Test Drive 4×4: Toyota SW4 Línea 2012, en examen “off road”

Dispuestos a confirmar sus aptitudes de verdadero todoterreno, fuimos hasta el circuito “off road” de la empresa Arawak en Pilar. Allí, con la guía de un instructor experto, pudimos comprobar por qué impone respeto…


Gracias a la gentileza de Arawak Outdoors Logistics, CarsMagazine pudo exigir a fondo la SW4.

Texto y fotos: Martín Egozcue
Instructor 4×4: Hernán Abaroa
Agradecimiento: Arawak Outdoor Logistics – www.arawak.com.ar

LA BALANZA


Robustez y confiabilidad general

Motorización (+ CV) y transmisión
Desempeño “off road” en exigencia
Evolución en seguridad (ESP, ASR, 6 airbags)
Avances en confort y tecnología (pantalla táctil)
Garantía de 3 años ó 100.000 kilómetros


Precio sobreelevado x impuestos

Sistema de plegado de la 3ª fila de asientos
Faltantes de seguridad (ISOFIX, antiniebla trasero, 5° apoyacabeza)
Faltantes de confort (navegador satelital, techo solar)

El segmento de los SUV (por “Vehículo Utilitario Deportivo”, en inglés) es cada vez más amplio. Y así, no es difícil que el público se confunda y termine mezclando modelos que poco tienen que ver entre sí. Existe una tendencia a encuadrar a cualquier vehículo de silueta SUV bajo la denominación de “camioneta 4×4” o “todoterreno”, como habitualmente se escucha. Pero lejos está eso de la realidad, ya que existen muchos modelos SUV que no necesariamente cuentan con tracción integral. Y además, no todo SUV es forzosamente un todoterreno. La mayoría de los que hoy se ven circular por la calle pertenecen al segmento de los todocamino (también llamados SUV Light) y, según marcan las estadísticas, muy pocas veces son utilizados en condiciones “off road”.


La Toyota SW4 (antes llamada “Hilux SW4”) es un SUV derivado directamente de la exitosa pick up.

En la otra vereda, entonces, se encuentran aquellos que sí son verdaderos todoterreno, con aptitudes para sortear obstáculos de media y alta complejidad. Allí se encuadra la Toyota SW4, que a su vez tiene la particularidad de ser un modelo derivado de una pick up, nada menos que de la exitosa Hilux. Por esa razón, CarsMagazine entendió que para probar la SW4 en su flamante Línea 2012 y comprobar sus reales prestaciones “off road”, había que hacerlo en un ámbito propicio, lo que fue posible gracias a la gentileza de Arawak Outdoor Logistics. Se trata de una empresa de servicios de logística que proyecta y organiza eventos “outdoor”, y que tiene una pista propia en la zona norte del Gran Buenos Aires (más info en www.arawak.com.ar).


Las pruebas de exigencia en el circuito de Arawak permitieron confirmar sus aptitudes “off road”.

Cordialmente recibidos por Marina Fidalgo (Relaciones Institucionales) y Hernán Abaroa (Jefe de Producción), descubrimos las casi ocultas instalaciones de Arawak ubicadas a metros de la Ruta 26, en el partido de Pilar. Un predio que entre otras facilidades, incluye un exigente y completo circuito de 4×4, que Arawak promete perfeccionar aún más cuando a fin de año mude su infraestructura hacia la zona de Cardales. Con la SW4 impecable, aún sin una salpicadura de barro, la confiamos en principio a Hernán, un instructor especializado en conducción defensiva y todoterreno, que nos ayudó a descubrir el verdadero potencial “off road” de este SUV fabricado (al igual que la Hilux) en la planta de Toyota Argentina en Zárate.


La SW4 no es económica: desde $ 293.000 hasta $ 324.900. Los impuestos le juegan en contra…

El gran secreto de la robustez, capacidad de tracción y arrastre de la SW4 es, justamente, que deriva de una máquina incansable como la Hilux. Así, comparte con ésta el chasis de largueros y la suspensión trasera de eje rígido. La diferencia es que la pick up monta elásticos longitudinales y la SW4, resortes helicoidales, en ambos casos con amortiguadores telescópicos. En el tren delantero comparten también un sistema independiente con doble brazo, resortes helicoidales y barra estabilizadora. En otras palabras, la SW4 posee la misma rigidez y robustez de la Hilux, pero la habitabilidad para transportar hasta 7 pasajeros con alto confort abordo. Como quien dice, una auténtica “pick up carrozada” que por esas características técnicas no encuentra hoy un rival directo en el mercado argentino. Sí lo tendrá el día que llegue al país la Chevrolet TrailBlazer (el SUV derivado de la Nueva S-10) o si Volkswagen se decide a fabricar un vehículo de estas características sobre la Amarok. Aquí nos preguntamos también si en Ford tendrán algo en carpeta con la Nueva Ranger…


Este es el 2° restyling (el otro, en 2008) de la 4ª generación. En la Argentina se lanzó en 2005.

El sistema de tracción de la SW4 es integral permanente, con “alta” y “baja” (esta última, también llamada “reductora”). Eso significa que el torque se va distribuyendo permanentemente entre el tren delantero y el trasero según la necesidad que imponga la condición del camino. Con bloqueo de diferencial central y control de tracción, el sistema irá repartiendo el par motor en las ruedas de mejor apoyo y evitará fugas en las que pudieran estar patinando o incluso, en el aire, como ocurrió en varias de las pruebas a las que exigimos la SW4.


La tracción es 4×4 permanente, con alta y baja, control de tracción y bloqueo de diferencial central.

“La SW4 siempre ha tenido muy buena reputación como vehículo ‘off road’. Ahora con estos caballos extra que sumó(N de la R: el motor 3.0 D4-D pasó de 163 a 171 CV) se desenvuelve aún mejor. Si bien en ‘baja’ no es algo que se note tanto, en ‘alta’ se siente muy bien ese plus de potencia. Me gustó el control de tracción, aunque hay que señalar que en algunas ocasiones hubo que colocar ‘alta’ ya que no lo podíamos hacer acoplar en ‘baja’…”, señaló Hernán. Esto se debe a que al colocarse la “baja”, la SW4 desactiva el ESP, que a su vez gobierna el control de tracción. Por esa razón, si una rueda quedaba en el aire en “baja”, se producía fuga de torque. Al optar por colocar la “alta”, la prueba de cambio de ejes pudo finalmente completarse con éxito. Otro aspecto que encontramos destacable son los ángulos de ataque, salida y ventral, que en el caso de la SW4 son de 30°, 23° y 25°, respectivamente. “Son muy buenos ángulos, incluso el ventral considerando que tiene estribos. Me impresionó ahí también…”, admitió el instructor.


El motor turbodiesel 3.0 D4-D, que antes entregaba 163 CV, ahora ofrece hasta 171 caballos.

Como se aprecia en las imágenes, también comprobamos la capacidad de vadeo de la SW4, que llega nada menos que a 70 centímetros. Allí también resultó clave el uso de la “baja” o “reductora”, que se acciona mediante una palanca, en un sistema 100% mecánico, a la viaja usanza. En esa instancia se pudo comprobar también el generoso torque de 343 Nm, que se obtiene en su máximo esplendor desde apenas 1.400 rpm y en forma constante hasta 3.400 rpm. Un detalle que no hay que pasar por alto es que con la actualización del impulsor a la norma anticontaminación Euro 4, ahora es obligatorio cargar gasoil de Grado 3 (por ejemplo, Euro Diesel de YPF), ya que el motor debe funcionar con una proporción de azufre menor a 50 partes por millón. O sea, ahora llenar el tanque cuesta más que en el modelo anterior.


La capacidad de vadeo llega a 70 cm. Detalle: en el agua perdimos la patente, que debimos rescatar.

¿Cómo responde la SW4 cuando se la utiliza de forma más civilizada? En la ruta sorprende por su buen confort de marcha e insonorización, ambos superiores a los de la Hilux. Viajando a 130 km/h, el motor gira (en 5ª marcha) a 2.600 rpm, y el gasto promedio (a velocidad crucero) es de 11,5 litros cada 100 kilómetros. Si se reduce la marcha a 100 km/h, el régimen cae a 2.000 rpm y el consumo, a 7,5 litros/100 km. Circulando por la ciudad, registramos parciales con un consumo promedio de 12 litros cada 100 kilómetros. Recordemos que el tanque de la SW4 carga 80 litros, lo que asegura una autonomía promedio en torno a 750 kilómetros.


Hernán Abaroa, Jefe de Producción de Arawak, una pieza clave para esta producción especial.

Pero la Línea 2012 de la SW4 evoluciona en varios otros aspectos. Lo más importante es sin duda el rubro seguridad, ya que la versión lanzada en noviembre de 2011 sumó el programa electrónico de estabilidad (ESP) y el control de tracción (ASR). Además, al ya disponible sistema de frenos ABS le agregó distribución electrónica (EBD) y asistencia al frenado de urgencia (AFU). Asimismo, incorporó también airbags laterales y de cortina (antes sólo tenía frontales) y faros de Xenón con autorregulación. Le queda aún pendiente la deuda del antiniebla trasero. Y que la 5ª plaza incorpore apoyacabeza y cinturón de tres puntos (es abdominal de dos fijaciones). Por último, sigue siendo inexplicable, en un vehículo pensado para la familia (por sus 7 plazas), la ausencia de anclajes ISOFIX para sillas de niños.


La pantalla táctil de 6” es la gran estrella del renovado interior. Paso adelante en tecnología.

Además de las mejoras en seguridad y del rediseño exterior (leve, pero notorio), la SW4 también evolucionó en confort y en tecnología. Lo más destacado es la pantalla táctil color de 6 pulgadas, desde la que se opera el equipo de audio (ahora con puerto USB y entrada Auxiliar), y donde también se visualizan las imágenes de la cámara trasera de asistencia al estacionamiento, otro gran valor agregado. Más allá de ello, el interior de la SW4 también se presenta renovado, con nuevos colores y texturas, y una consola central que ahora se dispone de forma horizontal. El volante también fue rediseñado, al igual que el instrumental, que ahora propone iluminación azulada.


Las butacas de la 3ª fila no se esconden en el piso, sino que se “guardan” así, colgadas…

La Toyota SW4 es cara. Para algunos, carísima… Se trata de un vehículo fabricado en el país, lo que lo exime del arancel del 35% que se aplica a los importados de “extra zona”. En noviembre, cuando se lanzó la Línea 2012, los precios de la SW4 iban desde $ 243.000 hasta $ 269.000. Pero esas cifras se modificaron a comienzos de año por el gravamen al lujo, que según dispuso el Gobierno ahora recae sobre vehículos cuyo precio de venta al concesionario supere los $ 150.000 sin impuestos. Sobre la SW4 también se aplica el impuesto a los vehículos diesel, ya vigente anteriormente. En definitiva, a valores de abril, la gama de la SW4 va desde $ 293.000 hasta $ 324.900. La versión que evaluamos, SRV 3.0 M/T con tapizado de cuero, se ubica a mitad de camino, a $ 311.000. La garantía de 3 años o 100.000 kilómetros es un punto destacable, pero no llega a compensar la suculenta cifra que hay que desembolsar por la SW4. Al final de cuentas, y discusión sobre el precio al margen, lo seguro es que si alguien busca un vehículo robusto, confiable, con verdadera capacidad “off road” y al mismo tiempo, buen equipamiento y habitabilidad para una familia “extra large”, la SW4 es hoy casi una especie única en el mercado argentino.

Compartir:

14 comentarios en “Test Drive 4×4: Toyota SW4 Línea 2012, en examen “off road”

  1. a nickangel como que conoces poco del mercado de camionetas la cherokee igual cuenta con motores diesel como la crd tenes la detroit si vas a comentar asesorate primero lo nacional es imposible que llegue a la altura de un importado si vos confias tanto te regelo los inyectores ja ja

  2. no me parece una locura el precio aca en neuquen hay mucha camionetas de esta son eternas aparte si es lujoso tiene q ser caro saludo muy buen informe

  3. He sido propietario de tres SW4. Las dos primeras japonesas y la tercera nacional. He accedido a la segunda nacional, esta vez a la más completa de la gama y ¡oh sorpresa! las luces media y alta, al transitar por caminos desparejos (tierra, por ejemplo) “parpadean”, vale decir, varían de intensidad al transitar por ellos. Al reclamar al concesionario transmitieron mi reclamo a fábrica. La respuesta: son así.
    Para comprobarlo me llevaron a probar otra 0 km, en la que sucedía lo mismo.
    Los invito a la experiencia de manejar de noche con esas luces a ver cómo termina su vista, si no es que produce dolores de cabeza o hasta náuseas.
    Inconcebible para el precio del vehículo y decepcionante.

  4. Tenes razon en parte Nickangel ya que el diesel en nuestro pais cada vez escasea mas o es de mala calidad, ademas que usuario que gasta ese dinero en la compra de una camioneta se va a fijar si consume mucho o no; y lo que decis de los repuestos es verdad aunque ningun vehiculo es 100% nacional, en general tienen una integracion de no mas del 60 o 70% de autopartes nacionales, el resto es importado; de todas formas las medidas del gobierno cada vez desalientan mas la compra de un importado teniendo que conformarnos con la industria nacional que muchas veces es obsoleta, muy cara e insegura, saludos.-

  5. la cosa es peor, estan sobrevendidos, tanto en toda la linea hilux como en amarok, hay lista de espera y los usados 2010 y 2011 salen lo mismo o mas que los 0km. Si queres entregar algun vehiculo en parte de pago, te ofrecen un 30% de lo que vale.

  6. comparandolas con las importadas que nombraron tiene algunas cosas a favor:
    1- es diesel ( por lo -la gran cherokee es naftera 4km xlitro)

    2- es nacional ,lo que significa que si se te rompe un parabrisas,etc lo tenes en cualquier punto de la argentina, lo que dudo que consigas de las otras camionetas , lo que significa tener un vehiculo caro parado varias semanas y hasta meses ( gracias a Moreno)
    ejm un conocido no consigue un parabrisaas de una hyunday santa fe 2008 hace un par de meses
    saludos

  7. Pingback: Test Drive 4×4: Toyota SW4 Línea 2012, en examen “off road”

  8. Por ese precio me compro una X3 o una Q5 sin dudarlo! El nivel de equipamiento será bueno pero a la vista aparenta una calidad bastante mala e incluso de mal gusto.
    El modelo anterior de la SW4 era fantástico y con una terminación mucho más sobria y “señorial”, una lástima que haya innovado con esa pantalla(que no está nada mal)de una calidad bastante baja, más por el precio que piden por la camioneta en sí.

    Saludos.-

  9. Miren si no tienen opciones:

    Audi Q5 2.0 stronic quattro 211 cv!
    Bmw X1 3.0 xdrive 265 cv!!
    Bmw X3 2.8i xdrive executive 258 cv!
    Jeep Grand Cherokee Limited 3.6 286 cv!
    Land Rover Freelander i6 Hse 3.2 233 cv!
    Subaru Tribeca 3.6 262 cv!
    Vw Touareg v6 3.6 280 cv!

    Por favor no defiendan mas a la industria nacional con estos productos de hace 15 años nunca comparables con la industria europea, americana y japonesa actual, vamos Cristina todavia!!

  10. 73.000 dolares!! Mi asombro no tiene fin, sera una excelente camioneta, todo lo que quieras, pero habra alguno que pague esa plata teniendo otras opciones importadas, de mejor calidad, motor, seguridad y diseño? yo lo dudo sinceramente.

  11. Que disparate ensima la arman aca en Argentina esta chata en cualquier parte del mundo no existe, otro producto del mercosur…que desastre.

  12. Muy Buena nota Hernan.
    La verdad q la SW4 es la mejor “pick up cerrada ” del mercado con alta potencia y mucho lujo.
    Lo penoso es q esta gravada con tantos impuestos q hace casi imposible q muchos potenciales usuarios pueden llegar a tener.
    Un 10 por la nota y Arawak como siempre…
    Abrazooo desde Esquel

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *