CarsMagazine

Autopartes: cerraron 47 fábricas desde 2009 en Argentina

Los fabricantes del sector advirtieron a través de un duro informe que la crisis que los atraviesa excede al Covid-19 y enumeraron los factores que la causaron.

A través de un comunicado titulado “Que la emergencia no oculte la decadencia”, la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) reveló la cantidad de fábricas de autopartes que cesaron sus actividades durante los últimos años y enumeró una lista de factores que fueron determinantes en la generación de este proceso de cierres.

En base a lo informado por AFAC, 47 empresas autopartistas cerraron desde 2009 hasta hoy. De ellas, 17 bajaron las persianas entre 2019 y 2020, advierte el comunicado. “Cerrar actividades fabriles en el sector automotor requiere procesos de decisión que llevan muchos meses, y a veces años”, explican los fabricantes, a fin de separar las consecuencias por el Covid-19 del efecto de las políticas aplicadas en el sector durante la última década.

La situación es preocupante: se perdieron 15 mil empleos directos en el autopartismo entre 2011 y diciembre de 2019, lamenta AFAC. Fue consecuencia, entre otras cosas, de un profundo déficit que osciló entre los 4 mil y 8 mil millones de dólares. En este contexto, las exportaciones cayeron de 2.500 millones a 1.500 millones de dólares de 2009 a 2019.

El listado de factores enumerados por AFAC como causas de la crisis lo lidera (no se aclara si está ordenado por importancia) la falta de estímulos y la inseguridad jurídica producida por el permanente cambio de las reglas de juego, que desincentivan los proyectos de inversión que se requieren para mantener una industria automotriz estructuralmente sólida y sustentable.

Al sector también le preocupa la altísima presión tributaria sobre etapas de producción en los tres niveles de gobierno”. Para ejemplificar, la AFAC menciona el caso de los Ingresos Brutos, que grava autopartes locales y no lo hace con las importadas.

Por otra parte, la Asociación lamenta que los derechos de exportación “desincentivan” las ventas externas de alto valor agregado local, ya que los reintegros “no se condicen con la presión tributaria”. Y hace mención a las normas laborales “rígidas y generadoras sistemáticas de contingencias judiciales”. En esta línea, sostiene que los convenios laborales son “arcaicos” y “dificultan trabajar de manera acorde a la productividad demandada por la actividad automotriz”.

El comunicado menciona también la “protección arancelaria efectiva negativa”. En concreto, detalla que el arancel ponderado para las autopartes es del 6/7 por ciento, mientras que para las materias primas es del 10/12 por ciento y para los moldes y matrices necesarios para los procesos de localización es del 35/28/14 por ciento.

AFAC también reclama por su “escaso poder de influencia local sobre los procesos de decisión de las casas matrices sobre inversiones en un contexto de alta capacidad ociosa en la región” y denuncia el “abuso de posición dominante en el caso de algunos clientes”.

Por último, el listado de factores enumera causas tales como acuerdos de libre comercio automotor “insignificantes” (Brasil y la Unión Europea), el “alto riesgo de los proyectos en Argentina”, la poca competitividad frente a Brasil y México, la dificultad de acceso a la información técnica por parte del mercado de reposición independiente y la “escasa credibilidad sobre mecanismos de política sectorial” provocada por cambios en las reglas de juego cada vez que alguna empresa incumple.

Compartir:
Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *