CarsMagazine

Cómo es el proceso de sanitización de Peugeot, Citroën y DS

Las marcas de Groupe PSA cuentan en su servicio de postventa con un estricto protocolo de higiene adaptado a los trabajos de mantenimiento del automóvil.

Los puntos de postventa de las tres marcas de Groupe PSA (Peugeot, Citroën y DS) cuentan con un riguroso proceso de sanitización y limpieza, adaptado a los trabajos de mantenimiento del automóvil para limitar la transmisión del coronavirus durante los contactos directos (entre humanos) y los contactos indirectos (compartir herramientas, útiles, etc). Cabe recordar que la contaminación de COVID-19 se produce por gotitas y microgotas infectadas por el virus, que pueden permanecer en una superficie.

Es por eso que cada intervención debe ser realizada bajo estrictas condiciones de seguridad, con un cuidado posterior hasta la entrega final del vehículo.

Con la clara intención de proteger a los clientes y a sus colaboradores, Peugeot, Citroën y DS aplican estrictamente el siguiente protocolo de limpieza:

Proceso de sanitizacion de vehículos:
Antes de la sanitización del automóvil, el empleado debe estar equipado con una máscara, guantes protectores, gafas protectoras, un mono o mameluco descartable y evitar todo contacto con su cara.

Desinfectar con cuidado porque diferentes materiales que podemos encontrar en un vehículo son sensibles al líquido constituido con base de alcohol y es necesario separar elementos:

  • En material compuesto (tablero de instrumentos, paneles de puertas, pantallas, comandos , etc)
  • En metal
  • En cuero (Tablero de instrumentos, paneles de puertas, volante, asientos, etc.)
  • En telas (Tablero de instrumentos, paneles de puertas, asientos, etc.)
  • En vidiros (Parabrisas, ventanas, espejo retrovisor interior, etc.)

La recomendación de limpiar y sanitizar un vehículo sin riesgo de dañar diferentes materiales es utilizar productos “desinfectantes”. Estos productos deben aplicarse mediante pulverización sobre una microfibra (paño sin pelusa).

Los elementos de la ventana se pueden limpiar y sanitizar con un producto de limpieza de ventanas habitual (70% de alcohol).

Para elementos de cuero, se recomienda el uso de una mezcla de agua y jabón preparada en un rociador para evitar el riesgo de dañar el cuero.

Definido por el empleado según el estado del vehículo, tres paños mínimos podrían ser necesarios. Si son de diferentes colores, permite identificar el producto utilizado para cada uno de ellos:

  • Producto desinfectante – Alcohol al 70%
  • Mezcla de agua y jabón

Estos paños serán de uso exclusivo para un vehículo sanitizado y deben limpiarse o desinfectarse luego de cada intervención (en el caso de ser toallas descartables, las mismas deberán ser eliminadas).

Será necesario identificar con etiquetas los contenedores de cada producto, para evitar de esta forma confundirlos y aplicarlos en superficies erróneas.

Desconectar todos los equipos eléctricos que puedan estar enchufados al vehículo. Tener en cuenta que la limpieza y sanitizacion de un vehículo se realizará en la posición de apagado (arquitectura eléctrica dormida).

Paso a paso:
1. Equipo de protección individual:

Antes de intervenir en el vehículo, es necesario:

– Lavarse las manos

– Ponerse máscara, guantes protectores, gafas protectoras, mono o mameluco descartable.

2. Preparación del vehículo:
– Abrir todas las puertas y el baúl para ventilar el vehículo al máximo.

– Verificar que el vehículo esté apagado y sin llave en el tambor

– Cerrar el flujo de aire / ventilación de la salida frontal en el tablero y el posterior si está presente en los montantes laterales y/o la consola central

– Esperar 10 minutos.

3. Limpieza /sanitización del vehículo (con todas las puertas abiertas):
– Rociar las alfombras de pie, pedales y reposa-pie con producto desinfectante y dejar actuar.
– Limpiar y sanitizar:

  • el volante con un paño impregnado con el producto recomendado. (Si es cuero con agua y jabón).
  • comandos detrás del volante.
  • la pantalla central.
  • comandos en el tablero.
  • la palanca de cambios y la palanca de estacionamiento del freno, la consola central, el comando de apertura del capó y la tapa de combustible si está
  • presente (ésta debe abrirse).
  • el tablero de instrumentos.
  • los comandos de apertura de puertas frontales, comandos de elevación de ventanas y comandos de ajuste del espejo exterior.
  • los paneles de la puerta delantera (si tiene revestimientos en cuero utilizar agua y jabón).
  • el espejo retrovisor.
  • el interior de las ventanas frontales
  • los comandos de apertura de puertas traseras y comandos de elevación de ventanas.
  • los paneles de la puerta trasera (si tiene revestimientos en cuero utilizar agua y jabón).
  • el interior de las ventanas traseras con el producto de la ventana.
  • los asientos delanteros y traseros, y el estante trasero.

– Aspirar el vehículo: alfombras reposa-pie, asientos, consola central y baúl.

– Colocar los cinco elementos protectores en el vehículo (volante, asiento del conductor, reposa-pie, palanca de cambios, palanca de estacionamiento de frenos si corresponde).

4. Fuera del vehículo:
– Cerrar puertas y baúl.
– Limpiar y sanitizar los comandos de apertura de puertas exteriores y la llave de arranque con un paño impregnado con el producto desinfectante.
– Así como también la puerta de combustible y la tapa.

5. Entrega al cliente:
– Cuando llega el cliente, se deberán retirar las protecciones y luego se le deberá desinfectar las superficies que estuvieron en contacto durante la intervención, por ejemplo, el comando de apertura de puertas interior y exterior, comandos de elevación de vidrios, guantera etc.

– Es importante recordarle al cliente que previo a la intervención se realizó una sanitización integral y durante toda la intervención se tomaron las precauciones para que el vehículo sea restituido correctamente.

6. Remoción de equipo de protección individual.
Cuando el vehículo está cerrado y desinfectado:
– Desinfectar gafas protectoras.
– Tirar o lavar paños utilizados para la limpieza y desinfección.
– Tirar guantes y el material descartable.
– Lavarse las manos al final de cada limpieza.

 

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *