CarsMagazine

Volkswagen Polo: así será el diseño de las unidades brasileñas

La marca alemana divulgó bocetos oficiales que anticipan la estética del hatchback que ya se fabrica en San Pablo. En qué se diferenciará del Polo europeo.

nuevo-volkswagen-polo-brasil-7

Volkswagen anticipó cómo será el diseño de la nueva generación del Polo. Del modelo brasileño, claro, ya que el europeo se había dado a conocer tiempo atrás (ver más aquí). Y entre uno y otro habrá diferencias estéticas, estructurales y mecánicas. El hatchback compacto regional se pondrá a la venta en Argentina en enero de 2018.

El Nuevo Polo comenzó a fabricarse en la planta paulista de Anchieta, Sao Bernardo do Campo, hace algunos días (ver más aquí). Sin embargo, hasta ahora, la marca alemana no había dado pistas acerca de cómo será el diseño del sector frontal y el posterior, y en dónde estarán las diferencias estéticas con las unidades disponibles en el Viejo Continente.

Horas atrás, ahora sí, Volkswagen difundió entre la prensa de Brasil los primeros bocetos de diseño oficiales que muestran la trompa y la cola del Nuevo Polo regional. Y en base a éstos, el hatchback paulista presentará retoques en el capot, los paragolpes, el conjunto óptico, la parrilla y las llantas de aleación, que podrán ser de 15, 16 o 17 pulgadas, según la versión.

Además de estos renders, la firma de Wolfsburgo divulgó cuatro imágenes de la carrocería real, sin camuflaje, que delatan el diseño de los faros traseros, el capot, los pasos de rueda y las carcasas de los espejos retrovisores, que contarán con luz de giro incorporada (no está confirmado si este equipamiento estará incluido de serie).

El Presidente de Volkswagen en Latinoamérica, David Powels, explicó que los cambios estéticos del Polo paulista con respecto al europeo surgieron “como consecuencia de las clínicas realizadas con clientes brasileños”.

Las diferencias no serán únicamente visuales: el Polo regional tendrá la suspensión 20 milímetros más elevada del piso y contará con una barra estabilizadora más rígida. Ambos retoques responden a la necesidad, según entiende Volkswagen, de poner a punto el vehículo especialmente para los terrenos desparejos de la región.

Además, de la planta de Anchieta saldrán unidades con tres motores distintos, todos nafteros: un MSI 1.0 litros 3 cilindros de 84 CV con caja manual de cinco velocidades; un MSI 1.6 litros de 4 cilindros (16 válvulas) y 110 CV, con transmisión manual de cinco o automática de seis; y un TSI 1.0 litros turbo de 3 cilindros y 128 CV, con caja automática de seis. El primero estará disponible en las versiones más accesibles; el segundo, en las intermedias; y el tercero, en la tope de gama.

El Nuevo Polo ya se construye sobre la plataforma MQB-A0, una versión acortada de la MQB que utiliza el Golf VII. La misma arquitectura servirá para el desarrollo del Virtus, el sedán compacto del que ya se filtraron imágenes sin camuflaje (ver más aquí) y que llegará al mercado argentino en el primer semestre de 2018.

nuevo-volkswagen-polo-brasil-6

nuevo-volkswagen-polo-brasil-5

nuevo-volkswagen-polo-brasil-1

nuevo-volkswagen-polo-brasil-2

nuevo-volkswagen-polo-brasil-3

nuevo-volkswagen-polo-brasil-4

nuevo-volkswagen-polo-brasil-8

Compartir:
CarsMagazine

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *