CarsMagazine

Chevrolet Vectra GT

CarsMagazine (Por Martín Egozcue).- A lo largo de más de un millar de kilómetros, CarsMagazine probó un Chevrolet Vectra GT, la variante “hatchback” del clásico sedán que General Motors lanzó al mercado argentino sobre fines del año pasado. La versión evaluada fue la de entrada de gama, la 2.0 GLS, que se comercializa a 73.260 pesos. Un viaje que tuvo a la Ciudad de Buenos Aires como punto de partida, y que tras recorrer la zona de termas de la provincia de Entre Ríos incluyó una breve excursión al Uruguay, sirvió para comprobar virtudes y defectos de uno de los últimos protagonistas en sumarse al segmento de los coches medianos bicuerpo en el país. Veamos…


La unidad probada, gentilmente facilitada por GM Argentina, identificada con la patente GTZ 581, tenía 14.007 kilómetros recorridos. Allí mismo, en el estacionamiento subterráneo del edificio donde la automotriz tiene sus oficinas en Buenas Aires, colocamos el odómetro parcial en cero, el que exactamente siete días después llegaría a marcar casi 1.200 kilómetros.


A simple vista, el Vectra GT seduce por su diseño, con líneas que transmiten un espíritu deportivo. Sin embargo, en la versión evaluada, los 116 CV que entrega el motor de 2.0 litros tienen gusto a poco. En la comparación con algunos de los vehículos que CarsMagazine probó en el último tiempo, se viene a la mente el caso del Nissan Tiida, que con un impulsor de 1.8 litros entrega 124 CV, o el del Mitsubishi Lancer GLS, que con 2.0 litros, igual que el Vectra GT, ofrece 154 caballos. Es cierto que en ambos casos se trata de plantas motrices más modernas y de 16 válvulas, frente a la del Vectra, de 8 válvulas y que no es otra que la equipa al Astra desde hace diez años.


Según datos de fábrica, el motor del Vectra GT GLS produce 17,3 Kgm de torque máximo a 2.400 rpm, aunque en la práctica el tope del par motor parece sentirse recién sobre las 3.000 rpm. Como sea, en ciudad el auto se desenvuelve con soltura, mientras que en ruta posibilita un manejo distendido, aunque a menudo el impulsor pedirá un rebaje a 4ª marcha a la hora de superar con agilidad (y con tránsito) a otro vehículo, si es que la maniobra se realiza por debajo de los 110 km/h. Nada anormal por la potencia de la que se dispone, aunque queda la sensación de que falta algo más. Ese plus está disponible en la versión CD de 2.4 litros y 16 válvulas, que entrega 150 CV. En otro orden, un detalle destacable hallado debajo del capot es el amortiguador que permite su suave apertura y que reemplaza a la clásica varilla-sostén.


El andar del Vectra GT es confortable en cualquier ámbito. Con el baúl cargado a tope, aprovechando al máximo los 345 litros de capacidad (pocos frente a los 420 litros de un Peugeot 307, pero en sintonía con los 350 litros que ofrece un Ford Focus), salimos a la ruta 9, para luego empalmar la 12 y posteriormente la 14, con destino inicial en la ciudad de Gualeguaychú. Durante ese primer trayecto de 240 km comprobamos que la posición de manejo resulta muy cómoda y fácil de encontrar, gracias a que el volante se regula en altura y profundidad, y la butaca en altura. La dirección, con asistencia electrohidráulica, es suave en maniobras de estacionamiento, y se endurece inteligente y paulatinamente a mayor velocidad, lo que transmite seguridad en ruta. Por su parte, el accionar de la caja de velocidades resulta muy preciso, con recorridos cortos.


Durante el viaje aprovechamos el reproductor de CD’s que también admite formato MP3, y evidenciamos que hasta lee discos algo dañados que no se habían reproducido correctamente en otros estéreos. La calidad de sonido resultó aceptable, aunque siempre pareció necesaria una excesiva demanda de volumen. En momentos de silencio y circulando a baja velocidad, se percibieron algunos ruidos de carrocería, provenientes del marco de la puerta delantera derecha, los que se acentuaban a la hora de pasar sobre un lomo de burro.


Después de algunos kilómetros en caminos de tierra, rumbo al balneario Ñandubaysal, sobre la costa del Río Uruguay, certificamos que no ingresó polvo al habitáculo ni tampoco al baúl. De allí, tras visualizar la planta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia, ubicada sobre la orilla oriental del río, justo frente al balneario, tomamos la ruta internacional 136, que cruza hacia la ciudad de Fray Bentos, en Uruguay, y que desde el año pasado se encuentra cortada a la altura de la localidad entrerriana de Arroyo Verde, unos 5 kilómetros antes del Puente Internacional “General San Martín”. Hasta allí llegamos con el Vectra GT, donde uno de los manifestantes nos ofreció continuar hasta el propio puente para fotografiar a la papelera. Así lo hicimos, sin imaginar la sorpresa que tuvimos al llegar: las pilas de la cámara habían dicho “basta”. Igual, la vimos ahí nomás…


Dispuestos a concretar el paso hacia el vecino país, y luego de disfrutar tres días entre las dos termas de Gualeguaychú (http://www.termasgualeguaychu.com/ y http://www.gualeguaychutermal.com.ar/), el viaje siguió su curso hacia la ciudad de Colón, unos 100 kilómetros hacia el Norte por la siempre peligrosa Ruta Nacional Nº 14, la principal arteria que une a los dos grandes socios del Mercosur, Brasil y Argentina. Desde Colón, un par de kilómetros bastaron para llegar al Puente Internacional “General Artigas”, que nos permitió, previo trámite en el paso de frontera, arribar a la ciudad de Paysandú, la segunda más importante de Uruguay luego de Montevideo, con casi 100.000 habitantes. Un polo industrial y comercial donde la actividad se centraliza en producción de tejidos de lana, cuero, cerveza, cemento y cítricos. Tanto para ingresar al Uruguay como para regresar a la Argentina, hay que abonar un peaje de 12 pesos en el caso de un automóvil particular. Para los camiones de gran porte, la tarifa puede ser de hasta 160 pesos.

En el ingreso a Paysandú, personal migratorio nos pidió la cédula verde, los documentos de identidad y revisó el contenido del baúl. A la hora del retorno a nuestra tierra, el oficial de turno nos saludó amigablemente y nos dio el vía libre, sin ningún tipo de control ni chequeo de qué traíamos en el baúl (nada raro, por cierto). Cerca de Colón, donde también hay buenas termas (http://www.termasdecolon.com.ar/), se destacan las de San José (http://www.termasdesanjose.com.ar/) a 8 kilómetros de allí, y las imponentes de Villa Elisa (http://www.termasvillaelisa.com/) a 30 kilómetros, sobre la ruta provincial 130.

A un costado del camino, a metros del paso fronterizo, observamos varios camiones batea que transportaban automóviles. Había de Renault, Fiat y Chery, estos últimos, los que llegamos a fotografiar. Se trataba de los Tiggo que la automotriz china está ensamblando en Uruguay y que ya comercializa en la Argentina. Un SUV que llegó para competir directamente con la Ford Ecosport. Tras recorrer el centro de Paysandú y confirmar una vez más lo cara que sale la nafta en Uruguay (casi 5 pesos argentinos el litro), emprendimos el regreso y terminamos cargando de este lado del río, en una estación del ACA, siguiendo así la recomendación de GM de utilizar combustibles de YPF. Allí, el litro de Fangio XXI costaba $ 3,25 y el de Súper XXI, $ 2,63, pero como ocurre en el Interior, además de ser más caro que en Capital Federal, se debe abonar un cargo adicional por comercialización, de 15 centavos por litro.

A la hora de calcular el consumo, el Vectra GT GLS demandó un promedio de 8,2 litros cada 100 kilómetros en ruta, circulando a 130 km/h. En el tránsito urbano, en tanto, el resultado de la ecuación creció a más de 10,5 litros cada 100 kilómetros. Podrían considerarse estas cifras como elevadas, teniendo en cuenta sobre todo las prestaciones modestas del impulsor. En la otra vereda, como puntos para destacar favorablemente, el Vectra GT es un vehículo que atrae por su diseño exterior, que ofrece un interesante confort de marcha y que además, está respaldado por una garantía de fábrica de 3 años o 100.000 kilómetros, algo que no todas las automotrices ofrecen en sus productos aquí. Sin duda, un punto que despierta confianza.

EQUIPAMIENTO DESTACADO
– ABS con distribución de fuerza de frenado
– Airbag doble frontal
– Aire acondicionado con climatizador
– Alzacristales “one touch” en las cuatro ventanillas
– Asiento del conductor regulable en altura
– Cierre automático de puertas a velocidad
– Cierre centralizado de puertas, baúl y tanque
– Dirección electrohidráulica
– Espejos exteriores con regulación eléctrica
– Indicador de velocidad máxima programada
– Limpia-lavaluneta con desempañador
– Luces antiniebla delanteras y trasera
– Portaanteojos
– Radio AM-FM con CD y MP3
– Regulación interna de altura de faros
– Salida de aire acondicionado en plazas traseras
– Volante regulable en altura y profundidad

FICHA TECNICA
Carrocería: hatchback, 5 puertas, 5 plazas
Motor: naftero, delantero, longitudinal, 4 cilindros, 8 válvulas
Cilindrada: 1.998 cc
Alimentación: inyección electrónica multipunto
Potencia máxima/régimen: 116 CV/5.200 rpm
Par máximo/régimen: 17,3 Kgm/2.400 rpm
Velocidad máxima: 186 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 10,8s
Tracción: delantera
Transmisión: manual de 5 marchas y reversa
Frenos: a disco en las 4 ruedas, delanteros ventilados
Neumáticos y llantas: 205/55 R16, de aluminio
Dimensiones: largo, 4.281 mm; ancho c/espejos, 2.017 mm; alto, 1.465 mm; entre ejes, 2.614 mm; trochas delantera/trasera, 1.484 mm/1.481 mm
Peso: 1.223 kg
Capacidad baúl: 345 litros
Capacidad tanque: 52 litros
Consumo urbano: 10,7 litros/100 km (autonomía: 485 km)
Consumo a 130 km/h: 8,2 litros/100 km (autonomía: 635 km)

PRECIO Y GARANTIA
La versión probada, 2.0 GLS con transmisión manual, se comercializa a 73.260 pesos. La variante 2.4 CD con caja manual se ofrece por 80.140 pesos, y la opción 2.4 CD con transmisión automática cuesta 84.260 pesos. La garantía es de 3 años o 100.000 km.

ALGUNOS RIVALES
Ford Focus, Peugeot 307, Volkswagen Golf, Renault Mégane

Compartir:
CarsMagazine

10 comentarios en “Chevrolet Vectra GT

  1. hola,tengo un corsa wagon 2006 y quiero cambiarlo por un vectra gt la verdad veo buenos comentarios en todos lados,por lo visto el auto es confiable y el diseño muy bueno pero no entiendo porque no lo hacen con 16valvulas rendiria mucho mas el motor

  2. Hola,
    tengo un Astra GL 2.0 modelo 2006 desde 0 km, solo tiene 56000 kmts y tengo la oportunidad de venderlo. Que opinan del paso a un vectra GT CD? Al igual que en 2006 veo qu ela marca presenta buenas opciones a mejores precios que los rivales. En general se quedan cortos de motor, el unico mejor es el Bora pero no me gustan los autos con baul.
    Hay alguna otra buena opcion en el rango del vectra GT a mismo nivel de equipamiento?

  3. Primero que todo, felicitar al creador y a todos los que hacen de esta página la más completa y más confiable de la web. Realmente, una joya.
    Actualmente tengo un Agile LTZ y estoy ahí de comprarme un Vectra GT CD. Realmente me encanta. Vale la pena realmente este auto en comparación con sus competidores? Hablo de un Focus, 307, entre otros.
    Muchas gracias.
    Rodrigo

    • Rodrigo,
      Creemos que sí, que el Vectra GT CD es una muy interesante opción de compra.
      Como en todos los casos, cada modelo tendrá sus pros y sus contras a la hora de la comparación con los rivales, entre ellos los que mencionás.
      Pero si como vemos, sos cliente de la marca, sin duda que pasar de un Agile a un Vectra GT implicará un salto hacia adelante.
      Te deseamos buena compra.
      Saludos,
      El equipo de CarsMagazine

  4. ayer me compre uno y estoy tan feliz que me meti en todas las paginas a comentar.
    Por lo poco que lo maneje les puedo decir que me estoy arrepintiendo de estar escribiendo aca y no ir a manejarlo.
    abrazos

  5. Quiero unoooo!!!Me encanta, pero después quiero que me aconsejes para cambiar mi Country 2004, la idea es esperar el Palio Weekend HDI o a caso comprar un naftero del mismo modelo?
    Un abrazo Martu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *