CarsMagazine

Contacto: Nuevo Mercedes-Benz Clase C

Nos subimos a la flamante generación del sedán mediano de la estrella. Sensaciones al volante en la única versión disponible en Argentina, la C250 Avantgarde Automática.

prueba-clase-c-1Con suspensión multibrazos en ambos ejes, el desempeño dinámico es ejemplar.

tinchoPor Martín Egozcue
martin.egozcue@carsmagazine.com.ar

Mercedes-Benz lanzó a la venta en Argentina el Nuevo Clase C, la flamante generación de su clásico sedán mediano (ver aquí), y tras ello, CarsMagazine.com.ar tomó contacto con el modelo en versión C250 Avantgarde Automática, por el momento la única disponible en nuestro mercado.

Debido al impuesto interno que aplicó el Gobierno desde 2014, el precio del Nuevo Clase C duplica el valor real (tasa efectiva del 100%) que el vehículo debería tener en nuestro país, elevando la cifra hasta 135.000 dólares. Pese a esa situación, Mercedes-Benz Argentina decidió igualmente lanzar el producto, por ahora únicamente con esta versión de elevado equipamiento, apuntando al cliente tradicional del segmento Premium y fiel a la marca alemana.

A continuación, descubrimos qué propone el Nuevo Clase C, un producto totalmente renovado sobre el modelo anterior, identificando como siempre los aspectos destacables y mejorables junto al detalle de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar.

prueba-clase-c-2Por la tracción trasera, la tendencia natural es sobrevirante, pero enseguida actúa el ESP.

POR FUERA
Lo primero que hay que saber es que esta cuarta generación del Clase C (recordemos que la inicial surgió en 1993, la segunda en 2000 y la tercera en 2007) parte desde una plataforma totalmente renovada, incluso inédita en Mercedes-Benz. Se trata de la estructura denominada MRA, por “Modular Rear Architecture”, especialmente concebida para los nuevos modelos de tracción trasera de la marca alemana. Así, este nuevo Clase C está diseñado sobre el flamante chasis denominado W205.

Una las principales evoluciones que implica esta nueva plataforma es el reemplazo de acero por aluminio para la construcción de la carrocería. En el modelo anterior, el aluminio no llegaba al 10% de la estructura del vehículo, mientras que ahora la proporción se elevó casi a la mitad (capot, puertas, techo y baúl están hechos con ese material). Esto generó una reducción del peso total que, según cada versión, puede llegar hasta 100 kg, con beneficios para el consumo; y también para el desempeño dinámico, ya que fue posible bajar el centro de gravedad del automóvil.

prueba-clase-c-3Largo capot y habitáculo retrasado, rasgos característicos del diseño del Nuevo Clase C.

A nivel diseño, el Nuevo Clase C exhibe la identidad visual que Mercedes-Benz le viene imprimiendo a sus últimos modelos, y que a nuestro juicio permitió rejuvenecer a la marca, haciéndola menos formal y más deportiva. En su vista frontal, exhibe claros lazos “familiares” con sus hermanos menores, como los Clase A, B y GLA. Lateralmente ya toma identidad propia, con el recurso de un largo capot y un habitáculo retrasado en comparación al modelo anterior, lo que genera también un tercer volumen de la carrocería más compacto, con formas redondeadas. Por último, el sector trasero está claramente inspirado en el Clase S, tanto por el diseño de las ópticas como el formato de la tapa del baúl.

Con todo esto, el Nuevo Clase C creció 9,5 cm en largo (hasta 4,68 metros) y 4 cm en ancho (1,81 m). Además, también se amplió la distancia entre ejes en 8 cm, hasta 2,84 metros. Por último, la altura se mantuvo sin modificaciones, en 1,44 metros. Según Mercedes-Benz, el coeficiente aerodinámico del Nuevo Clase C es de 0,24 Cx, “un récord en la categoría” (considerando la versión C 220 BlueTEC BlueEFFICIENCY Edition). Recordemos que sus rivales naturales de segmento son el Audi A4 y el BMW Serie 3, ambos con un Cx de 0,27.

prueba-clase-c-4Llantas de 18 pulgadas en formato de 5 rayos dobles. Adelante, la pisada es 225/45.

POR DENTRO
Otro aspecto a considerar es que ahora el Clase C llega a nuestro mercado importado desde Sudáfrica y no desde Alemania, donde desde luego continúa fabricándose (también se produce en China y Estados Unidos). Pero más allá de que el Clase C que se vende en Argentina ya no sea “Made in Germany”, entendemos que conserva intacto el nivel de calidad esperable de la industria Premium alemana.

Puertas adentro, al margen del nivel de materiales y terminaciones a tono con su segmento, se destacan algunas innovaciones tecnológicas que complementan el instrumental. La más novedosa, sin duda, es el pad táctil ubicado justo entre las butacas delanteras, en la prolongación de la consola central, desde el cual el conductor puede operar el sistema multimedia (con pantalla de 8,4 pulgadas y GPS incluido). El manejo se realiza con los dedos, de manera similar a un smpartphone o tablet; e incluso es posible escribir a mano, con letras individuales, dictando así distintas órdenes para el sistema. Esto sin embargo no implica la desaparición de la clásica ruedita (ubicada junto al pad), desde la cual puede seguir operándose la central multimedia con sus distintas funciones (habrá quienes prefieran esta última opción y quienes se animen al manejo táctil).

prueba-clase-c-5Atrás, el rodado es 245/40. En esta vista, el Clase C se parece mucho al Clase S.

Otra innovación del Nuevo Clase C, que también complementa el instrumental, es el sistema “Head Up Display”, un recurso ya conocido en la industria automotriz, que proyecta sobre el parabrisas, a la altura de los ojos del conductor, información clave sobre el vehículo (velocidad de circulación, entre otros), y que aquí también agrega las indicaciones del GPS. Así, quien conduce prácticamente no tiene necesidad de quitar la vista del camino, lo que incrementa la seguridad.

Por lo demás, el Nuevo Clase C propone una habitabilidad mejorada en las plazas traseras, aunque no tanto como uno imagina por la ampliación en 8 cm de la distancia entre ejes. Como ya explicamos, el habitáculo en sí está ubicado más atrás en la silueta del automóvil, de modo que no es tanto lo que se ganó en espacio entre los asientos delanteros y traseros. Aquí, un punto crítico, sobre todo por el túnel de transmisión, es el espacio reducido para el ocasional quinto pasajero.

La nueva generación del Clase C presenta un baúl levemente ampliado sobre el modelo anterior. Con 5 litros adicionales de volumen, ahora la capacidad de carga, medida en norma VDA, es de 480 litros. De ser necesario, puede ampliarse rebatiendo los respaldos traseros en distintas configuraciones (40-20-40).

prueba-clase-c-6Adentro, la calidad esperada de un Mercedes-Benz. La estrella, la pantalla de 8,4 pulgadas.

AL VOLANTE
Debajo del capot, la versión C250 esconde, en posición longitudinal, un moderno motor naftero de 2.0 litros (4 cilindros, 16 válvulas), que con turbocompresor e inyección directa entrega 211 caballos a 5.500 rpm. Además, genera un torque (momento de mayor empuje) de contundentes 350 Nm desde apenas 1.200 rpm y en forma constante hasta 4.000 rpm. De este modo, estamos ante un propulsor de entrega permanente, que responde a pleno prácticamente en cualquier rango de utilización.

La potencia se transmite al tren trasero y se administra a través de una caja de velocidades automática, con el tradicional sistema de convertidor de par, que aquí presenta siete relaciones. Denominada 7G-Tronic Plus, la transmisión resulta muy suave y veloz en el pasaje de cambios, prácticamente sin generar pérdidas de potencia en los saltos de marchas. No llega a ser tan veloz como una caja de doble embrague, pero no está muy lejos, al menos en la sensación que genera al conductor en instancias de aceleración plena. Desde luego, se dispone de levas para la operación secuencial (el selector de la caja es un pequeño brazo ubicado detrás del volante, por lo que las levas son la única alternativa para el manejo «manual»).

prueba-clase-c-7Instrumental completo, de impecable escala y muy rápida lectura. Así nos gustan…

Otro aspecto interesante es que el Nuevo Clase C ofrece un dispositivo denominado “Agility Control”, que permite modificar la respuesta de la dirección, el motor, la caja y la suspensión, entre otras variables, para desarrollar una conducción ecológica y relajada, beneficiando el bajo consumo; o bien deportiva al extremo, priorizando el desempeño dinámico. No es un mero “chiche”, ya que resulta bien evidente el cambio en el “carácter” del vehículo, sobre todo entre un extremo y otro de las distintas opciones.

A todo esto, el Nuevo Clase C incorpora, como novedad, un esquema de suspensión delantera con sistema multilink, que incluye cuatro brazos independientes. Sumado ésto a los cinco brazos en el eje trasero, el vehículo resulta más ágil y a la vez aplomado en el tránsito en curvas entrelazadas, con un desempeño dinámico superior. Por la tracción trasera, si se lo exige en curvas de baja o media velocidad, tiende a deslizar el eje trasero (“ida de cola” o sobrevirancia), pero enseguida actúa el ESP para corregir la trayectoria. Esta versión del Clase C dispone además de un tren de rodaje deportivo, con altura rebajada.

prueba-clase-c-8La central multimedia ahora también puede manejarse desde un pad táctil, estilo smartphone.

Las prestaciones, mencionadas en detalle en la ficha al pie del artículo, son otros aspectos sobresalientes del Nuevo Clase C. Mercedes-Benz declara una velocidad máxima de 250 km/h, que por lógicas razones no llegamos a comprobar, y una aceleración de “0 a 100” en 6,6 segundos. En este último caso, nuestra propia medición fue de 7,1 segundos, a muy poca distancia de lo declarado.

En cuanto a consumos (ver también ficha al final), en ruta y a velocidades legales resultan muy bajos, lo que genera también una amplia autonomía, mejorada además por el aumento de la capacidad del tanque, de 59 a 66 litros. El detalle: Mercedes-Benz indica la carga de combustible de 95 RON, equivalente a Súper de YPF, para este motor de tecnología Euro VI (es decir, no se justificaría uitlizar la Premium de 98 RON).

prueba-clase-c-9Volante revestido en cuero, de agradable tacto, con los principales comandos incorporados.

EQUIPAMIENTO
Describir la dotación de equipamiento del Nuevo Clase C, sobre todo en esta versión Avantgarde, implicaría varios párrafos adicionales. Nos ocuparemos entonces de mencionar sólo algunos elementos distintivos, como el sistema de iluminación que Mercedes-Benz denominada “LED Intelligent Light System”, que consiste en faros de alto poder lumínico con distribución variable según las condiciones ambientales (se ajusta si está nublado o hay sol, si es de día o de noche). Por este motivo, el Clase C no incorpora los clásicos antiniebla separados del grupo óptico principal, ya que la función la cumple este mismo sistema “inteligente”.

Al “Head Up Display” que ya mencionamos, se agrega también el “Attention Assit”, un detector de fatiga que advierte al conductor sobre la necesidad de realizar una pausa si observa parámetros de cansancio al volante. Otros ítems destacados son el sistema de ayuda activa para estacionar con cámara de retroceso, denominado “Parktronic”; el pad tácil o “Touch Pad” integrado a la consola, que como explicamos, permite operar el “Comand”; es decir, la pantalla multimedia. Otra opción para manipular dicha pantalla son las órdenes de voz mediante la función “Linguatronic”. En definitiva, una dotación amplia y completa, tanto en seguridad como confort y tecnología, que prácticamente no deja zonas grises cuando se repasa y analiza el listado de dispositivos que incorpora esta versión C250 Avantgarde.

prueba-clase-c-10Aquí se ubica el selector de la transmisión. Bien cerca, las levas. Al fondo, botón de encendido.

CONCLUSIÓN
Como cierre del contacto con el Nuevo Mercedes-Benz Clase C, un resumen de los aspectos a destacar y mejorar que identificamos en el producto, junto a las cifras de prestaciones y consumos medidos por CarsMagazine.com.ar:

Para destacar

  • Rediseño exterior
  • Motorización y transmisión
  • Prestaciones y consumos
  • Desempeño dinámico
  • Distancias de frenado
  • Posición de manejo
  • Nivel de seguridad
  • Dotación de confort

Para mejorar

  • Sin auxilio (neumáticos “Run Flat”)
  • Quinta plaza muy pequeña
  • Garantía mejorable (sólo dos años)

prestaciones-clase-cDe 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y 37,5 metros para frenar de “100 a 0”.

PRESTACIONES (*)
Velocidad máxima: 250 km/h (dato de fábrica).
Aceleración 0-100 km/h: 7,1 segundos.
Frenada 100-0 km/h: 37,5 metros.
Recuperación 80-120 km/h en Dª: 4,8 segundos.
Error de velocímetro: a 100 km/h, la velocidad real es 97 km/h (3%).
(*) Mediciones de CarsMagazine.com.ar con instrumental GtechPro.

CONSUMOS (*)
Ciclo urbano: 10,3 litros cada 100 km. Autonomía: 640 km.
A 100 km/h: 5,7 litros/100 km. Régimen: Dª a 1.850 rpm. Autonomía: 1.157 km.
A 130 km/h: 7,9 litros/100 km. Régimen: Dª a 2.400 rpm. Autonomía: 835 km.
Combustible: 95 RON (Grado 2), según indicación del fabricante.
Tanque: 66 litros.
(*) Mediciones a velocidades reales con instrumental GtechPro.

prueba-clase-c-11El naftero 2.0 turbo de 211 CV, en disposición longitudinal debido a la tracción trasera.

prueba-clase-c-12Butacas con múltiples ajustes eléctricos. Incluso el volante también se regula de esa forma.

prueba-clase-c-13Atrás hay buena habitabilidad para dos adultos, pero la quinta plaza es muy pequeña.

prueba-clase-c-14El baúl amplió su capacidad en 5 litros frente al modelo anterior: ahora ofrece 480 litros.

prueba-clase-c-15El Nuevo Clase C está afectado por el impuesto interno: su precio es de USD 135.000.

Compartir:
Newsletter

2 comentarios en “Contacto: Nuevo Mercedes-Benz Clase C

  1. Buen contacto Martín.
    Esta nueva generación queda a mano con el Serie 3 y con el nuevo A4 (este último solo en las versiones 4WD).
    No comparto la importancia que dan estos fabricantes (y muchos otros) a que la pantalla multimedia sea el centro de atención en el interior de los autos, ubicándola de esa forma (flotante, fija y sobreelevada), a costa de bajar las salidas de ventilación más de lo necesario (es como poner un split a un metro de altura en una habitación) y dejando siempre (de día, de noche) esa gran fuente de distracción en la línea visual del conductor. La gente (y los fabricantes) se están olvidando que lo importante es mirar siempre el camino y el tránsito (autos y peatones), y no la pantalla. En ese sentido, el interior de un generalista como el Passat está mucho mejor resuelto.
    Respecto al selector de la caja AT en el volante, me parece que si es una solución positiva, pese a las críticas que genera. En maniobras en las que hay que hacer varios cambios entre D y MA, se puede hacer el cambio sin sacar la mano derecha del volante, lo cual es imposible con el selector ubicado abajo. Además, libera ese espacio para otros fines.
    MB logró, trayendo solo esta versión muy equipada, disimular las fallas de calidad que tienen los entrada de gama, muy criticados en Europa. Por ejemplo, el C180 (que llega a Brasil) tiene el respaldo trasero no rebatible y lo peor, sin tapizar, con lo cual la carga hace contacto con la chapa del asiento, tal cual pasa en un Chevrolet Classic.
    Saludos.

  2. ford va a traer en algun momento de vuelta la f100 dado que tengo una f100 super duty doble cabina 4.4 2007 y me gustaria cambiarla pero no encuentro otra camioneta igual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *