch” para las 4 puertas
– Audio con 6 CD’s, MP3, WMA y 6 parlantes
– Asiento del conductor con regulación eléctrica
– Cierre automático de puertas a velocidad
– Columna de dirección regulable en altura y profundidad
– Control de velocidad crucero
– Espejos exteriores retráctiles eléctricos
– Faros antiniebla delanteros
– Faros de Xenón con regulación automática de altura y lavafaros
– Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
– Sensor de estacionamiento
– Sistema automático de encendido de luces
– Tapizado, volante y panel de puertas revestido en cuero beige
– Tercera luz de stop
– Volante c/control de audio y del display de información

FICHA TECNICA
Carrocería: sedán, 4 puertas, 5 plazas
Motor: naftero, delantero, 4 cilindros, 16 válvulas, sistema VVT-i
Cilindrada: 1.794 cc
Alimentación: inyección electrónica multipunto
Potencia máxima/régimen: 132 CV/6.000 rpm
Par máximo/régimen: 17,3 Kgm/4.200 rpm
Velocidad máxima: 196 km/h (según fabricante)
Aceleración 0 a 100 km/h: 11,1s
Tracción: delantera
Dirección: piñón y cremallera, con asistencia eléctrica progresiva
Transmisión: automática de 4 velocidades con regulación electrónica
Frenos: a disco en las 4 ruedas; delanteros ventilados, traseros sólidos
Llantas y neumáticos: de aleación de 16”; medida 205/55
Dimensiones: largo, 4.540 mm; ancho, 1.760 mm; alto, 1.465 mm; entre ejes, 2.600 mm.
Peso: 1.640 kg
Capacidad baúl: 470 litros
Capacidad tanque: 57 litros
Consumo urbano: 14,1 litros/100 km (autonomía: 405 km)
Consumo a 120 km/h: 11,9 litros/100 km (autonomía: 480 km)

PRECIO Y GARANTIA
La versión probada, SE-G (sólo disponible con transmisión automática), se comercializa a 95.500 pesos y es la más alta de la gama. La opción más económica, XLi con caja manual, se ofrece por 68.200 pesos. Entre una y otra, hay cuatro alternativas más. En todos los casos, la garantía es de 3 años o 100.000 km.

ALGUNOS RIVALES
Honda Civic, Ford Focus, Citroën C4, Peugeot 307, VW Bora, Chevrolet Astra, Renault Mégane, Nissan Tiida

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *