VW sigue creciendo: compra casi 20% de Suzuki

Los dos constructores firmaron una carta de intenciones para una alianza a largo plazo. El monto de la operación es de u$s 2.530 millones.

logos-VW-Suzuki

El fabricante alemán que pelea junto a Toyota por el puesto número uno a nivel de producción mundial firmó un “acuerdo marco” con su par japonesa para “establecer una alianza estratégica de largo plazo”, que incluye la adquisición de una parte del paquete accionario de la nipona Suzuki, por 2.530 millones de dólares (alrededor de 1.720 millones de euros)

La operación le dará a VW el 19,9% de participación en Suzuki, aunque la mitad del monto involucrado (es decir, 1.270 millones de dólares), será reinvertido por el constructor japonés en acciones del grupo con sede en Wolfsburgo (norte de Alemania), según el compromiso divulgado en un comunicado firmado por ambas empresas.

La alianza “constituye un paso importante hacia el futuro, tanto para Volkswagen como para Suzuki” en términos de presencia global y de diversidad de productos, según detalla el comunicado desde Tokio/Wolfsburgo. “En términos de gama de productos, distribución mundial y capacidad de fabricación”, ambas compañías “se complementan en forma ideal”, agrega.

El acuerdo  “prevé un enfoque conjunto frente a la demanda mundial creciente de vehículos más ecológicos”. La estrategia del grupo es “dar un gran paso en el mercado de vehículos compactos, en particular en los países emergentes, según declaró el presidente de VW, Martin Winterkorn.

La marca Suzuki tiene una fuerte penetración en el segmento de los autos chicos y económicos, y es justamente un nicho donde VW tiene relativamente poca presencia. Pero además, el acuerdo le permitirá al grupo alemán captar mayores participaciones de mercado en las regiones del sudeste asiático.

“Como sigue aumentando la demanda de autos más pequeños y motores con una mayor eficiencia de combustible y menor producción de CO2, Volkswagen y Suzuki ofrecerán una solución convincente para los clientes de primera motorización  de los mercados emergentes y también para los clientes de economías más desarrolladas que buscan reducir la emisión de CO2”, agregó un comunicado de prensa de VW Argentina.

Según algunos analistas, el gigante alemán no se quedará a mitad de camino en cuanto al control de Suzuki y podría adquirir el resto del constructor japonés en un mediano o largo plazo, no menor a cinco años.

Por el lado japonés, el director Osamu Suzuki aseguró que su marca mantendrá un “agudo sentido de la independencia”, después que el año pasado se separara completamente de la norteamericana General Motors, tras una alianza de más de 20 años, iniciada en 1981.

El anuncio se suma al del lunes pasado sobre la compra por parte de VW del 49,9% de su compatriota Porsche por 3.900 millones de euros (unos 5.800 millones de dólares), cuya totalidad prevé adquirir en 2011.  Porsche se convertirá así en la décima marca que posee Volkswagen, que ya tiene en sus manos a Audi, Bentley, Bugatti y Lamborghini, entre otras.

Volkswagen planea convertirse en el primer fabricante automovilístico del mundo en 2018, por delante del japonés Toyota. A fines de septiembre pasado, Toyota mantenía su predominio, con una producción de 4.94 millones de vehículos (incluidas sus filiales Daihatsu e Hino), contra 4,36 millones de Volkswagen.

Compartir:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *