CarsMagazine

Chevrolet prepara un nuevo SUV: ¿será la Tracker Coupé?

Se lanzará primero en China y podría llegar a Sudamérica después. Con la caída del techo bien marcada, ofrecería el motor turbo-naftero 1.2 de 132 CV.

Aparecieron fotos de un SUV totalmente nuevo en fase de pruebas y todo parece indicar que se trata del Chevrolet Tracker Coupé, un modelo del que surgieron rumores hace tiempo y que podría estar en una etapa de desarrollo avanzada. Conviviría en el mercado con las versiones “convencionales” del ya conocido Tracker.

Las imágenes fueron publicadas por el medio Burlappcar, que cazó a un ejemplar durante una jornada de test. La carrocería estaba completamente camuflada, pero alcanzaba a verse la caída del techo bien pronunciada. Tendrá un estilo coupé, aunque para los puristas jamás lo será, dado que tendrá cuatro puertas.

Por ahora, desde General Motors no se han pronunciado oficialmente al respecto de este modelo, pero la revista brasileña Quatro Rodas asegura que forma parte del proyecto 9 BQC y se producirá inicialmente en China desde 2023, con el objetivo de penetrar fuertemente en el mercado del gigante asiático.

Más allá de su debut en China, el Tracker Coupé (si es que efectivamente este modelo se llama así) tiene chances de fabricarse en Sudamérica. Esto se debe a que estará levantado sobre la plataforma VSS-F (es una evolución de la GEM), la misma que utilizará la nueva generación de la Montana (ver aquí), que hará próximamente su ingreso al segmento compacto (rivales: Toro y Maverick). También los Onix y Onix Plus.

De concretarse la producción en la región de este modelo, podría venderse con el ya conocido motor turbo-naftero 1.2 litros de tres cilindros y 132 CV que ofrece la segunda generación del SUV en la Argentina, con opciones manuales (MT5) y automáticas (AT6). Hoy por hoy, la Tracker ofrece en el país una gama de cuatro versiones: Tracker MT, por $3.346.900; Tracker AT, por $3.431.900; Tracker LTZ AT, por $3.431.900; y Tracker Premier AT, por $5.054.900.

La Tracker tiene serias posibilidades de fabricarse en la planta de General Alvear, Santa Fe, a partir de 2022 (ver aquí). En realidad, es casi un hecho, un secreto a voces, pero Chevrolet todavía no lo confirma abiertamente. Llegará al polo industrial nacional fruto de una inversión de 500 millones de dólares (ver aquí).

La posible producción de la Nueva Tracker en Rosario sería complementaria a la fabricación que Chevrolet ya realiza de este modelo en Brasil, en la planta de São Caetano do Sul. Así, General Motors abastecería de Tracker a los mercados de la región desde ambas fábricas. ¿Será efectivamente así? ¿La Tracker Coupé podría fabricarse también en Brasil o la Argentina a futuro? Interrogantes que, por ahora, no tienen respuestas…

Compartir:
Newsletter

2 comentarios en “Chevrolet prepara un nuevo SUV: ¿será la Tracker Coupé?

  1. Creo que el futuro CHEVROLET B-SUV, algunos hablan del proyecto A.V.A., (espero se fabrique en la planta de Alvear, Rosario, Santa Fe, Argentina). no debería ser tipo coupé. Dicha silueta se asemeja al viejo FORD ESCORT 5P con anabólicos.
    En lugar de desarrollar un modelo totalmente nuevo desde cero, podría basarse, con algunas adaptaciones, con bastante menos equipamiento, detalles, mas sencillo y mucho mas económico, en el BUICK ENCORE GX que emplea la plataforma VSS-F.
    Este tiene 4345 mm de largo, 1628 mm. de alto, 1814 mm de ancho y 2596 mm de distancia entre ejes. Como podemos observar es un poquito mas grande que el CHEVROLET TRACKER.
    En relación con la plataforma, en Estados Unidos están contemplando desarrollar un modelo similar al BUICK ENCORE GX sobre la arquitectura GEM (Global Emerging Markets) logrando así una importante teducción de costo.
    Respecto al motor tiene un 1.3 L turboalimentado VVT de 155 CV a 5.600 rpm y 234,56 Nm a 1.500 rpm. En este sentido habría dos alternativas:
    1) Adaptar y mejorar el motor 1.2 L turboalimentado de 132 CV a 5.500 rpm y 190 Nm a 2.000 rpm de la CHEVROLET TRACKER, diseñado y fabricado en Brasil.
    2) Si se fabricara en la Argentina, para utilizar una sola línea de montaje y para lograr economía de escala, adaptar y mejorar el 1.4 L con inyección directa turboalimentado de 153 CV a 5.000 rpm y 245 Nm a 2.000 rpm del CHEVROLET CRUZE.
    Tengamos en cuenta que ante la próxima migración hacia motores eléctricos, por ejemplo, HYUNDAI cerró su centro de investigación y desarrollo de motores de combustión.
    Por una razón de costos la transmisión podría ser manual de 7 velocidades y opcionalmente una automática CVT de 7 velocidades.
    El rodado, para tener equivalencia con el original del BUICK ENCORE GX, podría ser un 215/65/R17.
    En cuanto al equipamiento sería bastante similar al CHEVROLET TRACKER, con la diferencia que la pantalla táctil debería ser de 10″ a color y el panel de la computadora de a bordo de 4.2″ a color.
    Para finalizar, para estar a la altura de la competencia lo ideal sería que todo el tablero sea digital a color y configurable. Con un velocímetro numérico, un tacómetro que simule un reloj, indicador de carga de combustible, indicador de temperatura del motor, computadora de a bordo, etc.

Responder a Alfredo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *