SEAT Altea Freetrack en Argentina

CarsMagazine.- SEAT acaba de sumar a su oferta en el mercado argentino el Altea Freetrack, un modelo de tracción integral –el primero en la historia de la marca– diseñado bajo el concepto de todo terreno, con motorización naftera de 2.0 litros y 200 CV, y un interesante nivel de equipamiento en confort y seguridad. Ya se comercializa en 46.310 dólares.

El primer vehículo de tracción integral de SEAT ofrece una imagen de “todo-terreno”, a la que contribuyen las molduras de plástico que protegen la carrocería. Algo común en varios modelos que hoy se venden en la Argentina, sin que se trate de auténticos 4×4. No es éste el caso del Altea Freetrack, que cuenta con transmisión en las cuatro ruedas a través de un esquema con conexión hidromecánica y mando electrónico tipo Haldex, que garantiza un reparto de fuerza de manera progresiva y precisa. En condiciones de uso normal, la fuerza es transmitida totalmente a las ruedas delanteras, mientras que el reparto pasa a ser hasta del 50% al tren trasero cuando las circunstancias lo requieren.


Como se apuntó, el impulsor es naftero TFSI de 2.0 litros y 200 CV a 5.100 rpm, con un par motor máximo de 280 Nm, constante entre las 1.800 y las 5.000 rpm. Este propulsor, de tecnología de inyección directa, está sobrealimentado por un turbo que forma una sola pieza con el colector de escape. La transmisión es manual de seis velocidades. En performance, la velocidad máxima llega a 214 km/h y la aceleración de 0 a 100 km/h se logra en 7,5 segundos.

En el rubro seguridad, el Altea Freetrack ofrece ocho airbags de serie, con dos airbags traseros laterales optativos; cinturones de seguridad de tres puntos con pretensores y anclajes Isofix traseros. A ello agrega, también de serie, control de tracción y control electrónico de estabilidad, éste último combinado con el sistema “Driving Steering Recommendation”, que detecta la calidad de frenada en cada tren y actúa en consecuencia, transmitiendo un pequeño par al volante para mantener la trayectoria. El ABS también incorpora la ayuda al frenado en emergencia.


El Altea Freetrack ofrece una interesante capacidad de carga de 593 litros en el baúl, una cifra que rebatiendo los asientos traseros puede crecer hasta 1.562 litros. Para el entretenimiento de los pasajeros, tratándose de un vehículo familiar, se destaca un sistema multimedia compuesto por una pantalla TFT de 7 pulgadas, ubicada en el techo, y una conexión RCA, que permite conectar reproductores de DVD, consolas de videojuegos, computadoras portátiles e incluso reproductores de MP3.

El equipamiento de confort se complementa con el climatizador de dos zonas, encendido automático de luces, espejo antideslumbrante, sensor de lluvia, sensor de estacionamiento, control de velocidad crucero, computadora de a bordo, radio CD con MP3, entre otros. Y como opcionales, se ofrece la instalación de teléfono Bluetooth. En el exterior, se le pueden agregar otros accesorios como porta tabla de surf, porta bicicletas o porta esquíes, estriberas personalizadas, molduras exteriores de aluminio para las puertas, defensa delantera, barras de techo y recubrimiento de espejo exterior.

Compartir:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *