CarsMagazine

Toyota “pisa el acelerador” para volver después del “mega recall”

La filial norteamericana anunció que encontró una solución efectiva para el defecto en el pedal que motivó un gigantesco recall y posterior suspensión del mercado de modelos como el Camry y el Corolla. Los distribuidores ya realizan los cambios con turnos de trabajo de 24 horas.

toyota-pedal-assembly
Toyota comenzó a enviar los “kits de reparación” a toda su red de distribuidores en norteamérica.

Una pieza de acero del tamaño de una estampilla es la solución para el problema que causó la paralización de las ventas y la producción de 8 modelos de Toyota en norteamérica.

La solución que desarrollaron y ya probaron con éxito los ingenieros de Toyota es un refuerzo del mecanismo del pedal, de una forma que elimina el exceso de fricción que causaba la falla y hacía que en algunas ocasiones se trabara.

Las piezas para reforzar los pedales ya fueron enviadas a los distribuidores, mientras se desarrollan acciones de capacitación para toda la red. La reparación demanda alrededor de media hora y comenzará a ser aplicada por los distribuidores en los próximos días. Muchos de ellos, “trabajarán en horarios extendidos para completar la campaña de recall lo más rápido posible, algunos incluso se mantendrán abiertos las 24 horas del día”, aseguraron desde la compañía.

Adicionalmente, desarrollaron una “solución efectiva” para los vehículos en la línea de montaje, con lo cual, se espera que en los próximos días se retome la producción en las seis plantas de montaje que tiene la compañía en Estados Unidos y Canadá.

Nada es más importante para nosotros que la seguridad y confiabilidad de nuestros vehículos”, aseguró Jim Lentz, presidente y Jefe de Operaciones de Toyota Motor Sales. “Lamentamos profundamente los inconvenientes que nuestro recall causó a nuestros clientes, y estamos haciendo todo lo posible –lo más rápido que podemos- para hacer las cosas bien. Detener la producción nunca es una decisión fácil, pero estamos 100% seguros de que fue la decisión correcta”, completó.

El 21 de enero pasado, Toyota anunció un recall que alcanzó aproximadamente 2,3 millones de unidades y suspendió las ventas de ocho modelos: RAV4 2009 y 2010;  Corolla y Matrix, de los mismos años; Camry y Tundra de 2007 al 2010; Avalon de 2005 a 2010; Sequoia 2008 a 2010  y algunos modelos 2010 de Highlander.

Lentz reiteró que los modelos bajo revisión son seguros, a menos que el conductor note alguna señal del desgaste en el pedal. De todos modos, según comunicaron oportunamente, una repentina aceleración por el defecto en el pedal puede ser controlada con la aplicación firme y continua de los frenos.

Compartir:
CarsMagazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *