CarsMagazine

Volvo C30 T5 Automático

El compacto de la marca sueca actualizó su diseño frontal y sumó agregados puntuales de equipamiento para reposicionarse en el segmento Premium, donde compite frente al Audi A3 y el BMW Serie 1. Contacto con la versión full, de 230 CV con caja automática.

[media id=44 width=590 height=478]


Texto y fotos: Martín Egozcue
editor@cars-magazine.com.ar

En Ditecar, el nuevo representante de Volvo en la Argentina, le dicen “La Oveja Negra”. Este eslogan marketinero tiene su fundamento. El C30 es el modelo más “rebelde” de la marca sueca, que desde este año pasó a manos del grupo chino Geely, tras una década en la órbita de Ford. Desde siempre, Volvo se ha caracterizado por la sobriedad de sus diseños –aunque ahora, justamente, está en otra búsqueda–; pero principalmente, por su excelencia en materia de seguridad (fue, por ejemplo, el inventor del cinturón de tres puntos, en 1959). En el C30, el modelo más compacto de la marca escandinava, se conjuga el diseño más atrevido que jamás haya mostrado un Volvo, con todo el respaldo de la historia de la firma fundada en 1927. Una marca que de la mano de su flamante importador en la Argentina busca reposicionarse en el segmento Premium, allí donde justamente el C30 compite frente al BMW Serie 1 y el Audi A3. CarsMagazine probó el Nuevo C30 en su versión tope de gama, denominada T5 y con caja automática, que se comercializa a casi 50.000 dólares.

LA BALANZA

>Rediseño frontal
>Prestaciones deportivas
>Comportamiento dinámico
>Seguridad y confort
>Equipo de audio


>Acceso a plazas traseras
>Baúl muy pequeño
>Consumo urbano
>Visibilidad trasera
>Auxilio temporal


La versión tope del C30 se comercializa a USD 49.900, pero la oferta arranca en USD 32.900.

DISEÑO
Básicamente, el Nuevo C30 es el mismo auto que surgió a fines de 2006 y que llegó a la Argentina en 2007, cuando Volvo formaba parte del Premier Automotive Group (PAG), la división de marcas de lujo que regenteaba Ford. Entre aquel modelo que CarsMagazine probó a fines de 2007 y éste denominado “Nuevo” C30 no hay grandes cambios. Pero sí suficientes para que este hatchback compacto de 3 puertas vuelva a llamar la atención, no sólo de los clientes de Volvo sino de los amantes de los buenos autos. La novedad principal está en el rediseño frontal, que le confiere una línea más dinámica y en más estrecha sintonía con los últimos modelos de la marca, como el XC60. Al margen de ello, el C30 mantiene su característico remate trasero en el que sobresale el portón vidriado que también cumple la función de luneta, una herencia de modelos de antaño. Derivado del concept SCC, el C30 está dirigido a un público joven, de estilo de vida urbano y que busca diferenciarse del común denominador.


El rediseño de la trompa colocó al C30 en estrecha sintonía con los últimos modelos de Volvo.

MOTOR / PRESTACIONES / CONSUMO
No hay novedades mecánicas en esta versión T5 del C30. Se trata del mismo motor de 2.5 litros, 5 cilindros en línea y turboalimentación, que entrega 230 caballos a un régimen máximo de 6.000 rpm. Pero más allá de la potencia final, lo que impacta es el torque, de 320 Nm disponible ya desde las 1.500 rpm. Esto genera que el C30 T5 siempre parezca tener un resto para entregar, sin importar a qué régimen se esté circulando. A ello también hace un aporte clave la transmisión automática-secuencial Geartronic, de 5 velocidades, que pasa de una marcha a la otra de forma casi imperceptible. Una caja que por la potencia y las prestaciones del motor, merecería tener una sexta relación. Las cifras oficiales que difunde Volvo indican que el C30 T5 Automático desarrolla 235 km/h de velocidad final y demora 7,1 segundos para llegar a 100 km/h con partida detenida.


Nuestro productor audiovisual, en plena tarea. Después, lo dejamos dar una vueltita en el C30…

Son números muy parecidos a los del Audi A3 con motor 2.0 T FSI de 200 CV, que llega a 238 km/h y acelera de “0 a 100” en 6,8 segundos con la caja S Tronic de 6 velocidades. Difícilmente alguien con poder adquisitivo para un coche de 50.000 dólares vaya a fijarse puntualmente en el gasto de combustible que le generará. Pero hoy, el consumo está definitivamente asociado con la contaminación ambiental. Y a pesar de que este motor T5 es cumplidor de la norma Euro 4 que entrará en vigencia en la Argentina recién en enero, sus consumos son algo elevados, sobre todo en ciudad. De acuerdo a cómo se lo conduzca y qué tan denso sea el tránsito, la computadora de abordo puede llegar a arrojar cifras promedio, cada 100 kilómetros, de hasta 17 ó 18 litros. Así, la autonomía urbana no llegaría a 400 kilómetros.


El comportamiento dinámico es sobresaliente: responde siempre con aplomo deportivo.

POSICION DE MANEJO / HABITABILIDAD / BAUL
Butaca con tapizado de cuero, regulaciones eléctricas con memorias (hasta 3 posiciones), ajuste lumbar, doble regulación (altura/profundidad) del volante, también forrado en cuero; comandos de agradable tacto y estratégicamente ubicados. Todo eso hace que la conducción del C30 resulte una experiencia placentera. Sin embargo, la reducida dimensión de la luneta/portón complica la visibilidad posterior. El confort de marcha es el esperado en un vehículo de segmento Premium, con un nivel de insonorización que por momentos, hace pensar que el motor está detenido. A pesar de sus neumáticos de perfil bajo (205/50 R17), ofrece un buen andar en ciudad, entre cunetas, baches y lomos, aunque en estos últimos puede tocar fácilmente el piso.


El C30 es un auto individualista. Prueba de ello es su pequeño baúl. Familias, mejor abstenerse.

El C30 es, en primer término, un auto individualista. Está pensado para un soltero o en todo caso, una pareja. En cualquier caso, no hay siquiera aspiraciones de un quinto pasajero porque directamente, son dos las plazas traseras, divididas entre sí por un apoyabrazos rebatible. El espacio para los que viajen atrás no es demasiado generoso, pero más problemático resulta el acceso a las plazas posteriores. En el caso del lateral izquierdo, es necesario correr la butaca del conductor mediante un comando eléctrico en una operación que demora varios segundos. A la hora de cargar equipaje, el baúl no llega a 250 litros de capacidad. Esto implica que sólo entran dos o tres bolsos medianos como para un viaje de fin de semana. En suma: si el estado civil del propietario de un C30 cambia de soltero a casado y hay planes de formar una familia, será necesario un upgrade de tamaño hacia otro modelo de la marca.


El diseño del C30 rompe los esquemas tradicionales de la marca. Por eso le dicen “La Oveja Negra”.

EQUIPAMIENTO DE CONFORT Y SEGURIDAD
¿Qué esperar de un Volvo que no sea un equipamiento de seguridad de primera línea? Como se podría presumir, esta versión de máxima dotación incluye de todo, pero lo más destacado es que la misma oferta está presente en las versiones 2.0 de 145 CV. En resumen, lo más sobresaliente es un “pack” de seis airbags, controles dinámicos de tracción y estabilidad, frenos con sistema ABS y repartidor electrónico de la presión, y un sistema de protección para impactos laterales, además de carrocería de deformación programada. Los faros de Xenón (exclusivos del T5), los antiniebla delanteros y traseros, y los soportes ISOFIX para sillas de niños completan el paquete de seguridad.


En el interior de la versión full reinan el cuero y los apliques en aluminio. Todo a nivel Premium.

En confort, sobresalen el climatizador bizona con un sistema que monitorea y regula la calidad del aire en el habitáculo; y el equipo de audio High Performance, una delicia para los oídos cualquiera sea el gusto de género musical. A esto último se agregó, como mejora de equipamiento, un puerto USB y una conexión auxiliar para iPod, que amplían la capacidad de reproducción en sintonía con los tiempos que corren. Otros destacados son el control de velocidad crucero, los espejos rebatibles eléctricamente, el sensor de estacionamiento trasero (que en parte soluciona la escasa visibilidad posterior) y el techo solar eléctrico. Al margen de ello, terminaciones en cuero y aluminio generan un ambiente cálido y exquisitamente Premium.


Consola central chata (portaobjetos detrás) y palanca de la caja automática-secuencial.

CONCLUSIÓN
Con pocos cambios, el C30 actualizó su imagen y renovó su propuesta en un segmento –el de los compactos Premium– ampliamente liderado por el A3 y el Serie 1. No con esta versión T5 Automática, pero sí con las nuevas que se sumaron a la gama (2.0 Manual Pack 1) como opciones más accesibles, Ditecar aspira a reposicionar al C30 en el mercado local. Y de la mano de este modelo, fortalecer la imagen de una marca que en los últimos años pasó por demasiadas manos distintas, no sólo a nivel internacional sino también local. El desafío está planteado y el Volvo C30, junto a otras novedades que están por llegar, es uno de los ases más fuertes que el importador tiene por jugar.

EQUIPAMIENTO DESTACADO
– Airbags frontales, laterales y de cortina
– Butaca del conductor con regulaciones eléctricas y memorias
– Climatizador automático bizona (con sistema de calidad de aire)
– Computadora de abordo
– Conexión USB y auxiliar para iPod
– Control de velocidad crucero
– Control dinámico de estabilidad y de tracción
– Equipo de audio High Performance con comandos al volante
– Faros de Xenón activos con regulación automática y lavafaros
– Fijaciones ISOFIX para sillas de niños
– Frenos ABS con repartidor electrónico de presión
– Llantas de aleación de 17”
– Sensor de estacionamiento trasero
– Tapizados de cuero

FICHA TECNICA
Carrocería:
hatchback, 2 puertas + portón, 4 plazas
Motor: naftero, delantero transversal, 5 cilindros, 20 válvulas
Cilindrada: 2.521 cc
Alimentación: inyección electrónica + turbocompresor + intercooler
Potencia máxima/régimen: 230 CV a 5.000 rpm
Par máximo/régimen: 320 Nm a 1.500 rpm
Velocidad máxima: 235 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 7,1 segundos
Tracción: delantera
Dirección: a piñón y cremallera, servoasistida
Transmisión: automática-secuencial Geartronic de 5 velocidades
Frenos: a discos ventilados en las 4 ruedas
Llantas: de aleación de 17”
Neumáticos: Continental Sport Contact 2, medida 205/50 R17
Dimensiones: largo, 4,26 m; ancho, 1,78 m; alto, 1,44 m; entre ejes, 2,64 m
Peso: 1.440 kg
Capacidad baúl: 233 litros (ampliable a 700 litros)
Capacidad tanque: 62 litros
Consumo urbano: 14,5 litros/100 km (autonomía: 430 km)
Consumo a 100 km/h: 7,5 litros/100 km (autonomía: 825 km)
Consumo a 130 km/h: 11 litros/100 km (autonomía: 560 km)

PRECIO Y GARANTIA (*)
La versión evaluada, T5 Automática, se comercializa a USD 49.900, siendo la tope de gama. En Argentina, la oferta del C30 comprende un total de 6 versiones, con precios que arrancan en USD 32.900 en el caso del 2.0 Pack 1 con caja manual. En todos los casos, la garantía es de 2 años o 100.000 kilómetros.
(*) Valores actualizados a octubre de 2010.

POSIBLES RIVALES
Audi A3, BMW Serie 1, Mercedes CLC

Compartir:
CarsMagazine

2 comentarios en “Volvo C30 T5 Automático

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *