CarsMagazine

Volkswagen piensa en ser proveedor de motores de F.1

La automotriz alemana, que acaba de alcanzar el primer puesto en ventas en el mundo, tiene intenciones de ingresar a la máxima categoría como suministrador de motores, aunque no lo haría antes de 2012.

vw-f3-1
En la Fórmula 3 Euro Series hay motores de Volkswagen. ¿Estarán en la F.1?

Si bien en el último año tres automotrices como BMW, Toyota y Honda se alejaron de la F.1, Volkswagen toma el camino contrario y piensa en ingresar a la máxima. No es para menos, ya que en el último mes se conoció que el grupo alemán ocupa la primera posición del mundo en venta de automóviles.

Hans-Joachim Stuck, ex piloto de F.1 y representante deportivo de VW, habló con Autosport y aseguró: “La Fórmula 1 es la cima de la innovación. Hace dos años se habló de que VW pensaba comprar Red Bull. No tenía sentido, ¿para qué vamos a limitarnos a un solo equipo? Si comprás esa escudería y Newey (NdR: director del equipo Red Bull de F.1) quiere irse a pescar, no vuelve a tener éxito. Miren a BMW, que construyó un túnel de viento multimillonario y un supercomputador y ahora cierra las puertas. Construir un motor y dárselo a los equipos es el mejor camino”.

Pero las palabras de Stuck continuaron y dejaron entrever la ambición de Volkswagen: “A mí me gustaba la F.1 de mi época, con Lotus, con March y motores Ford. Ahora estamos en la buena dirección, y con un motor global para todos, podríamos tener treinta coches en la grilla”.

vw-f3-2
En el campeonato internacional de F.3 Británica también hay motores Volkswagen.

Si bien la concepción de un motor “global” es casi ridícula hoy por hoy, lo cierto es que las nuevas reglas podrían consolidar a VW en lo más alto, aún sin haber construido un sólo motor de F.1. Por eso no quieren saber nada antes de 2012. Para esa temporada, la reglamentación para impulsores no está establecida aún. Pero para 2011 hay un cierto preacuerdo de diferentes parámetros que continuarían un año después: motores con turbo, inyección directa, reducción de cilindrada para conseguir altas revoluciones y quizá, libertad en la elección del combustible. La ventaja de Volkswagen radica en la tecnología TSFI que emplea en la mayoría de sus plantas impulsoras actuales, que se encuadran dentro de lo que busca la FIA para dentro de tres años.

Quizá la duda más grande que deba enfrentar el grupo es qué marca llevarán los motores. Si la idea es competir contra Ferrari, sería el regreso de Lamborghini. Si se quiere entrar en la pelea de alemanes con Mercedes-Benz, será Audi (en sintonía con el rumbo deportivo que está tomando la casa de los anillos). Potenciar la propia Volkswagen tal vez no tenga un gran sentido. Seat forjó su propia imagen racing con los últimos dos títulos de WTCC. Pero si antes de iniciar el plan, en VW ya hablan de un motor “global”, también es posible que los motores salgan bajo la marca Skoda.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *