CarsMagazine

Test Drive: Audi A1

Probamos el modelo más pequeño de la marca alemana, con motor 1.4 TFSI de 122 CV y caja automática S tronic. Sensaciones al volante del ultracompacto Premium que llegó para competir contra el MINI Cooper. Bajo la lupa, analizamos los puntos a favor y en contra.

[media id=93 width=590 height=478]

Texto y fotos: Martín Egozcue
martin.egozcue@cars-magazine.com.ar
Cámara y edición: Luis Gindre
audiovisuales@cars-magazine.com.ar

LA BALANZA


Diseño
e imagen
Motor y transmisión
Comportamiento dinámico
Calidad general percibida
Sistema de audio e insonorización
Dotación de confort y seguridad
Alternativas de personalización


Altura al techo en plazas traseras
Dureza en baches y empedrados
Auxilio de uso temporal


El comportamiento dinámico es, ante todo, lo más encantador del modelo más pequeño de Audi.

Aunque desde Audi traten de diferenciarlo del MINI Cooper, es casi indiscutible que el A1 surgió para competir contra el modelo retro de la marca británica que, casualmente, opera bajo la órbita de BMW, uno de los grandes rivales de la marca de los cuatro anillos. El A1, la última gran novedad de Audi a nivel mundial de los últimos años, es un ultracompacto que mide menos de 4 metros de largo, pero que a pesar de su reducido tamaño ofrece el mismo nivel de calidad que cualquier otro modelo de la marca alemana. El A1 se podría catalogar como un “pequeño Premium”. Lanzado en Europa a mediados de 2010, llegó a la Argentina a comienzos de este año y recientemente se amplió su gama local con nuevas versiones. CarsMagazine probó la variante intermedia en potencia; es decir, la que monta el motor 1.4 TFSI de 122 caballos, en este caso con transmisión automática-secuencial S tronic, en nivel de equipamiento Ambition. Una combinación que a valores de septiembre cotizaba a 35.700 dólares, opcionales al margen. Así, durante una semana y casi 1.000 kilómetros probamos el A1 en ciudad, rutas y autopistas para descubrir cuál es la propuesta del modelo que marcó el desembarco de Audi en un segmento en el que no tenía participación.


Probamos la versión Ambition 1.4 TFSI de 122 CV con caja S tronic, cuyo valor es de USD 35.700.

DISEÑO Y CONCEPTO
El A1 fue adelantado en 2007 a través de un concept car denominado A1 project quattro, que avizoraba, justamente, un modelo de pequeñas dimensiones. La versión de producción se presentó al público en marzo de 2010, en el Salón de Ginebra, y unos meses más tarde salió a la venta en el mercado europeo. Desde Bélgica, donde se fabrica, arribó a la Argentina a comienzos de 2011 y desde entonces se ha comercializado con suceso, al punto que hasta mediados de este año era nada menos que el segundo modelo más vendido de Audi en el país, detrás del A4. El A1 mide 3,95 metros de largo, lo que implica 28 centímetros menos que el A3, modelo inmediato superior de Audi en la actualidad. Pero no es tan pequeño como un MINI Cooper, al que supera en largo por 23 centímetros. Su diseño frontal es típicamente Audi, con parrilla y ópticas en sintonía con el “family feeling” de la marca. Lateralmente, se aprecian voladizos cortos y el arco de techo que unifica visualmente los pilares delantero y trasero, y que se puede elegir en un color contrastado, en uno de los varios toques de personalización disponibles. Desde atrás, las ópticas tridimensionales con luces de LED le aportan el sello característico de Audi. La unidad que probamos combinaba el color Marrón Teca con el tono gris plata en el arco de techo. Las opciones de colores de carrocería disponibles en la Argentina llegan a una decena.


El Audi A1 se fabrica en Bélgica y se lanzó en Europa en 2010. Es un Premium de tamaño pequeño.

MOTOR / PRESTACIONES / CONSUMO
El “downsizing”, la tendencia de reducir cilindrada y compensar esa pérdida con turboalimentación, es el camino que han tomado las principales automotrices a nivel mundial. De esta forma se logra mantener prestaciones (en algunos casos, hasta aumentarlas) reduciendo el consumo y las emisiones contaminantes. El motor 1.4 TFSI que monta el A1 es un claro ejemplo de ello. Con sólo 1.390 cc, este impulsor turboalimentado, de 4 cilindros y 16 válvulas, entrega 122 caballos a 5.000 rpm. Pero más impactante que ello es su torque, que llega a 200 Nm y está disponible desde apenas 1.500 rpm, en forma constante hasta 4.000 rpm. Si a ello se le suma la increíble caja automática-secuencial S tronic, de doble embrague y siete marchas, se obtiene un conjunto moto-propulsor de altísimas prestaciones. Yendo a números concretos, la aceleración de “0 a 100” se logra en 8,9 segundos, pero más sorprendentes son las recuperaciones del motor a bajo y medio régimen, por ejemplo en un sobrepaso en ruta. A ello contribuye, en gran medida, esta caja S tronic que utiliza uno de sus embragues para los cambios pares y el otro, para los impares.


Mide 3,95 m de largo (28 cm menos que un A3) y resulta 23 cm más largo que un MINI Cooper.

Simplificando la explicación, mientras una marcha ya está en uso (la 2ª, por ejemplo), la siguiente (3ª) ya está preseleccionada con el otro embrague. Así, el pase de una a otra es casi imperceptible, rapidísimo. El A1 que probamos tenía además, como equipamiento opcional, levas al volante, las que aprovechamos especialmente en las pruebas de aceleración y recuperaciones, sacando partido del modo “Sport”, que eleva el régimen del cambio. La velocidad máxima declarada es de 203 km/h. A ese ritmo, el motor gira a casi 4.000 rpm en 7ª marcha. El consumo a 130 km/h (con el impulsor “planchado” a 2.500 rpm en 7ª) nos arrojó un promedio de 7,1 litros cada 100 kilómetros, lo que implicaría una autonomía ideal de 630 kilómetros. En ciudad la cifra sube hasta 8,5 litros/100 km. Allí toma protagonismo el sistema “Start & Stop”, que apaga el motor cuando el vehículo se detiene (por ejemplo, en un semáforo) y lo enciende automáticamente al quitar el pie del freno. Este mecanismo de reducción de consumo puede desactivarse si el conductor lo desea.


La unidad que probamos tenía llantas de 17” y neumáticos Bridgestone en medida 215/40 R17.

AL VOLANTE: DE LA CIUDAD A LA RUTA
El A1 tiene un andar mucho más confortable que el MINI Cooper, con esquemas de suspensión concebidos no sólo para una dinámica deportiva sino también para un uso más frecuente en ciudad. A pesar de esto, y sobre todo con el rodado de bajo perfil de la unidad que evaluamos (215/40 R17), hay que ser cuidadosos al pasar sobre baches, cunetas o en calles empedradas. No habrá peligro constante de “morderse la lengua”, como en un MINI Cooper, pero los golpeteos igualmente se sienten. Al transitar por calles en buen estado o ya en autopistas, el A1 se convierte en una máquina casi perfecta, que transitará con increíble aplomo cada curva y contracurva que el camino le presente. Aquí hay varios puntos que influyen para que el A1 ofrezca un comportamiento dinámico ejemplar. Uno es su elevada rigidez torsional, producto de una carrocería fabricada en 2/3 de acero de alta resistencia, con reducido peso (apenas 221 kg). Otro, la dirección de asistencia electro-hidráulica, muy directa, rápida y precisa, que se endurece a medida que aumenta la velocidad. Por último, también incide aquí el factor aerodinámico. Audi realizó un gran desarrollo con el A1 en el túnel de viento de Ingolstadt y trabajó especialmente en zócalos, faldones y spoiler para lograr gran estabilidad a alta velocidad. Es decir, el A1 no sólo genera su excelente adherencia desde lo mecánico (suspensión, neumáticos, etc.) sino también por su tratamiento aerodinámico. Desde luego, aunque el auto se perciba bastante neutro (el reparto de pesos está muy bien distribuido entre los ejes, con 60% adelante y 40% atrás), todo tiene un límite y cuando éste se sobrepasa entran en acción las ayudas electrónicas, como el control de tracción y estabilidad. Por último, una aclaración importante: el A1 tiene tracción delantera y por el momento no existen versiones con la clásica tracción integral quattro que incluyen varios modelos de Audi.


Con el 1.4 TFSI de 122 caballos, el A1 acelera de “0 a 100” en 8,9 segundos y alcanza 203 km/h.

POSICIÓN DE MANEJO / HABITABILIDAD / BAÚL
A diferencia del MINI Cooper, que propone una posición de manejo muy baja y con las piernas bastante extendidas (tipo karting), en el A1 el conductor se sienta más arriba y con las rodillas más flexionadas. Desde luego, hay múltiples regulaciones para la butaca y la columna de dirección. A todo esto, un generoso apoyapié (en lugar de alfombrado lo preferiríamos de plástico o mejor aún, en aluminio) ayuda a percibir y entender mejor el comportamiento del auto. Los comandos, que lógicamente están todos bien ubicados, denotan la calidad Premium que Audi le imprimió al A1, al mismo nivel que un A3, un A4 o cualquiera de sus modelos. Los materiales son de alta calidad, agradables al tacto, con inyectados blandos o suaves, incluso en las contrapuertas.


En el interior, el A1 ofrece el mismo nivel de calidad de materiales que cualquier otro Audi.

El A1 no es un auto familiar ni mucho menos. Está pensado para dos pasajeros y, ocasionalmente, dos invitados (la configuración atrás es directamente para dos, no para tres). Si quienes viajan atrás miden hasta 1,60 metros, no tendrán mayores problemas. Pero si superan esa altura se encontrarán con un problema irremediable: sus cabezas tocarán el techo, que cae abruptamente a la altura del pilar C. El espacio para las piernas y a lo ancho no es malo (en el centro de los asientos hay posavasos), pero el mencionado inconveniente hará del A1 un vehículo incómodo para la mayoría de los pasajeros traseros en viajes de media o larga distancia. Al baúl tampoco se le puede pedir gran capacidad tratándose de un auto de estas dimensiones. Ofrece 270 litros, bastante más que los 160 litros del MINI Cooper y algo menos que los 285 litros del Citroën DS3, otro de los modelos con los que podría competir el A1. Es, en definitiva, un volumen lógico para que una pareja lleve un par de bolsos de fin de semana. Pero mejor olvidarse de intentar trasladar un cochecito de bebé u otro bártulo infantil. Debajo del piso del baúl se aloja la rueda de auxilio (y debajo de ésta, ¡la batería!), que es de uso temporal. O sea, no se puede circular a más de 80 km/h y la estabilidad que brinda nada tiene que ver con las cubiertas originales.


Auxilio temporal, un punto en contra; baúl de 270 litros, bastante más que los 160 litros del MINI.

EQUIPAMIENTO DE CONFORT Y SEGURIDAD
Así como el A1 propone distintas alternativas de personalización a nivel estético, con combinaciones de color de carrocería y arco de techo, y otros acabados en el interior, también permite configurar la dotación de equipamiento de confort a gusto, necesidad y presupuesto del cliente. Concretamente, hay más de 25 opcionales que se pueden incorporar al A1, incluso después de haber adquirido la unidad. Esto es interesante porque el usuario podrá adaptar su vehículo a la última moda o simplemente, a sus cambios de preferencias. La unidad que evaluamos apenas incluía tres opcionales de la larga lista. Eran los faros delanteros de Xenón Plus, el volante deportivo forrado en cuero con levas y el arco de techo en color contrastado. Así, del precio básico de 35.700 dólares, “nuestro” Audi A1 pasaba a costar USD 39.650 (para más detalles sobre la dotación de confort y los opcionales, se sugiere visitar la web de Audi Argentina, haciendo click aquí).


Levas al volante, un opcional de la unidad evaluada; pantalla multimedia de 6,5”, de serie.

Una salvedad importante es que el sistema de navegación satelital, que no estuvo disponible en el lanzamiento del A1 en el país, ya se está ofreciendo en la red oficial de concesionarios. Audi lo comunicará formalmente en los próximos días y dará más detalles al respecto. Pasando ya al rubro seguridad, la dotación incluye de serie seis airbags (frontales, laterales y de cortina), frenos ABS, controles de tracción y estabilidad, anclajes ISOFIX para sillas de bebés, faros antiniebla delanteros y traseros; y en el caso de la unidad probada, los mencionados faros delanteros de Xenón Plus. Otro opcional que puede encargarse es el medidor de presión de neumáticos.


Arco de techo contrastado, otro opcional; el espacio trasero es limitado en altura para la cabeza.

CONCLUSIÓN
El A1 implicó el ingreso de Audi a un segmento en el que hasta hace un año no tenía presencia. Y aunque desde la marca busquen diferenciarlo del MINI Cooper (entienden que el A1 es un producto distinto para otro perfil de cliente), está claro hacia dónde apuntan. A seducir a quien busca un vehículo Premium de pequeñas dimensiones y que pretende, además de deportividad y altas prestaciones, un confort de marcha más lógico para la ciudad junto a un baúl más generoso. Allí es, tal vez, donde radica la principal ventaja del A1 frente al MINI Cooper, más allá de gustos personales sobre diseño, espíritu retro o tendencias actuales. Con garantía de 3 años o 90.000 kilómetros, el A1 tiene el mismo respaldo que los demás modelos comercializados por Audi Argentina. Y eso, sin duda, es otra muestra de convicción en la calidad del producto.

EQUIPAMIENTO DESTACADO (DE SERIE)
– Frenos ABS
– Airbags frontales, laterales y de cortina
– Controles de estabilidad y tracción
– Anclajes ISOFIX para sillas de bebés
– Sistema “Start & Stop” (arranque y parada de motor)
– Interfaz multimedia con pantalla color retráctil de 6,5 pulgadas
– Sistema de sonido Audi
– Climatizador automático
– Computadora de abordo
– Dirección con asistencia electro-hidráulica
– Sensores de lluvia y luminosidad
– Asientos delanteros deportivos con ajustes en altura y lumbar
– Asientos traseros rebatibles (1/3 – 2/3)
– Alarma antirrobo con protección contra remolque
– Spoiler trasero

OPCIONALES EN UNIDAD EVALUADA
– Faros de Xenón Plus + luces de posición (del. y tras.) de LED
– Volante multifunción deportivo de 3 rayos, forrado en cuero y con levas
– Arco de techo en color contrastado (gris plata)

FICHA TÉCNICA
Carrocería:
hatchback, 3 puertas, 4 plazas
Cilindrada: 1.390 cc, 4 cilindros, 16 válvulas
Alimentación: inyección directa, turbo e intercooler
Potencia máxima/régimen: 122 CV a 5.000 rpm
Par máximo/régimen: 200 Nm desde 1.500 hasta 4.000 rpm
Velocidad máxima: 203 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 8,9 segundos
Tracción: delantera
Dirección: con asistencia electro-hidráulica
Transmisión: automática-secuencial de doble embrague y 7 marchas
Frenos: a discos en las cuatro ruedas; delanteros ventilados
Llantas: de aleación de 17”
Neumáticos: Bridgestone Potenza 215/40 R17
Rueda de auxilio: de uso temporal; Continental 125/60 R18
Dimensiones: largo, 3,95 m; ancho, 1,74 m; alto, 1,41 m; entre ejes, 2,47 m
Peso: 1.200 kg (en vacío)
Capacidad baúl: 270 litros (ampliable a 920 litros)
Capacidad tanque: 45 litros
Consumo urbano: 8,5 litros/100 km (autonomía: 530 km)
Consumo a 100 km/h: 5,3 litros/100 km (autonomía: 849 km)
Consumo a 130 km/h: 7,1 litros/100 km (autonomía: 633 km)

PRECIO Y GARANTÍA (*)
La versión evaluada, Ambition 1.4 TFSI S tronic, se comercializa a 35.700 dólares, opcionales al margen. En el caso de la unidad que evaluamos, con tres ítems agregados (ver detalle arriba), su precio final era de USD 39.650. La gama del A1 arranca desde la versión Attraction 1.2 TFSI Manual de 86 CV, por USD 28.500, y llega hasta la S line 1.4 TFSI S tronic de 185 caballos, por USD 43.000. En todos los casos, la garantía es de 3 años o 90.000 kilómetros, como en el resto de la gama de Audi en la Argentina.
(*) Valores actualizados a septiembre de 2011.

POSIBLES RIVALES
MINI Cooper, Alfa Romeo MiTo, Citroën DS3, Fiat 500

Compartir:
CarsMagazine

13 comentarios en “Test Drive: Audi A1

  1. Pingback: Prueba: Audi A1 1.4 TFSI S line

  2. Muy completo el informe… es un auto sensacional, vale lo que cuesta … deje de mirar de reojo cuando pasa un Mini … Pero ojo, cuidado, asesorate bien la cuestión de los opcionales ya que te podés llevar una sorpresa cuando te lo entregan.

  3. Pingback: Test Drive: Audi A1

  4. Pingback: Audi A1 Sportback: la versión de 5 puertas

  5. Hace poco más de una semana le entregaron uno que le regalé a mi hija en su cumple 25 y después de ver el uso que le da y de manejarlo me parece que se me fue la mano, porque es FIERRO INFERNAL.

  6. Dejando de lado la imagen de marca que representa Audi y que acompaña a este notable producto, no me gustan sus formas. Me gusta mucho mas el 207 GTi tanto exterior como interior. Muy buena nota. Felicitaciones. Hacia mucho esperaba conocerlo para tomar una decision.

  7. Una pequeña bestiezuela verdad? Precioso realmente. Vale la pena cada dolar puesto en un auto tan agradable, equipado, estético y con prestaciones sobresalientes. Carísimo, es verdad, pero lo vale. Que bueno encontrarse con autos así de vez en cuando, que superan tus expectativas, tan acostumbrados como estamos a conformarnos con el menos malo o a destacar cosas en los test como un plus cuando sabemos que deberían venir de serie en casi todas las marcas.
    Excelentísimo informe, muy completo y agradable como siempre.

  8. La caja de velocidades es de 7 marchas, en la ficha técnica dice 6. Muy buen test, y la verdad es que es uno de los mejores prodcutos de Audi, tiene mucha personalidad y ya se están viendo muchos por la calle.

    Saludos, Ignacio.

  9. Lo probe en el shopping de Tortuguitas y me sorpendio gratamente… Parece un A3 en miñatura me gusta mas que el mini cooper que ya esta quemado!!!! muy buen informe de cars magazine gracias!!

  10. ESTE SERA MI PROXIMO AUTO!!!!! ESTA BUENISIMO PERO MEJOR EL DE 185 BURROS UNA BESTIA DEBE SER……. SALU2 DESDE BAHIA BLANCA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *