CarsMagazine

Test drive: Subaru XV

Desarrollada sobre el Impreza, es una versión con mejores aptitudes para el “off road”, que la marca japonesa encuadra como un “crossover”. Tracción integral, motor Boxer 2.0 de 150 CV y opción de alta y baja. Qué más ofrece –y qué le falta– por USD 35.600.

[media id=66 width=590 height=478]

Texto y fotos: Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar
Cámara y edición: Luis Gindre
audiovisuales@cars-magazine.com.ar

LA BALANZA

Motor
y transmisión
Desempeño “todocamino”
Equipamiento de seguridad
Posición de manejo
Plazas traseras
Garantía extendida


Faltantes de confort
Consumo elevado
Baúl pequeño


El sistema de tracción del XV es integral permanente, con el sello “Symmetrical AWD” de Subaru.

Hoy por hoy, el mercado argentino está repleto de vehículos, sin distinción de marca y origen, con apariencia de todoterreno. Se trata de versiones desarrolladas sobre modelos ya existentes pero con un tratamiento estético (plásticos negros, barras de techo, rueda de auxilio en el portón trasero, etc.) que les confiere imagen de 4×4 cuando, en su gran mayoría, son vehículos de tracción simple. Algunos ejemplos de este tipo de automóviles, de gran aceptación en el público, son el Volkswagen CrossFox, Renault Sandero Stepway y Fiat Idea Adventure, entre otros. Con ese escenario en las calles argentinas, no es difícil confundirse y “meter a todos en la misma bolsa”, incluso a aquellos vehículos que verdaderamente ofrecen un plus para el tránsito “off road”, pero que también ofrecen la versatilidad de un automóvil para el uso diario en la ciudad. Allí, en ese segmento tal vez poco explorado se encuadra el Subaru XV, que no es otra cosa que una versión “aventurera” o “campestre” del conocido Impreza, con el invalorable aporte de la tracción integral característica de la marca japonesa. CarsMagazine probó este nuevo “crossover” de Subaru, lanzado en la Argentina a mediados de 2010, para descubrir qué ofrece –y también qué le falta– a cambio de 35.600 dólares.


Por USD 35.600, es el Subaru más accesible en el país, incluso más que el Impreza “convencional”.

DISEÑO
El Subaru XV se vio por primera vez en el Salón de Ginebra de 2010 y apenas cuatro meses después, en julio de ese año, fue lanzado en la Argentina por Indumotora, el importador oficial de la marca japonesa en el mercado local. En realidad, el nombre del modelo es Subaru Impreza XV, lo que claramente indica que se trata de una versión derivada del clásico Impreza. Pero en Indumotora apostaron por una estrategia de marketing tendiente a diferenciar un producto del otro y generar, de ese modo, un espacio propio para el XV, llamándolo simplemente “Subaru XV”.


El despeje es otra diferencia del XV sobre el Impreza: presenta 3 cm más de distancia sobre el suelo.

La diferencia más importante que presenta el XV respecto del Impreza de tercera generación es un mayor despeje sobre el suelo. Son sólo 3 centímetros más, pero suficientes para conferirle al XV un plus a la hora de transitar por terrenos más exigentes que el asfalto de una ciudad. A eso se suman protectores plásticos negros en guardabarros, seudo difusores de aire y barras de techo que aportan la imagen “off road” que, como se apuntó, en este caso no es solamente de pinta. Otras diferencias del XV son las llantas de diseño específico y algunas particularidades en la parrilla y los paragolpes.


Además de los protectores plásticos, otro elemento exclusivo del XV son las barras de techo.

MOTOR / PRESTACIONES / CONSUMO
El XV propone el mismo motor Boxer de 2 litros y 150 caballos ya conocido en el Impreza. Un impulsor característico de Subaru que por su disposición de cilindros ofrece un bajo centro de gravedad, lo que mejora la estabilidad y el comportamiento dinámico. De sonido ronco, típico de los motores nipones, le proporciona al XV una respuesta interesante, sobre todo en la parte alta del cuentavueltas. Según cifras oficiales, acelera de “0 a 100” en menos de 10 segundos y alcanza casi 200 km/h. Claro que todo se paga con un consumo algo elevado, particularmente en la ciudad, donde la medición de CarsMagazine arrojó un promedio de más de 13 litros cada 100 kilómetros. Eso implica, además, una autonomía urbana limitada que no llega a 450 kilómetros. A todo esto, según el manual no es necesario cargarle nafta Premium; con la de 95 octanos (Súper) es suficiente. Otro detalle urbano es que por su despeje y suspensión, el XV filtra bien hasta las peores cunetas y baches que uno puede encontrar en ciudades como Buenos Aires.


La transmisión propone dos modos de uso, “alta” y “baja”, esta última para máximo empuje.

Pero el ámbito donde realmente se aprovechan las aptitudes del XV es fuera de la ciudad, en caminos rurales o no asfaltados. Allí, el XV ofrece una capacidad de tracción y desempeño general superior al de un automóvil convencional de tracción simple, siempre que hablemos de exigencias de hasta mediana complejidad. Para ser claros: el XV es mucho más que un Toyota Corolla en el barro, pero no podrá trepar una pendiente rocosa como podría hacerlo una Toyota Hilux. La clave del rendimiento “off road” del XV está en el mencionado mayor despeje y en la clásica tracción integral permanente de Subaru, conocida como Symmetrical All Wheel Drive. Además, la versión manual del XV ofrece un tipo de transmisión con sistema “Dual Range”; es decir, con “alta” y “baja”, siendo esta última la que mejor provecho permite obtener del vehículo en momentos de verdadera exigencia. Para pasar de un modo a otro, se acciona una palanca, lo que puede hacerse incluso con el vehículo en movimiento, pero siempre presionando el embrague.


Por dentro también hay diferencias con el Impreza. Bien en seguridad, algo escaso en confort.

POSICIÓN DE MANEJO / HABITABILIDAD / BAÚL
Las diferencias del XV respecto del Impreza no pasan sólo por el exterior y la transmisión con “alta” y “baja”. En el interior también hay elementos específicos de esta versión y uno de ellos son las butacas de diseño deportivo, con apoyacabezas integrados y gran sujeción lateral en el caso de las delanteras. Ello, sumado a la regulación en altura del asiento del conductor y la doble regulación (altura y profundidad) de la columna de dirección, genera una excelente posición de manejo, sin distinción de talla. El revestimiento de cuero en volante, palanca de cambios y freno de mano brinda un excelente “grip” y aporta a la sensación “sport” que también busca transmitir el vehículo.


Palanca de “alta” y “baja”; control de velocidad crucero; butacas deportivas; generoso apoyapié.

Con espejos exteriores de generosa dimensión, que se asemejan más a los de un SUV o pick up que a los de un automóvil, la visibilidad trasera se lleva un aprobado. La habitabilidad de las plazas posteriores es otro punto destacado, con buen espacio para las piernas y en altura para la cabeza, y respaldo de cierta inclinación que invita al descanso. El túnel de la transmisión obviamente complica el espacio para el ocasional quinto pasajero, que si bien no viajará tan cómodo, cuenta con apoyacabeza y cinturón inercial de tres puntos de sujeción. El baúl del XV es uno de los puntos flojos, ya que apenas ofrece 300 litros de capacidad en configuración estándar, con muy poca profundidad (claro que se puede ampliar rebatiendo los asientos traseros en proporción 60/40). Debajo del piso del baúl se encuentra la rueda de auxilio, que si bien es del tipo temporal (para circular a no más de 80 km/h), propone una cubierta de igual “pisada” que las originales, cuando –hay que recordar– muchos auxilios temporales se parecen hoy más a una rueda de moto que de auto…


Baúl pequeño (300 litros) pero con asientos rebatibles; auxilio temporal; plazas traseras amplias.

EQUIPAMIENTO DE CONFORT Y SEGURIDAD
A la hora de analizar lo que el XV ofrece en confort, hay que tener presente su valor, que al cambio actual significa casi $ 150.000, y lo que es posible encontrar en vehículos de esa franja de precios. Y la sensación, hay que admitirlo, es de “gusto a poco”. ¿Por qué? Porque si bien ofrece elementos apreciados como climatizador automático, regulaciones de volante y butaca, pack eléctrico y revestimiento de cuero, no tiene otros que son habituales en vehículos que incluso cuestan menos. Hablamos de techo corredizo, sensor de estacionamiento, conectividad Bluetooth, puerto USB y algo tan simple como el control de audio en el volante. Es cierto que algunos faltantes, como este último citado y el techo corredizo, están disponibles en la versión Limited automática del XV, pero que cuesta 7.100 dólares más que la manual probada por CarsMagazine. Un salto demasiado grande de bolsillo para contar, además, con tapizados de cuero, cargador de 6 CD’s y asientos y espejos calefaccionados.


Climatizador automático; instrumental sencillo; ordenador de pocas funciones; amplia garantía.

Donde no se le puede criticar nada al XV es en el apartado seguridad. Por empezar, se trata de un modelo premiado con 5 estrellas por el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) de los Estados Unidos. Eso es fruto de la resistencia de la estructura del vehículo ante impactos, y también por una dotación que incluye control electrónico de estabilidad, frenos con sistema ABS y 6 airbags, además de anclajes ISOFIX para sillas de niños. También incluye faros antiniebla delanteros, pero insólitamente, carece de traseros. Aunque no es lo mismo, en parte compensa esa ausencia con luces traseras de posición de tecnología LED. Lo que resulta incómodo, sobre todo a la hora de manejarse en ciudades como Buenos Aires, es la falta de cierre automático de puertas al iniciar el rodaje. No es una ausencia exclusiva del Subaru XV sino habitual en automóviles de origen japonés. Y está claro, Buenos Aires no es Tokio…


Llantas de 16”; identificador XV; motor Subaru Boxer 2.0; apertura de capot con amortiguadores.

CONCLUSIÓN
Es difícil encontrar un rival directo para la propuesta del Subaru XV; es decir, un automóvil con imagen “off road” pero que tenga reales prestaciones para transitar por el barro, la arena o la nieve. Lo más cercano en la Argentina sería el SEAT Altea Freetrack. Sin embargo, es bastante más caro (48.000 dólares) porque ofrece más potencia (211 caballos), mejores prestaciones y mayor equipamiento. Por esa razón, podría afirmarse que el Subaru XV no encuentra hoy un competidor directo en el mercado local. A todo esto, estamos ante el modelo más accesible de la marca japonesa en el país, posicionado 300 dólares por debajo del Impreza Sedán de entrada de gama. Una generosa garantía, que llega a 5 años o 100.000 kilómetros para el tren motriz (aplicable a toda la línea Subaru en la Argentina), sería otro argumento para decidirse por la compra de un XV.

EQUIPAMIENTO DESTACADO
– Sistema de tracción integral permanente con “alta” y “baja”
– Control electrónico de estabilidad
– Frenos ABS con distribución electrónica y asistencia al frenado
– Airbags frontales, laterales y de cortina (6 en total)
– Soportes tipo ISOFIX para sillas de niños (2)
– Faros antiniebla delanteros
– Climatizador automático
– Sistema de audio con CD-MP3 y entrada auxiliar
– Control de velocidad crucero
– Dirección con asistencia hidráulica
– Volante regulable en altura y en profundidad
– Revestimiento de cuero en volante, freno de mano y palanca
– Asiento trasero rebatible 60/40
– Pack eléctrico (alzacristales, cierre centralizado y espejos)
– Pantalla de información múltiple en la consola central

FICHA TÉCNICA
Carrocería:
hatchback, 5 puertas, 5 plazas
Cilindrada: 1.994 cc
Alimentación: inyección electrónica multipunto secuencial
Potencia máxima/régimen: 150 CV a 6.400 rpm
Par máximo/régimen: 20 Kgm a 3.200 rpm
Velocidad máxima: 193 km/h (dato de fábrica)
Aceleración 0 a 100 km/h: 9,6 segundos (dato de fábrica)
Tracción: Symmetrical AWD, permanente en las 4 ruedas
Dirección: servoasistida hidráulicamente
Transmisión: manual de 5 velocidades con “alta” y “baja”
Frenos: a disco en las 4 ruedas (delanteros ventilados)
Llantas: de aleación de 16”
Neumáticos: Bridgestone B250 205/60 R16
Rueda de auxilio: tipo temporal; Yokohama 205/50 R17 en llanta de chapa
Dimensiones: largo, 4,43 m; ancho, 1,77 m; alto, 1,57 m; entre ejes, 2,62 m
Peso: 1.385 kg (en orden de marcha)
Capacidad baúl: 300 litros
Capacidad tanque: 60 litros
Consumo urbano: 13,5 litros/100 km (autonomía: 445 km)
Consumo a 100 km/h: 6,5 litros/100 km (autonomía: 920 km)
Consumo a 130 km/h: 8,5 litros/100 km (autonomía: 705 km)

PRECIO Y GARANTÍA (*)
La versión evaluada, 2.0R AWD con caja manual, se comercializa a USD 35.600. La variante automática tiene un precio de USD 37.400. Existe una tercera opción, Limited Automática, de mayor equipamiento, por USD 42.700. La garantía es de 3 años o 60.000 kilómetros para todo el vehículo, y de 5 años o 100.000 kilómetros para el conjunto motor/transmisión.
(*) Valores actualizados a marzo de 2011.

POSIBLES RIVALES
SEAT Freetrack 4WD

Compartir:
CarsMagazine

7 comentarios en “Test drive: Subaru XV

  1. que bueno que el tiempo le tapó la jeta al hiperboludo de GASTON… por otro lado, recien leo la nota, y la verdad, ya podrian etar trayendo la nueva version..ahi si, me compro una.-

  2. el dia que subaru fabrique un lindo interior para alguno de sus modelos voy a hacer una fiesta y ese motor merece 200cv

  3. a mi la rueda de auxilio temporal me parece una pedorrada ademas las automotrices deberian pensar en la seguridad ya que la rueda es el contacto del auto con el pavimento o los caminos

  4. Yo lo probé en Cariló con el instuctor de Subaru, las cosas que se puede hacer con este auto en la arena y en la ruta es impresionante. Este año me compro unooooooooo!

  5. Gaston, me parece que estas equivocado, yo tengo 2 subaru y ademas soy usuario desde el 1995, me parece que Indumotora (importador de Subaru) es muy seria. si no se fueron en el 2001, se van a ir ahora que ves Subaru por todos lados.

  6. Y por qué no dicen que Subaru se esta llendo de la Argentina?
    O justo publican estas notas para ayudarlos a repartir los clavos que les quedan?
    Cerro la importacion y Subaru se va del pais, muchachos.
    No escriban cortinas de humo por favor!!

  7. SEGURAMENTE UN FIERRO, COMO TODO LO PONJA
    CREO NO TIENE COMPETENCIA, YA QUE LOS MERCOSUR SON AUTOS DE CALLE CON ASPECTO DE 4X4.
    SUERTE Y BUENAS VENTAS
    COMENTARIO
    LASTIMA QUE EN EL INTERIOR TENGA TAN POCA PRESENCIA
    SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *