Filtrado: así será el futuro SUV argentino de Volkswagen

El Tarek, como se denominó al proyecto industrial, fue visto en México prácticamente sin camuflaje. En qué cambiará con respecto al Tharu, su par chino.

El SUV mediano que Volkswagen fabricará en la Argentina para venderlo a nivel local y exportarlo a distintos países de la región apareció prácticamente sin camuflaje en México, donde también se producirá. Aunque tendrá el foco puesto en el mercado norteamericano, la versión azteca será distinta a la ya conocida china e idéntica a la nacional.

Con respecto al Tharu chino, la unidad fotografiada en México muestra diferencias en la parrilla, los faros delanteros y los paragolpes delanteros y traseros. Además, no tiene el techo panorámico que sí ofrece el modelo asiático, aunque ese faltante podría ocurrir por tratarse de una versión “base”, ya que el equipamiento no está confirmado.

Ante la consulta de CarsMagazine.com.ar, el presidente de Volkswagen Argentina, Thomas Owsianski, reveló en noviembre de 2019 que el futuro SUV nacional “tendrá un estilo acorde al gusto del consumidor de América Latina, con menos cromados”, tal cual se observa en las imágenes. Además, prometió “un mejor nivel de calidad interior, con materiales ‘soft touch’ en la plancha de abordo”.

Dada las diferencias que existirán entre el modelo chino y el argentino, no compartirán el nombre. El modelo a producir en la planta de Pacheco, Buenos Aires, no se llamará Tharu. Tampoco Tarek, denominación que la automotriz alemana está utilizando internamente para referirse al proyecto industrial. “Tendrá un nombre distinto que comunicaremos en 2020”, reveló Owsianski.

Fruto de una inversión de 650 millones de dólares, la producción en serie del SUV nacional de Volkswagen comenzará en enero de 2021. “Dentro de los tres primeros meses de 2021, ya estará rodando en las calles argentinas”, confirmó a este medio el gerente ejecutivo del Proyecto Tarek, Leonardo Ezcurra.

Ezcurra anticipó también que el todoterreno cuya plataforma será la moderna y modular MQB (servirá para diversificar la capacidad industrial y exportadora de Pacheco con nuevos modelos) recurrirá al conocido motor turbo-naftero 1.4 litros TSI de 150 CV. Sin opciones manuales ni 4×4, contará en todas sus versiones con una caja automática Tiptronic de seis velocidades (de convertidor de par) y tracción delantera. Tendrán suspensión trasera multilink, lo que promete confort de marcha y un buen desempeño dinámico.

Una vez a la venta en la Argentina, este modelo se posicionará por encima del T-Cross (desde $1.374.250) y por debajo del Tiguan AllSpace (desde $2.716.500). Competirá directamente con el Jeep Compass, otro SUV mediano regional (se fabrica en Brasil), y tendrá rivales de la talla de Honda CR-V, Peugeot 3008, Chevrolet Equinox, Hyundai Tucson, Renault Koleos y Ford Kuga, entre otros. Los precios se confirmarán al momento del lanzamiento.

Compartir:
Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *