CarsMagazine

Test drive: Nissan Sentra

El sedán mediano de la marca japonesa puede no cautivar por su imagen exterior, pero una vez que se conduce, se siente y se vive termina convenciendo por varios atributos de confort y seguridad. Qué ofrece y qué le falta en la versión tope de gama, Tekna CVT, por 28.500 dólares.

[media id=79 width=590 height=478]

Texto y fotos: Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar
Cámara y edición: Luis Gindre
audiovisuales@cars-magazine.com.ar

LA BALANZA

Calidad general
Motor y transmisión
Habitabilidad
Confort de marcha
Precio comparativo
Garantía extendida


Sin control de estabilidad
Diseño poco atractivo
Tekna sin opción manual
Sin conexión Bluetooth


El Sentra compite contra varios rivales; por origen de marca, principalmente ante Corolla y Civic.

El segmento de los sedanes medianos ha sido el de mayor evolución y renovación de oferta en el mercado argentino el último tiempo. Casi todas las marcas generalistas han presentado novedades y Nissan no podía quedar ausente. Así fue que sobre fines de 2010, la casa japonesa lanzó en el país el Sentra, la última generación del sedán familiar que años atrás ya había estado presente en la Argentina. CarsMagazine probó la versión de máximo equipamiento, denominada Tekna, y que únicamente se ofrece asociada a la caja CVT (automática de variación continua). Veamos entonces qué ofrece y qué le falta a esta propuesta del Nissan Sentra, a cambio de 28.500 dólares.


CarsMagazine probó la versión tope de gama, Tekna CVT, que se comercializa a 28.500 dólares.

DISEÑO
Probablemente, el diseño sea un aspecto mejorable del Sentra. No es que el auto sea antiestético, no estamos diciendo eso. Pero sí que sus líneas parecen algo anticuadas, como de la década pasada, frente a rivales que justamente se han renovado partiendo desde lo visual. El Sentra es un vehículo pensado para la familia y tal vez, para un usuario más racional que emocional. Un auto que muestra líneas sencillas y convencionales, tanto por fuera como por dentro. Creemos, asimismo, que el color gris oscuro de la unidad que nos facilitó Nissan Argentina no es el más beneficioso para el Sentra. Nos gusta mucho más cómo luce con el color blanco que, casualmente, la marca eligió para la campaña publicitaria del modelo.


El diseño es sobrio y no despierta pasiones. En color blanco nos parece que es más atractivo.

MOTOR / PRESTACIONES / CONSUMO
La oferta del Sentra en la Argentina propone una única opción de motorización. Se trata de un naftero de 2 litros y 16 válvulas, que entrega 143 caballos e interesantes prestaciones en sociedad con la transmisión de variación continua (CVT, la misma del Renault Fluence). Este tipo de caja automática no tiene relaciones fijas sino que varía continuamente en una suerte de “relación eterna”. Así, se genera un gran confort de marcha, sin tironeos ni cabeceos, aunque por momentos el motor resulte algo ruidoso. Incluso, hay veces que parece (sólo parece) acelerar en vacío. Es, en definitiva, una caja moderna, inteligente y que le cae muy bien al Sentra.


Nissan lanzó el Sentra a fines de 2010, con política agresiva de precios y garantía de 3 años.

De acuerdo a cifras extraoficiales, el Sentra con caja CVT desarrolla una velocidad máxima superior a 180 km/h, más que suficiente para un sedán familiar y considerando que en ningún lugar se puede circular a esa velocidad. La aceleración de “0 a 100” se logra en 11 segundos, también un valor interesante y que no desentona frente a sus rivales de segmento. Medimos el consumo en tránsito urbano y obtuvimos una cifra superior a 10 litros cada 100 kilómetros. Nos pareció algo elevado, aunque con el tanque de 55 litros se obtiene una autonomía ideal de más de 500 kilómetros. En autopista, a la máxima permitida (130 km/h), la ecuación nos dio algo más de 8 litros/100 kilómetros. Así, se podría ir y volver de Buenos Aires a Rosario sin necesidad de recargar.


La transmisión de variación continua (CVT) es la misma que también equipa al Renault Fluence.

AL VOLANTE: DE LA CIUDAD A LA RUTA
Ya lo dijimos: el Sentra tiene perfil y espíritu familiar. Así, su esquema de suspensiones está pensado más para el confort de marcha en ciudad que para un desempeño especialmente sobresaliente en ruta. No estamos diciendo que sea un auto inestable a alta velocidad. Dentro de los límites legales y guiado racionalmente, responderá a lo que le indique el conductor. Pero si se lo exige un poco por demás, denota ciertas inclinaciones en curvas. En definitiva, es un vehículo de gran confort en ciudad, que copia muy bien las imperfecciones del asfalto, los empedrados y los baches, y que propone un manejo más relajado que dinámico al salir a la ruta.


El interior del Sentra denota la buena calidad de materiales y terminaciones. Se fabrica en México.

POSICIÓN DE MANEJO / HABITABILIDAD / BAÚL
Aunque el volante sólo se regula en altura y no en profundidad, en el Sentra se logra una posición de manejo cómoda. A eso contribuyen la regulación en altura de la butaca, el apoyapié y los espejos exteriores de generoso tamaño, que permiten una buena visibilidad. El instrumental es simple, en sintonía con el diseño general del auto, con cuadrantes grandes y una combinación de indicadores analógicos y digitales. Los alzacristales son eléctricos en las cuatro ventanillas, aunque sólo la del conductor tiene función “one touch”. Lo que incomoda es la falta de cierre automático en rodaje, algo que ocurre en varios modelos de marcas japonesas (incluso en el Sentra, que se fabrica en México). Con casi 2,70 metros de distancia entre ejes, este sedán ofrece buen espacio interior y habitabilidad en las plazas traseras, donde pueden viajar cómodos dos adultos y, algo más apretado, un ocasional tercer tripulante.


La habitabilidad es un punto a favor del Sentra. Un faltante: el apoyacabeza trasero central.

El baúl ofrece 477 litros de carga, un buen volumen para una familia tipo. Y además, una solución inteligente: un divisor de carga con una puerta plástica transversal que permite ocultar u ordenar objetos a gusto del usuario. Una muestra de calidad está en el sistema de pistones hidráulicos que abren la tapa del baúl (nada de bisagras invasivas en el interior que puedan dañar una valija). La rueda de auxilio, alojada debajo del piso del baúl, es de igual medida que las montadas, pero con llanta de chapa.


Cámara trasera de asistencia al estacionamiento, una perlita del equipamiento del Tekna CVT.

EQUIPAMIENTO DE CONFORT Y SEGURIDAD
La versión Tekna, que como apuntamos es la de máximo equipamiento (la otra se denomina Acenta), propone dos perlitas realmente interesantes en materia de confort. Una es la “llave inteligente”, que permite abrir y cerrar el auto, e incluso ponerlo en marcha, con sólo tener el comando en el bolsillo, sin necesidad de introducir llave alguna en un tambor. La otra es la cámara trasera de asistencia al estacionamiento, que posibilita ver en un display qué ocurre detrás del auto. Sería un sistema perfecto si también emitiera una señal sonora, como lo hace un sensor de estacionamiento convencional. Otros destacados de confort son los tapizados y volante en cuero, el techo corredizo y un equipo de audio de 8 parlantes con USB y entrada Auxiliar (ver detalle completo al pie). El Sentra no incluye conectividad Bluetooth, algo criticable en un auto de 28.000 dólares, y sólo ofrece un sistema de aire acondicionado convencional en lugar del preferible climatizador automático.


El motor 2.0 de 143 caballos, junto a la caja CVT, permite acelerar de “0 a 100” en 11 segundos.

En seguridad, la versión Tekna incluye de serie una dotación de 6 airbags, frenos ABS con asistencias electrónicas y anclajes ISOFIX para sillas de niños. Pero hay un gran faltante: el control de estabilidad (ESP), que debería tener al menos esta opción tope de gama. Los faros antiniebla están presentes adelante, pero ausentes atrás. Tampoco le perdonamos al Sentra la falta del 5° apoyacabeza considerando el segmento en el que se encuadra. En este último punto hay una diferencia entre lo que indica la ficha técnica oficial (señala que tiene tres apoyacabezas traseros) y lo que vimos y fotografiamos en la unidad que nos cedió Nissan Argentina para este contacto.


El baúl tiene un divisor y apertura por amortiguadores; auxilio en igual medida pero llanta de chapa.

CONCLUSIÓN
El Sentra probablemente no enamore a primera vista, con un diseño por demás sobrio. Pero quien no sólo se fije en la belleza exterior y se detenga a descubrir qué tiene para ofrecer este auto por dentro, comprobará que lo importante, lo sustancioso, está justamente allí. Calidad percibida a la vista y al tacto, buen equipamiento a pesar de los faltantes mencionados, agradable confort de marcha e interesante habitabilidad. Todo eso, a un precio competitivo y con el respaldo de una garantía (3 años o 100.000 kilómetros) a la altura de lo mejor que hoy ofrece el mercado. Con el Sentra, Nissan busca competir directamente con el Toyota Corolla, otro sedán de marca japonesa (en ese caso, producido en Brasil) que es, nada más y nada menos, de los más vendidos del segmento en la Argentina. Gran desafío el que le espera al Nissan Sentra.

EQUIPAMIENTO DESTACADO
– Airbags frontales, laterales y de cortina
– Frenos ABS con distribución electrónica y asistencia al frenado
– Anclajes ISOFIX para sillas de bebés
– Faros antiniebla delanteros
– Llave inteligente (apertura, cierre y puesta en marcha)
– Cámara trasera de asistencia al estacionamiento
– Radio AM-FM con CD-MP3, puerto USB y conexión Auxiliar
– Control de velocidad crucero y comando de audio al volante
– Computadora de abordo
– Techo corredizo eléctrico
– Tapizados de cuero (ídem volante)
– Asientos traseros rebatibles 60/40

FICHA TÉCNICA
Carrocería:
sedán, 4 puertas, 5 plazas
Cilindrada: 1.997 cc, 4 cilindros, 16 válvulas
Alimentación: inyección electrónica multipunto
Potencia máxima/régimen: 143 CV a 6.000 rpm
Par máximo/régimen: 20,4 Kgm Nm a 4.800 rpm
Velocidad máxima: 185 km/h (dato no oficial)
Aceleración 0 a 100 km/h: 11 segundos (dato no oficial)
Tracción: delantera
Dirección: con asistencia hidráulica
Transmisión: automática de variación continua
Frenos: delanteros a discos ventilados, traseros a tambor
Llantas: de aluminio de 16”
Neumáticos: Bridgestone Turanza 205/55 R16
Rueda de auxilio: idéntica cubierta, en llanta de chapa
Dimensiones: largo, 4,56 m; ancho, 1,79 m; alto, 1,52 m; entre ejes, 2,68 m
Peso: 1.390 kg (en orden de marcha)
Capacidad baúl: 477 litros
Capacidad tanque: 55 litros
Consumo urbano: 10,5 litros/100 km (autonomía: 523 km)
Consumo a 130 km/h: 8,2 litros/100 km (autonomía: 670 km)

PRECIO Y GARANTÍA (*)
La versión evaluada, Tekna CTV, se comercializa a USD 28.564. Hay otras dos versiones: Acenta Manual, por USD 24.147, y Acenta CVT, por USD 25.830. En todos los casos, la garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros.
(*) Valores actualizados a julio de 2011.

POSIBLES RIVALES
Toyota Corolla, Honda Civic, Kia Cerato Forte

Compartir:
CarsMagazine

7 comentarios en “Test drive: Nissan Sentra

  1. Tengo uno hace un año, Acenta CVT, manejarlo es un placer, consumo bajo dirìa excelente, le hice hasta ahora 45000km, obvio sin problema, poco ruidoso, buena respuesta en ruta, tanto acelaraciòn como frenos; es verdad los que critican al tambor trasero pero me pregunto cuàndo uno nota que necesita discos??, acaso frena mal asì?, lo màximo que lo pisè en un tramo corto solo para probar fue 180 km por marcador, buena calidad interna, lo recomiendo; ojo, sè de lo que hablo, tuve BMW, mi señora tiene un Honda.
    Relaciòn precio, calidad, prestaciòn, excelente.

  2. Además es feo con ganas. La trompa es inentendible. Es un Megane II versión Hentai. Igual muchas gracias por todos estos test Sr. Martín. Nunca mencionamos esa parte, muy buenos los informes!

  3. 120.000 pesos y no tiene disco en las cuatro ruedas, antiniebla trasero ni climatizador automático,con un diseño anticuado a pesar de que sea un auto confiable con buena calidad de materiales ahora entiendo porque es el menos menos vendido de los tricuerpos medianos!

  4. Pingback: Cruze vs. Vento: la historia detrás de la encuesta de CarsMagazine

  5. Si tiene cierre automático en rodaje. Se programa desde las teclas del cierre centralizado, seguramente la unidad testeada lo tenía desactivado.Tambien se puede programar para que destrabe todas las puertas al retirar la llave del contacto o hacerlo manualmente.

  6. “Tekna CTV se comercializa a USD 28.564”

    Que NO esté equipado con freno a DISCO en las 4 ruedas es un vergüenza por ese precio (viene con freno a tambor). 143 burros para un motor de 2 litros es una vergüenza a esta altura del avance del mundo de la técnica. Venden ésto como si fuese un producto premium, cosa que NO es.

    Creo q los potenciales clientes de éste vehículo van a terminar comprando un HONDA…

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *