CarsMagazine

Celta y Classic: Chevrolet paga $5.000 si vas al recall

Es para motivar a los usuarios a que sustituyan los airbags afectados por el recall de Takata. Hay tiempo de coordinar un turno hasta el 31 de marzo.

General Motors pagará $5.000 a los usuarios de los modelos Chevrolet Celta y Classic afectados al llamado a revisión que coordinen un turno antes del 31 de marzo de 2022. Sí, el fabricante otorgará un incentivo económico sin que los conductores, lógicamente, tengan que poner algo de dinero.

Ocurre que la automotriz norteamericana está buscando acelerar la sustitución de los airbags afectados por el recall de Takata, fabricante que reportó problemas en todas las compañías que adquirieron sus bolsas de aire (GM no fue la única). Y para que los usuarios asistan a un taller oficial para el cambio, regala $5.000.

Ojo: el llamado a revisión es únicamente para los Celta fabricados entre 2013 y 2016, y los Classic producidos entre 2013 y 2017. Para saber si una unidad está afectada al recall, se debe entrar al sitio oficial de la marca del moño dorado en la Argentina (ver aquí).

Una vez chequeado que la unidad tiene que asistir al taller, se debe programar la revisión y el servicio a través del mismo sitio web. Con un tiempo estimado de trabajo de una hora aproximadamente, el servicio es gratuito y una vez finalizado el mismo se podría recibir el incentivo (las condiciones hay que consultarlas con el concesionario).

El comunicado de la compañía explica que “esta revisión es necesaria para evitar poner en riesgo la vida de los conductores y ocupantes del automóvil”. Y asegura que “se ha constatado que los modelos involucrados incluyen un modelo de airbag del proveedor Takata que podría sufrir una rotura del inflador localizado en el volante del vehículo en el caso de que hubiera una colisión. Esta situación, en la que se espera el accionamiento del sistema de airbag, provocaría la dispersión de fragmentos metálicos de su carcaza.

A la par de Celta y Classic, el Chevrolet Joy Plus está atravesando también un llamado a revisión. En este caso, es para las unidades que se fabricaron entre el 19 de junio de 2019 y el 27 de agosto de 2021; es decir, aquellos que se comercializaron como Model Year 2020 y 2022. En total son 4905 unidades, que se encuentran en los chasis entre 9BGKD69TOLB105066 y el 9BGKL69TONB124010.

A todos los ejemplares mencionados en el párrafo anterior que recurren a un taller oficial se les está reparando el soporte interno de los ganchos del sistema de anclaje para sillas infantiles (ISOFIX). El trabajo lleva hasta 3 horas y 30 minutos, de acuerdo a lo informado por GM Argentina.

La compañía explicó que “el servicio es necesario pues fue detectada una no conformidad en el proceso de soldadura de los ganchos del sistema ISOFIX”“En caso de un accidente severo con el vehículo en el que la silla para niños esté fijada al sistema de retención, podría ocurrir un desprendimiento parcial del sistema, pudiendo causar posibles daños materiales, lesiones físicas graves o incluso fatales a los ocupantes del vehículo”, agregó.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *